10 impresionantes estaciones fluviales soviéticas (Fotos)

N. Lóginov/Sputnik
Los cruceros fluviales eran muy populares en la Unión Soviética. Barcos gigantes, con restaurantes y entretenimiento a bordo, y visitas guiadas en las ciudades. Todo ello a un precio razonable.

Se organizaron varios cruceros fluviales y marítimos desde el Ártico soviético hasta el Mar Negro, a lo largo de los ríos Urales y Siberianos, y en el Lejano Oriente, que duraban desde un par de días hasta varias semanas. Para ello, en todo el país se construyeron hermosas y modernas terminales fluviales y marítimas, que se convirtieron en atracciones adicionales de sus respectivas ciudades.

1. Terminal Fluvial del Norte en Moscú

Uno de los primeros edificios construidos al estilo del Imperio estalinista, la Terminal Fluvial del Norte era la principal puerta de entrada para los viajeros a los ríos Volga y Don y a los mares Negro y Caspio. Desde la distancia, parece un enorme barco, coronado por una aguja de 27 metros. La terminal estaba rodeada de un hermoso parque con monumentos de estilo naval y cafés. Por cierto, todavía funciona.

2. Puerto fluvial de Volgogrado

Los cruceros por el río Volga incluían varias ciudades antiguas como Yaroslavl, Kostromá, Nizhni Nóvgorod, Kazán, Samara... hasta llegar a Volgogrado o Astracán, en el sur del país. Un viaje de Moscú a Volgogrado dura más de una semana, pero nunca te aburrirás gracias a los maravillosos paisajes y a los paseos que se pueden dar por las ciudades.

3. Terminal fluvial de Nizhni Nóvgorod

Estación fluvial en 1974.

Si miras desde arriba la terminal de Nizhni Nóvgorod, te darás cuenta de que se parece a un barco. Construida en 1964 en la confluencia de los ríos Oka y Volga, durante la época soviética era una de las terminales fluviales más concurridas de la ruta, acogiendo a cientos de turistas cada día. Además de los cruceros, se podían hacer pequeñas excursiones en barco a los distritos vecinos por el río. 

4. Terminal fluvial de Tver

Terminal fluvial en Tver, en la década de 1990.

Al igual que en Moscú, la terminal fluvial de Tver se construyó en estilo Imperio estalinista. Los arquitectos soviéticos diseñaron la terminal en 1938 y la colocaron entre los edificios del siglo XIX. Situada cerca del centro de la ciudad, puede aceptar hasta 500 pasajeros a la vez y es una popular atracción de la ciudad.

5. Puerto fluvial en Úglich

Terminal fluvial e iglesia en Uglich, 1965.

Úglich es el puerto más cercano a Moscú (a unos 200 km) y una de las ciudades más visitadas de la famosa ruta turística conocida como Anillo de Oro. Casi todos los barcos que salen desde Moscú hacia el Volga hacen parada aquí. Esta antigua ciudad y centro de la arquitectura tradicional rusa acoge cada año a más de 1.000 barcos fluviales.

6. Puerto fluvial de Krasnoyarsk

Vista de una terminal fluvial en Krasnoyarsk, Siberia Oriental, 1965.

En Siberia es posible viajar por el río Yeniséi. En la época soviética se construyeron decenas de terminales fluviales. Uno de los mayores centros estaba en la ciudad siberiana de Krasnoyarsk, que se parece a la terminal de Moscú. En 1958, este edificio ganó la medalla de plata en la Feria Mundial de Bruselas.

7. Terminal fluvial en Salejard

Terminal fluvial de pasajeros de Salejard, 1964.

La única ciudad situada justo en el Círculo Polar, patria de los mamuts y la aurora boreal, tenía también su terminal fluvial para pasajeros. La temporada de navegación era más bien corta, sin embargo, los viajeros podían visitar Omsk, Surgut, Nizhnevartovsk y otras grandes ciudades siberianas.

8. Terminal fluvial de Omsk 

La gente visita un restaurante dentro de una terminal fluvial en la ciudad de Omsk, 1968.

En el interior de la terminal no solo hay oficinas de reservas y una sala de espera, sino también cafeterías y tiendas. Esta es una vista desde arriba del restaurante principal de la terminal de la ciudad siberiana de Omsk. Incluso han colocado palmeras en el vestíbulo.

9. Terminal fluvial en Jabárovsk

Barcos en Jabárovsk, 1979.

En la Unión Soviética, Jabárovsk era el eje central de los barcos fluviales en el Lejano Oriente, que ofrecían viajes por el río Amur. Además de los turistas locales, acoge a mucha gente de Japón y China.

10. Terminal marítima de Sochi

Los pilotos-cosmonautas Andrian Nikolaiev (izquierda) y Pavel Popovich en Sochi, 1962.

Aunque esta terminal no es estrictamente un puerto fluvial, alberga barcos fluviales que remontan el río Sochi. Su enorme aguja es el punto de referencia más reconocible de la estación del mar Negro de Sochi.  Visitar este edificio estaba incluido en las visitas guiadas para los turistas soviéticos y extranjeros que iban a Sochi. Construido en 1955, sigue siendo un lugar popular para los paseos nocturnos de los veraneantes.

LEE MÁS: Estos son 5 de los ríos más increíbles de Rusia

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies