Periodista egipcio llama Putin a su hijo

Mohamed Mukhtar apoya las políticas del presidente ruso.

Mohamed Mukhtar apoya las políticas del presidente ruso.

Private Archive
Mohamed Mukhtar ha puesto el nombre del mandatario ruso a su hijo. No se trata del primer caso de personas que ponen el nombre de políticos rusos a sus hijo, en América Latina hay quienes se llaman Vladímir, Lenin e incluso, Yeltsin.

Mohamed Mukhtar es periodista y traductor en el periódico egipcio Youm 7. Viaja habitualmente a Moscú y en su perfil de Facebook se pueden ver felicitaciones por el Día de la Victoria y entradas como "Slava Rossii!" (¡Gloria a Rusia!) o "Mi mejora amigo, Vladímir Putin", una cita al rapero ruso Timati.

El periodista acaba de poner el nombre de su "mejor amigo" a su hijo recién nacido. "Allah me dio el hijo y se llama Putin Mukhtar", escribió en las redes sociales junto a una fotografía del niño. "¿Por qué Putin y no Vladímir?". Mukhtar responde decidido que hay muchos Vladimires pero solo un Putin.

Durante un tiempo la política ha influido a la hora de poner nombres a los hijos en Egipto. En 2011, cuando tuvo lugar la revolución que echó del poder a Hosni Mubarak, un joven llamó a su hija Facebook, porque era el lugar en el que la gente se comunicaba y protestaba.

Pero es en América Latina donde hay más tradición de nombrar a los hijos en honor a políticos rusos. Durante el siglo XX, un periodo de expansión de las ideas comunistas en el continente, muchos padres pusieron a sus hijos nombres de líderes soviéticos.

Ilich Rodríguez, el más famoso de todos

APAP

El marxista venezolano José Ramírez asumió de tal manera las ideas leninistas que llamó a sus tres hijos Vladímir, Ilich y Lenin.

El hijo mediano, Ilich Ramírez, tomó las ideas paternas de una manera radical. Durante los años 1968-70 estudió en la Universidad de la Amistad de los Pueblos pero dejó los estudios y se dedicó a la lucha armada.

Ilich es más conocido por el nombre de “El Chacal” y luchó con  el Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP), y posteriormente en un grupo propio. Según sus propias palabras causó entre 1.500 y 2.000 víctimas. Durante años este tocayo de Lenin fue uno de los hombres más buscados del mundo, aunque fue capturado en 1994 y actualmente cumple cadena perpetua en una cárcel francesa.

“El Chacal” ha mantenido sus ideas comunistas aunque no tenía un contacto directo con la URSS. Esa tesis se ha puesto en duda por medios como el inglés The Independent, que afirma que es posible que Ilich coordinase sus acciones con el KGB a través de la Stasi, el temido órgano secreto de la República Democrática Alemana.

Lenin en silla de ruedas

ReutersReuters

Además de Carlos hay otro famoso Lenin latinoamericano socialista:  Lenín Voltaire Moreno Garcés, que fue vicepresidente de Ecuador en el Gobierno de Rafael Correa entre 2007 y 2013. Después de sufrir un disparo perdió la movilidad de sus piernas y posteriormente creó una fundación para promover terapias basadas en la risa y el humor.

Lenín Moreno se mueve en silla de ruedas y ha escrito numerosos libros acerca del humor como la mejor medicina para las enfermedades mentales como físicas. Ha trabajado por mejorar la situación de las personas con movilidad reducida en su país y en 2012 fue nominado a candidato al Premio Nobel de la Paz. Actualmente es el Enviado Especial del Secretario General de Naciones Unidas sobre Discapacidad y Accesibilidad.

El Yelstin costarricense

ReutersReuters

Tras alcanzar los cuartos de final Costa Rica se convirtió en una de las grandes sorpresas del Mundial de fútbol 2014, sin embargo los seguidores rusos se sorprendieron todavía más al ver que en la selección del país centroamericano jugaba Yeltsin. La madre de Yeltsin Tejeda explicó que en 1992 oía tan a menudo el nombre del mandatario ruso por la televisión que decidió ponerle ese nombre a su hijo. Los compañeros de selección ahora lo llama "El ruso", un sobrenombre que le viene como anillo al dedo.

Tejeda jugó todos los partidos del Campeonato del Mundo y cada vez que lo cambiaban los comentaristas rusos bromeaban: "Yeltsin está cansado, se va". El expresidente ruso utilizó estas palabras al dejar su cargo el 31 de diciembre. Después del torneo el club Ural de Ekaterimburgo, ciudad originaria de Borís Yeltsin, quiso ficharlo pero resultó demasiado caro.

Lea más:

Ivánov, Ivanenko, Ivánovich: ¿Qué significan los apellidos rusos?

El apellido es un legado que el individuo recibe de sus antepasados; determina sus raíces genealógicas y, en ocasiones, también su nacionalidad. Algunos creen incluso que en algunos apellidos se puede apreciar también las características de una persona.

 

 

¿Quiere recibir la información más destacada sobre Rusia en su correo electrónico? Pinche en  y reciba cada viernes el material más interesante.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies