Estos son 5 de los ríos más increíbles de Rusia

Legion Media
Para ver cuatro de estos cinco ríos más importantes de Rusia, hay que viajar a Siberia, mientras que el famoso Volga serpentea por la parte europea del país.

La banda favorita del presidente Putin, Liubé, tiene una canción con las siguientes palabras: “Desde el Volga hasta el Yeniséi no se pueden contar los kilómetros con los pies. Desde el Volga hasta la Rusia de Yeniséi, tú eres mi Rusia”. Hay una razón por la que los ríos ocupan un lugar tan destacado en las canciones, la poesía y el arte rusos: son el alma del país. Aquí tienes cinco de los más grandes e impresionantes.

1. Lena

El río más largo de Rusia, el Lena, mide 4.400 km. En comparación, uno de los ríos más grandes de Europa, el Danubio, tiene una longitud de 2.860 km.

El nacimiento del Lena no está lejos del lago Baikal, y fluye a través de la región de Irkutsk antes de serpentear por el permafrost de Yakutia. El río finalmente desemboca en el mar de Láptev, en el océano Ártico.

En invierno, el Lena está cubierto de una gruesa capa de hielo, que no se derrite completamente hasta mediados del verano. Esto no impide que el tramo acuático sea utilizado como la principal ruta de transporte en Yakutia. Dos cruceros recorren con frecuencia sus aguas.

Por cierto, Lena es también un nombre femenino muy popular en Rusia. Es el diminutivo de Elena.

2. Obi

La cuenca del río Obi, con todos sus afluentes, es la más grande de Rusia, con una superficie de 2,99 millones de kilómetros cuadrados. Para poner esto en perspectiva, este espacio es mayor que la superficie de toda Argentina. El Obi se extiende a lo largo de 3.650 km y su principal afluente, el Irtish, le otorga casi 600 km más de longitud.

El Obi se origina en Altái y serpentea a través de Siberia occidental hacia el mar de Kara, en el norte.

En Novosibirsk, que es la tercera ciudad más grande de Rusia en términos de población, se puede ver al Obi en todo su esplendor. En las orillas se encuentran varias ciudades grandes como Barnaúl (la capital del Krái de Altái), Surgut y Salejard.

3. Yeniséi

Otra maravilla siberiana, el Yeniséi real, con todos sus afluentes, mide 5.500 km. Sin los afluentes: 3.487 km. Se cree que esta es la frontera natural entre Siberia occidental y oriental. Por cierto, además del Obi, este desemboca en el mar de Kara, mientras que el río nace en una región chamánica llamada Tuvá, que es el centro geográfico de Asia.

Una de las vistas más impresionantes del Yeniséi se puede observar desde Krasnoyarsk. La parte del Yeniséi que fluye a través de la ciudad acoge varias islas grandes, una de las cuales incluso tiene un estadio. El impresionante puente de Kommunalni, representado en el billete de diez rublos, se extiende sobre el río.

El Yeniséi es alimentado por el Angará (su mayor afluente), que es el único río que nace del lago Baikal.

4. Volga

Es el río más largo de Europa, con 3.531 km, y quizás el más popular y conocido de Rusia. El Volga, en Rusia, es conocido como la “madre Volga”. El río ha sido durante mucho tiempo una fuente de ingresos para la mitad de la población del país, pasando por un gran número de “ciudades perleras” rusas y cuatro ciudades con una población de más de un millón de habitantes (Nizhni Nóvgorod, Kazán, Samara y Volgogrado), que se encuentran en sus orillas.

Si no sabes qué ciudad visitar, haz un viaje en barco desde Yaroslavl y visita algunos pueblos pequeños del Anillo de Oro. El Volga comienza en las colinas de Valdái, situadas en la región de Tver, y desemboca en el mar Caspio.

El Volga aparece en incontables obras de arte rusas. Entre las más famosos se encuentran Los sirgadores del Volga, de Iliá Repin, las obras de Alexánder Ostrovski y Maxímm Gorki, ambos crecidos a orillas del río. Y, por supuesto, docenas de canciones y algunas películas también.

5. Amur

Este río del extremo oriental se origina en la frontera china desde la confluencia de dos ríos, el Shilka y el Argún. El Amur se extiende a lo largo de 2.824 km y desemboca en el estuario del Amur, que se encuentra entre el continente y la isla de Sajalín.

A lo largo del río hay ciudades importantes como Blagovéshchensk, Jabárovsk y Komsomolsk del Amur. Parte del río fluye incluso a través de China y Mongolia. Desde la antigüedad, los chinos han llamado al Amur el “Dragón Negro”, nombre que (según la leyenda) ha disuadido a la gente de pescar en sus aguas. El Amur es el hogar de un gran número de esturiones y tiene muchas especies de peces nativos únicos, el más grande de ellos, el kaluga, puede alcanzar de cuatro a cinco metros de largo.

Uno de los verdaderos milagros del Amur es el puente de Jabárovsk, que recorren el ferrocarril transiberiano y la autopista del Amur. Fue construido en 1916 y aparece representado en el billete de 5.000 rublos.

Bonus - Don

Comparado con los gigantes siberianos y el Volga, el Don puede parecer un pequeño río. ¡Sin embargo, es el quinto río más largo de Europa! Nace en la región de Tula, a unos 200 km al sur de Moscú, y desemboca en el mar de Azov, en el sur de Rusia. Una de las ciudades más grandes del país se extiende a lo largo del delta del Don, Rostov del Don.

Pincha aquí para conocer siete lugares de Rusia a los que se solo se llega por agua.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies