Una sierra, alicates y otros artículos encontrados en el bolso de una mujer

Serguéi Stroítelev
Para la mitad masculina de la humanidad, el bolso de una mujer es como Rusia, un enigma envuelto en un misterio dentro de un enigma. Parece contener elementos para cualquier situación, desde tener que arreglar un clavo roto a salvar el mundo.

Mira el bolso de una mujer. Luego en el montón de cosas que hay dentro. Luego de nuevo en el bolso. ¡El montón de cosas siempre aumenta!

Bueno, quizás ahora, con la ayuda del fotógrafo de San Petersburgo Serguéi Stroítelev, el misterio de los bolsos y mochilas de las mujeres pueda ser finalmente resuelto. El valiente Stroítelev le preguntó a algunas amigas, así como a algunas desconocidas con las que tropezaba en la calle, si podía fotografiar el contenido de sus bolsos.

"Algunas de ellas pensaron que yo era un atracador, otras pensaron que estaba loco, y algunas me ayudaron", recuerda Serguéi.

El fotógrafo pidió permiso para tomar imágenes de los carnés de identidad de las mujeres colaboradoras. En su opinión, la combinación de cada retrato con los objetos personales de las voluntarias, da una visión no trivial de la mentalidad de las mujeres rusas.

Aliona, 17 años, estudiante

Fuente: Serguéi StroítelevFuente: Serguéi Stroítelev

Alexandra, 26 años, diseñadora freelance

Fuente: Serguéi StroítelevFuente: Serguéi Stroítelev

Elena, 56 años de edad, empresaria

Fuente: Serguéi StroítelevFuente: Serguéi Stroítelev

Katia, 37 años, periodista

Fuente: Serguéi StroítelevFuente: Serguéi Stroítelev

Kristina, 19 años, estudiante de arte

Fuente: Serguéi StroítelevFuente: Serguéi Stroítelev

Ksenia, 31 años, fotógrafa

Fuente: Serguéi StroítelevFuente: Serguéi Stroítelev

Liza, 21 años, desempleada

Fuente: Serguéi StroítelevFuente: Serguéi Stroítelev

Lubov, 31 años, galerista

Fuente: Serguéi StroítelevFuente: Serguéi Stroítelev

Masha, 56 años, joyera

Fuente: Serguéi StroítelevFuente: Serguéi Stroítelev

Natalia, 58 años, guardia de seguridad

Fuente: Serguéi StroítelevFuente: Serguéi Stroítelev

Olga, 33 años, desempleada

Fuente: Serguéi StroítelevFuente: Serguéi Stroítelev

Polina, 29 años, costurera

Fuente: Serguéi StroítelevFuente: Serguéi Stroítelev

Svetlana, 24 años, administradora

Fuente: Serguéi StroítelevFuente: Serguéi Stroítelev

Tatiana, 51 años, directora de una institución social

Fuente: Serguéi StroítelevFuente: Serguéi Stroítelev

Uliana, 22 años, profesora de filosofía

Fuente: Serguéi StroítelevFuente: Serguéi Stroítelev

Vera, 62 años, maestra de jardín de infancia

Fuente: Serguéi StroítelevFuente: Serguéi Stroítelev

Olga, 42 años, acosadora profesional y madre de dos

Fuente: Serguéi StroítelevFuente: Serguéi Stroítelev