La tregua en Siria se tambalea

Reuters
Una semana después de que entrase en vigor el acuerdo de alto en fuego entre Rusia y EE UU, el acuerdo parece frágil. Aunque no haya habido un parón total sí que ha supuesto una reducción de las hostilidades.

Rusia y EE UU se habían dado una semana para empezar a coordinarse para bombardear conjuntamente al IS y al grupo yihadista Frente de Conquista del Levante. Pasado este tiempo el acuerdo sigue en vigor, aunque la situación es extremadamente delicada.

Rusia considera inútil la tregua en Siria si la cumplen solo las tropas gubernamentales, informó este lunes el jefe de la dirección de operaciones del Estado Mayor General de Rusia, teniente general Serguéi Rudskói, informa Sputnik.

"Al tener en cuenta que los combatientes no cumplen las condiciones del régimen del cese de combates, consideramos inútil su cumplimiento de manera unilateral por las tropas gubernamentales", dijo el militar.

Durante el fin de semana el cruce de acusaciones llegó hasta la ONU. El Consejo de Seguridad mantuvo una reunión de urgencia solicitada por Rusia después de que EE UU bombardeara de manera “no intencionada” posiciones del Ejército sirio provocando la muerte de 62 militares sirios y más de 100 heridos.

La embajadora de EE UU ante la ONU, Samantha Power, calificó la cita del Consejo como una "artimaña" y una "distracción de lo que está pasando en Siria, informa Efe. Mientras que Vitali Churkin, su homólogo ruso, explicó que con esa acción militar EE UU había violado dos compromisos: “observar el alto al fuego acordado y respetar las posiciones de las Fuerzas Armadas sirias”.

Desde el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, la portavoz Maria Zajárova fue más allá, acusó a EE UU de defender al Estado Islámico. "Si antes teníamos la sospecha de que el Frente al Nusra es protegido, ahora, después del bombardeo de hoy contra el Ejército sirio llegamos a una terrible conclusión para todo el mundo: la Casa Blanca está defendiendo al Estado Islámico", dijo en declaraciones al canal Rossia 24.

El ministro Lavrov también se refirió a las actuaciones de EE UU y propuso a Kerry que hicieran

públicos los acuerdos para evitar malentendidos y ambigüedades en su interpretación. Además el ministro ruso recordó que una de las claves para poder implementar el acuerdo es la distinción entre la oposición moderada y los terroristas del Estado Islámico. El propio Putin declaró el sábado que Washington "no es capaz de separar a la así llamada oposición moderada de aquella otra oposición semicriminal y de los elementos terroristas". Hoy mismo fuentes del Ministerio de Defensa criticaban que la escasa reacción de EE UU a las solicitudes rusas solicitudes rusas de prestarle información sobre las zonas controladas por los terroristas en Siria.

Aunque se hayan reducido los combates y el acuerdo siga en vigor, el sábado los observadores rusos habían constatado más de 200 violaciones del acuerdo. En las últimas 24 horas los ataques ascienden a 53, según fuentes del Ministerio de Defensa.

Los expertos consultados ya señalaban la dificultad para llevarlo a cabo. Nikolái Sújov, de la Academia Rusa de las Ciencias, cree que la desconfianza existente entre Rusia es un obstáculo para la implementación del acuerdo. Además considera que “el tiempo de la tregua da el tiempo suficiente a las fuerzas de la oposición y a los yihadistas para reagruparse e intensificar sus capacidades de lucha. Esto implicará el aumento de la violación del acuerdo. De hecho el acuerdo para el alto el fuego no beneficia al Ejéricito sirio ni a las fuerzas progubernamentales, ya que detuvo la ofensiva sobre Alepo”.