A vueltas con el mausoleo de Lenin, ¿qué hacer con la momia del líder comunista?

Foto de archivo/Legion Media
Los arquitectos han barajado la posibilidad de convertir este templo comunista en un museo, mientras que la cuestión del cuerpo de Lenin siempre ha sido un tema candente entre los rusos.

El primer mausoleo de madera apareció en la Plaza Roja en 1924, justo después de la muerte de Lenin. Para 1930 se había construido el de piedra, que se conserva en la actualidad. El cuerpo de Lenin fue embalsamado y ha permanecido allí desde entonces, mientras que se realizan constantemente procedimientos para mantener el cuerpo en “buen” estado.

El mausoleo de madera en 1924

Según diferentes encuestas, entre el 40% y el 80% de los rusos no están contentos con el hecho de que el cadáver siga expuesto en la Plaza Roja. Mucha gente sugiere enterrar a Lenin junto a los muros del Kremlin, junto con otros oficiales y generales soviéticos, incluido Stalin y que estuvo en el mausoleo de Lenin durante un tiempo.

Stalin fue el vecino de Lenin en el mausoleo durante un tiempo

Concurso de arquitectura para reutilizar el mausoleo

En septiembre de 2020, la Unión de Arquitectos de Rusia anunció un concurso público para reutilizar el mausoleo. Los portavoces de la Unión aseguraron que el concurso tiene como objetivo crear un “banco de ideas” y no tiene ninguna motivación política. Sin embargo, provocó una enorme tormenta de reacciones públicas: desde comentarios negativos e incluso amenazas hasta memes y chistes en redes sociales.

Uno de los chistes más populares fue abrir una nostálgica riumóchnaia (bar para beber vodka) al estilo soviético en el mausoleo. Otros sugirieron convertirlo en un supermercado, tienda de comida o alcohol, algo que falta en el centro de Moscú.

El popular crítico de cine y bloguero Antón Dolin piensa que el mausoleo debería quedarse como está con el cuerpo de Lenin, pero necesita ser “musealizado”. Debería retirarse la guardia de honor y colocar un guardia de seguridad, una bábushka como vigilante del museo y una tienda de recuerdos en la salida.

El humorista Denís Nikolin sugirió construir un “Leninlandia” en Moscú. Cree que atraería a millones de turistas, ya que Rusia sigue estando muy asociado a la Unión Soviética.

“No sugerimos sacar el cuerpo de Lenin, ni que vayamos a reconstruir el mausoleo. Solamente sugerimos encontrar una solución para el uso de esta gran pieza de la arquitectura soviética”, afirma Nikolai Shumakov, presidente de la Unión de Arquitectos.

Uno de los proyectos para el mausoleo, 1924

La coordinadora del concurso, Irina Korobyina, piensa que tarde o temprano el asunto del cuerpo de Lenin se decidirá y debería haber un plan listo para la reutilización del mausoleo, para que el proceso no se prolongue durante años.

A pesar de todas las explicaciones de los arquitectos sobre las razones de este concurso, tres días después de su anuncio, tuvieron que cancelarlo. Sin embargo, no es la primera vez que surge la polémica con este asunto.

Qué hacer con el cuerpo de Lenin

Antes de la perestroika, nadie se atrevía a cuestionar el glorioso pasado comunista ni a plantear la cuestión del entierro de Lenin. Los debates sobre qué hacer con el mausoleo de Lenin surgieron en la víspera del colapso de la URSS. En 1989 en el Congreso de los diputados soviéticos, el diputado Yuri Karyakin sugirió enterrar el cuerpo y recordó a la audiencia que la voluntad personal de Lenin era ser enterrado junto a la tumba de su madre.

Después del discurso de Karyakin por primera vez, el país comenzó a discutir abiertamente sobre si la exhibición pública de la momia contradecía el cristianismo. El entierro de Lenin se convirtió en un tema candente en la década de 1990, ya que las nuevas autoridades no comunistas querían deshacerse de todas las reliquias soviéticas lo antes posible. Pero esos debido a las turbulencias de la época, las autoridades se centraron en cuestiones más relevantes y urgentes. Al final de su presidencia, Borís Yelstin expresó la voluntad de resolver la cuestión de Lenin, pero al dejar su puesto la cuestión estaba sin resolver.

El póster de una mujer que dice

En 2017, la candidata presidencial Ksenia Sobchak dijo que el entierro de Lenin era uno de los puntos de su programa y sugirió que se organizara un referéndum para que los rusos pudieran decidir qué hacer con Lenin.

En 2020 el excéntrico político nacionalista Vladímir Zhirinovski sugirió vender la momia de Lenin, suponiendo que algún país comunista la compraría con gusto.

¿Qué hacer con el mausoleo?

El expatriarca de la iglesia ortodoxa rusa Alexi II sugirió elegir un lugar fuera de la Plaza Roja y construir una necrópolis donde trasladar los restos de todos los revolucionarios y líderes soviéticos.

En 2019, otro excéntrico diputado, Vitali Milonov, sugirió demoler el mausoleo, porque molesta a la gente que va a patinar en invierno al mercado anual de Navidad.

La Presidenta del Consejo de la Federación, Valentina Matveyenko, cree que esta cuestión debería plantearse cuando el pueblo ruso esté preparado para ello y no le parece que ese momento haya llegado. También sugirió hacer un museo con la tumba de Lenin, como el de Los inválidos en París.

La construcción del mausoleo

Vladímir Putin ha declarado muchas veces su opinión y se inclina por “no tocar a Lenin”. Putin piensa que para mucha gente simboliza los logros del país. Para los comunistas es como una especie de reliquia y Vladímir Putin compara el significado que el mausoleo tiene para los comunistas con el que tienen los restos de los santos para los cristianos. El presidente sugiere avanzar hacia el futuro y desarrollar el país en el presente, en lugar de discutir sobre el cuerpo de Lenin.

Por otro lado, el mausoleo es Patrimonio de la UNESCO, por lo que no es posible hacer cambios cruciales en el edificio, ya que está considerado un monumento de la arquitectura soviética.

LEE MÁS: Los mejores trucos para entrar en el mausoleo de Lenin en la Plaza Roja

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies