Cuidado con donde pisas (y donde vuelas): las nuevas minas de Rusia parecen salidas de una película

Tanque T-72B durante la operación de remoción de minas en el distrito Achjói-Martanovski de la República de Chechenia .

Tanque T-72B durante la operación de remoción de minas en el distrito Achjói-Martanovski de la República de Chechenia .

Said Tsarnáev/RIA Novosti
Estos dispositivos pueden abrir agujeros en blindajes de tanques increíblemente gruesos e incluso destruir helicópteros enemigos.

Cómo inmovilizar un tanque

Las minas terrestres más efectivas y ampliamente utilizadas en el Ejército ruso son las minas de antitanque de alto explosivo: TM-62M. Esta innovación de la era soviética (que se convirtió en una piedra angular para el desarrollo de las minas terrestres) parece un inocente disco de metal, pero las apariencias engañan.

Cada mina es colocada individualmente por el zapador, que excava un hoyo y prepara el mecanismo explosivo. Cómo y cuándo se activa la mina también se determina en este momento: por ejemplo, puede explotar tan pronto como las cadenas de un tanque entren en contacto, o puede haber un retraso.

Este tipo de minas es efectivo si necesitas inmovilizar vehículos blindados enemigos, ya que el explosivo de 7.5 kilogramos puede destruir las orugas de un tanque como un cuchillo caliente cortando a través de la mantequilla.

Bombas imán

Una mejora efectiva de la mina es la TM-89, que puede atravesar la gruesa armadura de un tanque. Es cuatro kilos más pesada y puede hacer un agujero en dos centímetros de acero endurecido (los tanques fabricados a fines del siglo XX solo tenían una armadura de alrededor de un cm de grosor).
La característica principal de estos explosivos es una carga electromagnética que reacciona al vehículo que se aproxima, haciendo que la mina "salte" y estalle al impactar. Pero esta arma tiene alguna desventaja.

"Los ingenieros militares deben tener mucho cuidado al instalar estas minas, ya que sus imanes son muy sensibles y reaccionan a todos los objetos metálicos que se encuentran muy cerca. Así que los zapadores no pueden usar chalecos antibalas ni llevar rifles de asalto mientras colocan estas minas", contó Víktor Litovkin, analista militar de la agencia de noticias TASS, a Russia Beyond.

Primeras minas anti helicópteros

Otra innovación interesante se presentó este año, durante el MAKS-2017, en las afueras de Moscú.

Una nueva mina, parte de un sistema portátil de defensa aérea, ha sido creada para combatir helicópteros que vuelen a alturas de hasta 100 metros. Puede parecer ciencia ficción, pero las minas se pusieron a prueba durante el espectáculo, y los resultados fueron fáciles de ver. Trabajan en grupo, colocadas a un par de metros una de la otra, y se activan a través de un sistema acústico que detecta el sonido de los helicópteros que se aproximan.

Cada uno está cargada con 12 rodamientos de bolas de metal que perforan todo lo que encuentran a su paso cuando las minas explotan, volando a una velocidad de 2 km/s.

"El campo de minas es activado y desactivado por el operador de una base militar. Cuando los comandantes son informados de helicópteros amigables o vehículos aéreos no tripulados en una 'zona de peligro', el operador apaga las minas a distancia", comentó el creador del arma, Vladímir Niyázov, a Russia Beyond. Agregó que estas minas formarán parte del arsenal de los militares rusos en 2019.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Lea más