Los rusos son los mayores amantes de los gatos del mundo

Olga Sokolova/Global Look Press
Al parecer, la mayoría de los rusos alberga secretamente en su interior una loca de los gatos. Según una encuesta del grupo de investigación Dalia, un 59 % de los rusos tiene al menos un gato. Argentina está en quinta posición, por detrás de Ucrania y EEUU.

Rusia tiene el índice más alto de dueños de gatos del mundo. Le sigue Ucrania con un 49 % de su población dueña de felinos y EE UU figura en tercer lugar con un 42 %. Aunque Rusia cuenta con el mayor número de dueños de gatos, los malasios tienen mayor número de gatos. Un 17 % de los malasios tienen tres o más felinos en sus hogares.

 
 

A los autores de la investigación no les sorprende que Rusia encabece la lista. “En Rusia los gatos siempre se han tenido en un pedestal, desde el reinado de la emperatriz Isabel en 1700, donde los felinos, gracias a sus habilidades para cazar ratones, se llevaban al palacio imperial, para vivir entre algodones” –comenta el grupo Dalia, con sede en Berlín.

“Hoy en día, en la parte del Palacio de Invierno que actualmente ocupa el Museo del Hermitage de San Petersburgo, viven todavía unos 70 gatos, para el deleite de la administración, el personal y los visitantes del museo. El pasado fin de semana se celebró en San Petersburgo la Feria Internacional de los Gatos. Y el 1 de marzo los rusos celebraron el Día Nacional del Gato”.

Los resultados del estudio se basan en una encuesta representativa realizada a 43.034 personas de 52 países. Corea del Sur figura en la última posición de la lista: solo el 9 % de la población tiene gato.

 
 

Lea más:

Ocho razas de gato originarias de Rusia

Gatos de todo tipo en la exhibición celebrada en Moscú (vídeo)

Los gatos del Ermitage inspiran una galería de retratos de época

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.