Moscú llama a la OTAN a reducir presencia militar aliada en fronteras rusas

Rusia llamó hoy a la OTAN a reducir su presencia militar cerca de las fronteras rusas, la única vía para aumentar la confianza entre ambos bandos, dijo el embajador ruso ante la Alianza Atlántica, Alexandr Grushko.

"Para nosotros está muy claro que sin pasos reales por parte de la OTAN para reducir la actividad militar en las zonas fronterizas con Rusia no será posible entablar un diálogo sobre medidas para reforzar la confianza", dijo Grushko a medios locales.

El diplomático ruso subrayó que "la política y la planificación militar cimentada en la contención no es compaginable con las declaraciones sobre la necesidad de nuevas medidas para aumentar la confianza".

Recordó que la Alianza ha desplegado en zonas fronterizas con Rusia tanto armamento como arsenales, además de crear nuevas estructuras de mando.

Grushko admitió que Rusia y la OTAN carecen de una "agenda positiva" de cooperación y que todos los proyectos que fortalecieron en su momento la seguridad de ambas partes han sido suspendidos.

En particular, mencionó la suspensión de la cooperación en la lucha contra el terrorismo o el adiestramiento de cuadros para combatir el tráfico de drogas en Afganistán y Pakistán.

Subrayó que Rusia "no se siente en absoluto incómoda por la ausencia de cooperación con la OTAN", ya que coopera con otros socios abiertos al diálogo en otros formatos para garantizar su seguridad.

"A su vez, está la parte negativa de que Rusia y la OTAN son los principales factores de seguridad en Europa", añadió.

En cuanto al reciente incidente con el destructor estadounidense Donald Cook, al que, según el Pentágono, se acercaron peligrosamente dos cazas rusos, Grushkó aseguró que el objetivo de EEUU era "ejercer presión militar sobre Rusia".

"¿Cuál era la misión del Donald Cook que se encontraba cerca de (el enclave ruso) Kaliningrado? ¿Pueden imaginarse un destructor equipado con misiles de crucero con un alcance de 2.500 kilómetros y que porta cabezas nucleares en algún lugar en Nueva York o en el Golfo de México?", dijo.

Al mismo tiempo, el embajador ruso reconoció que la reunión de hoy, la primera en más de dos años, había sido "sustancial", ya que se abordaron todos los aspectos relacionados con la seguridad en Europa.

Grushko subrayó que la misma convocatoria de la reunión "es el reconocimiento de que, primero, el proyecto bajo el nombre de 'aislamiento de Rusia' no ha tenido éxito. Es evidente que sin Rusia no es posible solucionar ni arreglar ni uno solo de los problemas internacionales".

El secretario general de la Alianza Atlántica, Jens Stoltenberg, admitió en rueda de prensa que la OTAN mantiene "profundos desacuerdos" con Rusia a causa de la crisis ucraniana y que "la reunión de hoy no ha cambiado eso".

La OTAN suspendió el 5 de marzo de 2014, poco antes de la anexión rusa de la península ucraniana de Crimea, su cooperación práctica con Moscú.

Al respecto, aseguró que esa cooperación no se reanudará hasta que Rusia respete el derecho internacional, y dejó claro que los aliados siguen apoyando "firmemente" la soberanía e integridad territorial de Ucrania" y no reconocerán "la anexión ilegal de Crimea".

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies