Las 8 mujeres rusas más influyentes

La presidenta del Consejo de la Federación, Valentina Matvienko (a la izquierda), junto con la directora del Banco Central, Elvira Nabiúllina, en el 20º Foro Económico Internacional de San Petersburgo.

La presidenta del Consejo de la Federación, Valentina Matvienko (a la izquierda), junto con la directora del Banco Central, Elvira Nabiúllina, en el 20º Foro Económico Internacional de San Petersburgo.

Maksim Blinov/RIA Novosti
El Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo, presentamos una lista de las mujeres con mayor relevancia social.

Valentina Matvienko, portavoz del Consejo de la Federación

Valentina Matvienko. Fuente: Ramil Sitdikov/RIA NovostiValentina Matvienko. Fuente: Ramil Sitdikov/RIA Novosti

La presidenta del Consejo de la Federación (cámara alta del parlamento) ocupa el tercer puesto más importante del Estado tras el presidente y el primer ministro. Valentina trabajó en el Partido Comunista en Leningrado entre 1970 y 1980. Tras la caída de la URSS ejerció como cónsul en Malta y Grecia; en el año 2000 volvió a San Petersburgo, ya como gobernadora.

Al abandonar el puesto de gobernadora en 2011, Matvienko se convirtió en presidenta del Consejo. Apoya completamente la política de Vladímir Putin, critica las sanciones de Europa (durante su mandato Rusia dejó de ser miembro en la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa) y aboga por una mayor autoridad de las regiones. Matvienko se muestra a favor de que las mujeres tengan un mayor papel en el ámbito político. En febrero bromeó y declaró que “los políticos hombres, con su brutal estilo, no se las han apañado para administrar el mundo”.

Elena Isinbáyeva, dos veces campeona olímpica

Elena Isinbáyeva. Fuente: Grigoriy Sisoev / RIA NovostiElena Isinbáyeva. Fuente: Grigoriy Sisoev / RIA Novosti

Isinbáyeva es la atleta más famosa de Rusia. Cuenta con 28 récords mundiales y el año pasado puso punto y final a su carrera deportiva, aunque fue de la manera más triste posible. La Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF, por sus siglas en inglés) vetó la participación

de los atletas rusos en las Olimpiadas de Río debido a un escándalo de dopaje. La propia atleta no fue acusada de consumir sustancias prohibidas.

“No me han dejado retirarme del deporte como debe ser”, declaró Isinbáyeva, que decidió no quedarse de brazos cruzados. En agosto fue elegida como miembro de la comisión de atletas del Comité Olímpico Internacional. Además también forma parte del Comité Olímpico de Rusia y encabeza la junta de supervisión de la Agencia Rusa Antidopaje. Medio en broma medio en serio afirma que volverá a las Olimpiadas de 2020 de Tokio.

Zelfira Tregúlova, directora de la galería Tretiakov

Zelfira Tregúlova. Fuente: Sergei Piatakov / RIA NovostiZelfira Tregúlova. Fuente: Sergei Piatakov / RIA Novosti

Zelfira Treglúlova es una de las gestoras culturales con mayor experiencia del país. Antes de dirigir la galería Tretiakov de Moscú, Tregúlova estuvo al frente de otros grandes museos del país: el centro de exposiciones ROSIZO y los Museos del Kremlin. También ha supervisado exposiciones de arte ruso en EE UU, Alemania e Italia.

Durante su periodo al frente de la Tretiakov, la popularidad de la pinacoteca más importante de Rusia se ha catapultado. Por primera vez en mucho tiempo las exposiciones del museo se encuentran entre los eventos culturales más populares de la capital. La exposición de Valentín Serov atrajo más de 4.800 personas, y las entradas para la exposición de obras de arte del Vaticano se agotaron en 15 minutos. “Gracias a Tregúlova, la Tretiakov está pasando por una época de renacimiento”, opinan expertos de este ámbito.

Elvira Nabiullina, presidenta del Banco Central de Rusia

Elvira Nabiullina. Fuente: Artyom Korotayev / TASSElvira Nabiullina. Fuente: Artyom Korotayev / TASS

La exministra de Desarrollo Económico, Elvira Nabiúllina, llegó al Banco Central de Rusia en 2013, cuando estaba a punto de eclosionar una grave crisis económica y la inflación se elevaba del 6 al 11%. En su lucha contra la crisis, Nabiullina optó por una política dura dirigida al descenso de la inflación, lo que supuso el aumento de las tasas de interés y el cierre de más de 300 bancos rusos.

Las medidas de Nabiúllina, junto con la estabilización de los precios del petróleo, han provocado el fortalecimiento del rublo. En 2016 la inflación cayó hasta un 5,4%, el valor más bajo en la historia reciente. La directora del Banco Central espera que en 2017 la economía del país empiece a mostrar valores positivos. A pesar de que parte de los analistas piensa que el rublo es una moneda peligrosamente revalorizada, la revista Global Finance ha elogiado las hazañas de Nabiúllina, incluyéndola entre los ocho mejores directores de bancos centrales del mundo en 2016.

María Zajárova, representante oficial del Ministerio de Asuntos Exteriores

María Zajárova. Fuente: Anton Denisov / RIA NovostiMaría Zajárova. Fuente: Anton Denisov / RIA Novosti

En 2015 la diplomática y sinóloga María Zajárova se convirtió en la primera directora del departamento de información y prensa del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia. Se trata de unas de las figuras públicas de mayor relevancia en la diplomacia rusa. Zajárova organiza sesiones informativas cada día en las que explica la posición de Moscú en el ámbito internacional y trata con la prensa.

Ya antes de convertirse en la representante oficial del Ministerio de Asuntos Exteriores, Zajárova había mostrado su que apuesta por una interacción más viva e informal con el resto del mundo. Alterna sus sesiones informativas con comentarios en Facebook donde, a veces de manera irónica y mordaz, muestra su opinión sobre aquellos que critican Rusia. La representante del Ministerio está tiene un estilo desenfadado, alejada de la discreción y cerrazón de la escuela diplomática soviética. Puede ponerse a bailar una danza típica rusa en la cumbre de ASEAN y proponer cantar en Eurovisión sobre Bashar al-Ásad.

Chulpán Jamátova, actriz y cofundadora del Fondo Benéfico

Chulpán Jamátova. Fuente: Evgenia NovozheninaChulpán Jamátova. Fuente: Evgenia Novozhenina

En mayo de 2016 la empresa de investigación YouGov encuestó a los rusos sobre los famosos a los que más admiran. El segundo lugar en la categoría de mujeres fue para la actriz Chulpán Jamátova, solamente por detrás de Angelina Jolie. En sus 20 años de carrera, Jamátova ha rodado casi 50 películas y series. Según ha comentado, participa en 20 espectáculos al mes, pero en Rusia no solo la quieren por su talento como actriz.

En 2006 Jamátova fundó uno de los primeros fondos benéficos de Rusia junto con otra actriz, Dina Korzun. “Podarí Zhizn” (Regala vida) empezó su andadura con un concierto en el que recaudaron 200.000 dóalres para un hospital oncológico infantil. En diez años, “Podarí Zhizn” ayudó a 30.000 niños con enfermedades graves.

Diana Vishniova, primera bailarina del Teatro Mariinski

Diana Vishniova. Fuente: Maxim Avdeev / RIA NovostiDiana Vishniova. Fuente: Maxim Avdeev / RIA Novosti

“Sustituía mi vida fuera del teatro con frecuentes ensayos”, afirma Diana Vishniova recordando su trabajo en Occidente. Vizhniova es una de las bailarinas más trabajadoras del mundo. En una entrevista dice que trabaja 6 horas al día, si bien a muchas de sus compañeras de trabajo les basta con 1 o 2.

La increíble obstinación de Vishniova, junto con su talento, han hecho que se convierta en una de las mejores bailarinas del mundo. Diana baila en los escenarios de más renombre: desde La Scala hasta Convent Garden. Vishniova no tiene miedo de lo nuevo: baila tanto música clásica como danza moderna, y con regularidad presenta proyecto experimentales diseñados por ella misma. En 2013 creó su propio festival: “Context. Diana Vishniova”, en el que participan jóvenes bailarinas y coreógrafos de todo el mundo. Tras 20 años de carrera, Vizhniova sigue siendo una de las bailarinas rusas más importantes.

Uliana Sergueienko, diseñadora de alta costura

Uliana Sergueienko. Fuente: Getty ImagesUliana Sergueienko. Fuente: Getty Images

Los diseñadores de moda rusos se pueden dividir en dos categorías: los primeros están orientados a una audiencia interna y son poco conocidos en el extranjero. los segundos crean el semblante de Rusia en Occidente, pero son poco reconocidos dentro de su propio país. Uliana Sergueienko es autora de la marca llamada Ulyana Sergeenko (lanzada en 2013) y pertenece al segundo grupo: es más fácil ver a los modelos con sus trajes de alta costura en las Semanas de Alta Costura de París que en las pasarelas rusas.

No obstante, Sergueienko afirma: “Por supuesto que somos una marca rusa, incluso si nuestros desfiles tienen lugar en París”. Al crear sus colecciones busca inspiración en la cultura rusa y en la experiencia de las mujeres soviéticas que, sin casas modelo ni diseñadores, tejían vestidos con lo que había. Claro que los ropajes de Uliana Sergueienko son mucho más caros y prestigiosos. Los llevan personajes como Lady Gaga, Rihanna y Beyoncé, y su fuente de inspiración está en Rusia.

 

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.