Leningrado de los 70: Una ciudad que ya no existe (Fotos)

Desde entonces, el lugar de nacimiento de la Revolución Rusa ha recuperado su nombre original, San Petersburgo, y también se ha despojado de muchos atributos de la época capturada por el fotógrafo Ígor Kravchenko.

Los famosos y bien formados patios interiores de la ciudad siguen ahí, por supuesto. Pero entrar en ellos ahora no es tan fácil ya que muchos han sido cerrados con llave, con acceso sólo para los residentes.

Por la misma razón, las puertas de arco de los patios quedan ahora también fuera del alcance de los curiosos. Y los coches que ves en las fotos probablemente los encontraras ahora en colecciones de coches antiguos, en lugar de en la calle. 

Después de la década de 1970, los tranvías dejaron de recorrer el puente de la Trinidad durante mucho tiempo. Sin embargo, recientemente, la ruta ha sido restaurada y ahora incluso tiene un tranvía antiguo y “museo” funcionando.

Esta es una vista panorámica de algunos transportes antiguos más cruzando el puente de Berlín sobre el Fontanka.

Por desgracia, los tranvías como estos han desaparecido para para siempre.

Los caballos han sido reemplazados por Uber.

Hoy en día, el tráfico cerca de la catedral de San Isaac está tab congestionado que ya no es posible dar un paseo por allí como el hombre de la foto.

Estos malecones a lo largo del río Moika, no muy lejos de la catedral de San Isaac, están en la actualidad llenos de coches.

Ya no te encontrarás con vehículos como estos en la calle Pestel. Y la moda elegida por los residentes de San Petersburgo en estos días es bastante diferente.

Nunca verás la Nevski Prospekt desierta como en esta fotografía hoy en día, ni siquiera de noche.

Encontrarte un callejón colorido como este, con adoquines y una panadería soviética en la esquina, sería todo un desafío en la ciudad de hoy.

LEE MÁS: Fotografías de San Petersburgo hace más de un siglo

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies