La belleza de las montañas osetias

La única manera de llegar a Chefandar y a sus campos llenos de flores y manantiales es a caballo. Muy pocos turistas están dispuestos a ello así que los pastores son casi los únicos que disfrutan de este excepcional paisaje.  Lea más:    Las cinco maravillas de Kamchatka     Siete maravillas de Siberia que debería visitar antes de morir  ¿Quiere recibir la información más destacada sobre Rusia en su correo electrónico? Pinche en  y reciba cada viernes el material más interesante.

La única manera de llegar a Chefandar y a sus campos llenos de flores y manantiales es a caballo. Muy pocos turistas están dispuestos a ello así que los pastores son casi los únicos que disfrutan de este excepcional paisaje. Lea más: Las cinco maravillas de Kamchatka Siete maravillas de Siberia que debería visitar antes de morir ¿Quiere recibir la información más destacada sobre Rusia en su correo electrónico? Pinche en  y reciba cada viernes el material más interesante.

Anton Agarkov
Osetia del Norte-Alania es una república del Cáucaso Norte limítrofe con Kabardino-Balkaria al oeste, Stávropol al norte y Chechenia e Ingushetia al este y Georgia al Sur.
A finales de los años 80 las relaciones entre Georgia y Osetia del Sur comenzaron a deteriorarse. En 2008 hubo un conflicto armado, conocido como la guerra de los cinco días. Rusia y tres países más reconocieron la independencia de Osetia del Sur. Antes de la guerra había numerosos turistas pero el número de visitantes se redujo drásticamente en Osetia del Sur y en Osetia del Norte tras el conlficto. 
La primavera llega tarde a esta región. En su momento álgido los campos se cubren de una alfombra de hierba de diferentes colores y de amapolas.
En las montañas se pueden encontrar las ruinas de antiguas ciudades, casi todas destruidas y olvidadas.Lea más: 5 joyas naturales de Rusia a punto de desaparecer
El lugar más famoso de Osetia del Norte es la ciudad de los muertos situada en el pueblo de Dargavs. Esta necrópolis de los siglos XV-XVII es un testamento único de los hábitos funerarios del Cáucaso. Las familias locales más pudientes no enterraban a los muertos en el suelo, sino que construían criptas. Hay muchas de ellas en las afueras de los pueblos osetios y la de Dargvas es la más grandes.Lea más: Los 7 lugares más escalofriantes de Rusia
Actualmente la situación en Osetia del Norte es tranquila, aunque hay pocos turistas porque consideran que el área es insegura.
Lea más: Paisajes remotos donde solo se puede llegar con mochila
Los que deciden quedarse a vivir en las montañas viven según las tradiciones osetias y acumulan los bienes necesarios para vivir.
Muchas de las personas que han vivido durante generaciones en las montañas bajan a vivir a los valles porque la vida en las montañas es muy dura, sobre todo en invierno.Lea más:  La dura vida de las mujeres rusas en el norte del país
Actualmente un hombre vive en el castillo abandonado situada en la garganta de Digorskoye, en Osetia del Norte-Alania.
Los bravos turistas que llegan hasta esta región se encuentran con una naturaleza muy poco explotada y con la hospitalidad caucásica. 
Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies