La primera gran victoria del Ejército Rojo contra los nazis en la Segunda Guerra Mundial (Fotos)

Fue en noviembre de 1941, cuando se produjo la primera liberación de Rostov del Don.

Tras la contraofensiva del Ejército Rojo cerca de Moscú en el invierno de 1941-1942, el plan alemán para tomar la capital soviética- llamado Tifón- fracasó por completo. La Wehrmacht fue rechazada a unos pocos cientos de kilómetros de la capital. Contrariamente a la creencia popular, sin embargo, esta no fue la primera gran derrota del Tercer Reich en el Frente Oriental. Una semana antes de que se produjera el avance sobre Moscú, se liberó más al sur una de las ciudades más grandes de la URSS, Rostov del Don.

El 21 de noviembre de 1941 el 1er Ejército de Tanques del General Ewald von Kleist tomó Rostov del Don. Esta ciudad es un centro industrial con medio millón de habitantes y un cruce clave de ferrocarriles y carreteras. Conocida en la URSS como la "perla del Don", para los alemanes era la “puerta del Cáucaso”, el camino que se abría a los campos de petróleo del sur soviético.

La ocupación de Rostov del Don

Los nazis acabaron con el 56º Ejército del general Fiódor Remezov, que defendía la ciudad en la orilla izquierda del Don. Sin embargo, los alemanes, desangrados en duras batallas, no pudieron avanzar más y se atrincheraron. Comenzó entonces la llamada “semana sangrienta” de Rostov del Don. La división de las SS Leibstandart SS Adolf Hitler ejecutó a más de 1.000 civiles y los cadáveres yacían apilados en plazas y calles. Hay una foto muy conocida en la que aparece Viktor Cherevichkin, de 16 años, fusilado por desobedecer la orden de las autoridades de ocupación de destruir todas las palomas de la ciudad (para que no se utilizaran para la comunicación) y guardó durante una semana los pájaros que tenía. En los juicios de Nuremberg, esta fotografía fue una de las pruebas de los crímenes nazis.

El Ejército Rojo no asumió de buena gana la pérdida de Rostov. El 27 de noviembre tres ejércitos soviéticos (e 37, el 9 y el 56) atacaron la ciudad desde diferentes direcciones. La infantería cruzó el hielo delgado del Don congelado e inmediatamente se enfrentó en feroces batallas con el enemigo, a menudo en combates cuerpo a cuerpo.

Adolf Hitler prohibió categóricamente al comandante del Grupo del Ejército Sur, al Mariscal de Campo General Gerd von Rundstedt, dejar Rostov del Don, pero militar alemán ignoró esta orden. Después de varios días de batallas callejeras, el primer ejército alemán comenzó a retirarse de la ciudad para evitar ser rodeado. El Führer retiró inmediatamente a Rundstedt, y lo reemplazó por el Mariscal de Campo General Walter von Reichenau, quien, sin embargo, continuó la retirada. Hitler decidió apresurarse con la decisión, voló donde se encontraba el Ejército Sur en Poltava. Después de enfrentar la situación, admitió su error y se disculpó personalmente con Rundstedt, quien más tarde continuó su servicio en la Francia ocupada.

General Gerd von Rundstedt

Tras liberar Rostov del Don el 29 de noviembre, el Ejército Rojo echó a las tropas alemanas a 60-70 km de la ciudad, hasta la frontera del río Mius, donde la ofensiva soviética se detuvo rápidamente. Durante mucho tiempo el frente soviético-alemán en el sur se estabilizó. La victoria en Rostov no solo elevó la moral de los soldados y civiles soviéticos en todo el país, sino que también no permitió que Reich trasladara las reservas a Moscú, donde el 5 de diciembre comenzó un contraataque a gran escala. Como un oficial de la Wehrmacht declaró más tarde: “Nuestros problemas comenzaron con Rostov…”. 

Batallas callejeras en Rostov del Don

Durante los siguientes siete meses, Rostov fue una ciudad de primera línea que fue frecuentemente bombardeada por la Luftwaffe. Contaba con docenas de hospitales y las instalaciones restantes producían armas y municiones, uniformes y equipo para el ejército.

Liberación de Rostov del Don, 1941

Tras el catastrófico fracaso de la ofensiva soviética cerca de Jarkov en mayo de 1942, las tropas alemanas pudieron abrirse paso hasta el Don, el Volga y el Cáucaso. El 24 de julio del mismo año Rostov del Don fue ocupado de nuevo por la Wehrmacht. El Ejército Rojo solo pudo liberar la ciudad después del triunfo de Stalingrado en febrero de 1943. Esta vez fue definitivo.

LEE MÁS: ¿Cuántos soviéticos murieron durante la Segunda Guerra Mundial? 

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies