San Petersburgo acomoda tejados para los roofers

“Es mejor subirse a los tejados que no están adaptados para ese propósito".

“Es mejor subirse a los tejados que no están adaptados para ese propósito".

Piotr Kovaliov/TASS
Dentro de poco los visitantes de la capital cultural de Rusia podrán disfrutar de paseos guiados por algunos de los tejados de la ciudad, acondicionados especialmente para los roofers.

Tres tejados seleccionados por las autoridades y equipados con caminos y pasamanos ofrecerán excursiones que imitan la escalada por los tejados, una popular actividad en la ciudad.

Los roofers locales no ven la iniciativa con buenos ojos y afirman que, al eliminar el factor de riesgo, los paseos guiados acaban con la experiencia romántica que supone la escalada. “Es mejor subirse a los tejados que no están adaptados para ese propósito. La adrenalina, los riesgos hacen la experiencia muy emocionante”, comenta un roofer local que prefiere mantenerse en el anonimato.

Los riesgos que supone subirse a un tejado son mínimos: los vecinos que se quejan o las pequeñas multas por vandalismo. Para subirse también hace falta algo de creatividad. Un roofer busca el camino al tejado que haya elegido, estudia las rutas de entrada y salida.

Al mismo tiempo, estos riesgos son muy pequeños. “No es posible para los vecinos o la policía causarnos problemas. Somos muy sigilosos cuando escalamos y tratamos de no molestar a los residentes. Además, nunca descubrirán los caminos que utilizamos”, comenta este roofer local.

Aunque nadie impide que los roofers puedan entrar en los tejados acondicionados por las autoridades. Dependiendo de lo que busques esta medida te parecerá buena o no.