¿Con qué armas serán equipadas las tropas aerotransportadas rusas en los próximos años?

Alexéi Filippov/Sputnik
Rusia planea gastar miles de millones de rublos en los próximos años en mejorar las armas y el equipamiento de sus soldados paracaidistas. Se espera que estos cuenten con nuevos sistemas aerotransportados de artillería de nueva generación, así como armaduras de batalla de alta tecnología Rátnik-2

Para el 2025, el Ministerio de Defensa ruso espera haber gastado más de 70 mil millones de rublos en sus fuerzas de infantería y aerotransportadas. Este dinero proporcionará a la "infantería voladora" el equipo que estas fuerzas necesitan desde hace años.

En primer lugar, un nuevo sistema de artillería autopropulsada reemplazará a los desgastados vehículos de la era soviética (el Nona-S y el Sprut-SD, armados con proyectiles de 120 mm y 125 mm).

El nuevo armamento se llama Lotus y tiene dos versiones, una con cañones de calibre 120 mm y la otra con 152 mm. Se supone que debe superar a los sistemas de artillería anteriores en potencia de fuego, alcance de tiro y movilidad.

"Cada vaina del Nona deja un cráter de cinco metros de profundidad. Por lo tanto, la nueva máquina tendrá un poder aún más devastador", nos contó Vadim Kozulin, profesor de la Academia de Ciencias Militares.

Pero mientras este sistema de artillería supera las pruebas que terminarán en un par de años, el Ministerio de Defensa planea cambiar las veteranas máquinas soviéticas por modernas versiones modificadas.

En 2018, las fuerzas aerotransportadas obtendrán 30 sistemas de artillería autopropulsada Sprut-SD de 125 mm que, a pesar de su larga historia, aún pueden perforar el blindaje de muchos tanques modernos.

El ministerio también planea aumentar el número de transportes blindados de personal disponibles para las fuerzas aerotransportadas. Para 2020 las tropas obtendrán 180 vehículos BMD-4. Además del hecho de que este tipo de máquinas pueden lanzarse desde el aire dentro del territorio enemigo junto con los sistemas de artillería Sprut-SD y Nona, son anfibios y pueden moverse sobre obstáculos de superficie acuática a una velocidad de seis millas por hora, con sus cañones de 30 mm completamente operativos. Puede combatir a  fuerzas enemigas mientras navega.

Nuevo equipo personal de batalla

Las fuerzas aerotransportadas fueron las primeras tropas en Rusia en recibir la nueva generación de armaduras de combate Rátnik-2. A finales de 2018 estarán completamente equipadas con estas.

Se trata de un conjunto que integra armas y sistemas de defensa junto con sistemas de soporte de vida y potencia. Un conjunto completo consta de alrededor de 60 elementos que incluyen un chaleco antibalas que puede soportar 10 impactos directos de un rifle de francotirador Dragunov (munición  de 7.62 mm), así como un rifle (AK-12 o AEK-971), un casco con gafas de protección y una serie de dispositivos de reconocimiento y visión. El camuflaje de la armadura también fue especialmente diseñado para hacer que los soldados sean menos visibles para las fuerzas enemigas e incluso para las cámaras de infrarrojos.

Sus fabricantes dicen que a pesar de su peso 20 kg, el conjunto completo es más ligero que el kit similar utilizado por los ejércitos extranjeros.

Si te gustó este texto, te animamos a disfrutar también del este artículo.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies