Los Lada vuelven a Cuba tras una larga ausencia

Lada Vesta.

Lada Vesta.

Reuters
A lo largo de este año llegarán a la isla 300 vehículos. El consorcio ruso AvtoVAZ está muy interesado en el mercado cubano.

“La última vez cuando vendimos nuevos coches a Cuba fue hace 12 años. Ahora nos preguntamos cómo volver a este mercado”, declaró el presidente del consorcio AvtoVAZ, Nikolái Mor, durante una presentación en La Habana la semana pasada. Los modernos modelos que llegarán a la isla serán Vesta y Largus.

“AvtoVAZ está intereso en el mercado cubano de automóviles. La demanda de los coches es alta y el embargo al suministro de nuevos vehículos se ha levantado hace relativamente poco”, cuenta a RBTH el redactor jefe del portal AutoBusinessRevue, Evgueni Yeskov. Durante medio siglo el parque local de automóviles se componía de los coches norteamericanos y soviéticos de segunda mano. Los cubanos conocen la marca Lada, lo que favorece a AvtoVAZ”, comenta el experto.

Los primeros ejemplares llegarán a la isla en mayo y pasarán a disposición de las compañías de taxi, de coches de alquiler y compañías turísticas. Si pasan la prueba con éxito se tomará la decisión para la adquisición de más coches rusos. El contrato del nuevo suministro podría firmarse en 2018. 

Según Evgueni Yeskov, la partida de prueba -compuesta por 300 automóviles- permitirá ver con claridad si merece la pena exportar coches a Cuba. “Lo más probable es que este volumen sea óptimo por el momento. El resto dependerá de los resultados”, dice el experto.

Según los datos del portal Lada.ru, el precio medio de un coche Lada Largus en Rusia se estima en 10.000 dólares. Un Lada Vesta cuesta 11.000 dólares. “Hay que tener en cuenta que el nivel de ingresos en Cuba no es alto, por lo tanto, son muy pocos los que pueden permitirse comprar un vehículo nuevo”, añade el experto.

“En el futuro Cuba puede ser uno de los mercados más importantes para AvtoVAZ, pero no será el principal, ya que es poco probable que las ventas en la isla puedan satisfacer completamente las necesidades de la empresa”, considera Yeskov.

El embargo a la venta de nuevos automóviles se impuso en 1959 y estuvo vigente hasta 2013. Durante ese periodo en Cuba solo se podían comprar y vender automóviles de segunda mano. La isla recibía algunas partidas de automóviles de la URSS y otros países socialistas, pero en su mayoría fueron camiones, ambulancias y camiones de bomberos.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.