15 motivos por los que nunca debería visitar San Petersburgo

La capital cultural de Rusia no deja de recibir elogios por su belleza... Veamos realmente si es así

Visitas Moscú y luego haces una escapada a la ciudad que llaman la capital del norte de Rusia, ¿no? No exactamente. Solo son 687 kilómetros, nueve horas en tren, nada del otro mundo.

A todo el mundo le encanta San Petersburgo, ¿verdad?  El Ermitage. ¿Uno de los museos más distinguidos de Europa? Demasiado comercial. No mola. 

El festival más importante de San Petersburgo es “Velas Escarlatas”, muy popular por sus espectaculares fuegos artificiales, numerosos conciertos de música y un espectáculo acuático. Hay un barco de verdad, la fragata Standart, navegando en el río Nevá con sus velas rojas. ¿Un millón de visitantes? Para nada. 

Cenas espléndidas, románticas puestas de sol, vistas desde el tejado… No te caigas. 

Los puentes se levantan por la noche, aislándote de la civilización… y de tu hotel.

Residencias zaristas restauradas hasta alcanzar su gloria anterior. Palacios interminables, avenidas, monumentos y catedrales. ¿Algo más, quizás? 

Las restricciones de altura para los edificios hacen que el centro de la ciudad parezca más bien arcaico.

Mansiones horribles, ruinosas. Creo que el romanticismo ha muerto.

Noches blancas. Hora de irse a dormir.

Fiódor Dostoiévski, Iósif Brodski, Anna Ajmátova, Nikolái Gógol, Serguéi Dovlátov, Alexander Blok y Alexander Púshkin recorrieron estas calles. Hay un montón de monumentos y casas museo, pero ¿quiénes eran ellos? 

Arte. Demasiado arte. Insustancial, tonterías pretenciosas. Muy aburrido.

¿Los mejores bares de Rusia? ¿Karaoke gratis? ¿Cócteles rusos especiales? ¿Calles para ir de bar en bar? En realidad hay mucho ruido, y para cuando salga el sol tendrás un montón de amigos rusos y un dolor de cabeza terrible. 

San Petersburgo puede ser difícil de pronunciar, pero por lo menos no te confundirás con el antiguo nombre soviético, Leningrado. Te ayudará el hecho de que el área de alrededor se llama… un momento… Región de Leningrado. Muy lógico. 

Agua, ríos, canales… Extendiéndose a lo largo de más de 40 islas, no es sorprendente que a San Petersburgo la llamen “la Venecia del Norte”. A tu acompañante le encantará dar un romántico paseo en barco alrededor de la ciudad. La peor de las pesadillas.

Generaciones tras generaciones de nobles rusos vivieron, gobernaron y murieron aquí. Soy republicano.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Lee más
Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies