Putin y Abe acuerdan proyectos económicos conjuntos en las Kuriles

Shinzo Abe y Vladímir Putin.

Shinzo Abe y Vladímir Putin.

Mijaíl Kliméntiev / RIA Novosti
En la ciudad japonesa de Nagato finaliza el primero de los dos días de la cumbre entre el presidente de Rusia, Vladímir Putin, y el primer ministro japonés, Shinzo Abe. Los dos líderes políticos han estudiado un acuerdo de paz, han recuperado los contactos militares y, si los medios de comunicación están en lo cierto, han acabado el día bañándose en unas fuentes termales.

La principal cuestión que han discutido Shinzo Abe y Vladímir Putin cara a cara a puerta cerrada en Nagato, ciudad natal del líder japonés, está relacionada con las islas Kuriles.

Al finalizar la parte privada de la cumbre, Abe ha declarado a los medios de comunicación que se ha discutido la firma de un acuerdo de paz, el acceso libre a las islas Kuriles para sus antiguos habitantes y proyectos económicos conjuntos en cuatro islas (Iturup, Kunashir, Shikotan y el grupo de islas Jabomai).

Según Yuri Ushakov, asistente del presidente de Rusia, los líderes han tardado 40 minutos para redactar el texto de la declaración conjunta. Esta se hará pública el 16 de diciembre.

Nagato (Japón). Foto: Getty ImagesNagato (Japón). Foto: Getty Images

Un retraso de 3 horas

Vladímir Putin llegó al aeropuerto de Nagato con un retraso de tres horas. Según su secretario de prenda, Dmitri Peskov, el retraso está relacionado con la agenda de trabajo del presidente y no es intencionado.

“Sí, realmente hemos tenido un pequeño retraso y, sin duda, nuestros socios japoneses estaban al corriente de ello. Esto se debe simplemente a complicaciones en la agenda de trabajo del presidente, a ciertos asuntos relacionados con Siria” — aclaraba Peskov.

Después del encuentro en el aeropuerto, Shinzo Abe acompañó a su huésped al hotel Otani Sanso, donde se celebraron varios encuentros en distintos formatos, entre ellos una reunión individual con la única presencia de los traductores.

Recuperación de los contactos militares

La primera noticia importante revelada a los medios de comunicación fue la recuperación de los contactos militares en el formato “dos más dos”.

“Hoy se ha acordado que es necesario recuperar también otros mecanismos del diálogo bilateral que durante los últimos años se encuentran congelados. Me refiero, entre otras cosas, a los contactos entre militares y en el formato anterior “dos más dos”: ministros de Asuntos Exteriores y ministros de Defensa” — declaraba Lavrov al finalizar la primera ronda de negociaciones entre Putin y Abe.

Siria, Ucrania y EE UU

Además de las cuestiones bilaterales, Putin y Abe debatieron acerca de las relaciones internacionales, entre ellas la situación en Siria y en Ucrania. Los dos líderes coinciden en la memoria de la necesidad de cumplir los acuerdos de Minsk. Según Lavrov, en estas cuestiones las posturas de ambas partes coinciden o son muy cercanas.

Las partes también trataron cuestiones de seguridad en la región Asia-Pacífico, incluida la presencia en la región de elementos del sistema estadounidense de defensa antimisiles.

“Creemos que nuestros socios japoneses han empezado a comprender mejor la preocupación de Rusia en este aspecto. Pero hemos constatado que en cualquier caso, Rusia y Japón, a pesar de las relaciones especiales que Japón mantiene con EE UU, están interesadas en colaborar estrechamente en los formatos que existen en la región Asia Pacífico para los problemas de la seguridad” — declaraba el ministro.

Fuentes termales y fugu

Según los medios de comunicación, después de las negociaciones Vladímir Putin y Shinzo Abe tenían previsto relajarse en unas fuentes termales locales (onsen), comer pescado fugu y contemplar las estrellas.

El 16 de diciembre Putin y Abe ofrecerán una rueda de prensa conjunta y participarán en un foro de negocios ruso-japonés, tras el cual se espera la firma de un gran número de acuerdos. En estos momentos únicamente se sabe que Alfa Bank y Sumimoto Mitsui Banking Corporation (SMBC) han firmado un acuerdo sobre la financiación de operaciones de exportación e importación entre los dos países por un importe total de hasta 150 millones de dólares.

Lea más:

Los militares rusos, en contra de entregar las Kuriles del Sur a Japón

EE UU podría instalar bases militares en las islas Kuriles del Sur si estas se ceden a Japón. Además de sus preocupaciones en materia de seguridad, los militares rusos citan otras razones importantes para que Moscú no firme ningún acuerdo con Tokio sobre la disputa territorial

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.