10 extranjeros que se convirtieron en Héroes de la Unión Soviética

Foto de archivo; Vasili Malyshev Yuri Ivanov/Sputnik; Alexánder Konkov/TASS
La URSS otorgó su máxima condecoración no sólo a ciudadanos soviéticos. A veces, el título de Héroe de la Unión Soviética se concedía incluso a antiguos enemigos.

1. Otakar Jaroš

El primer extranjero en recibir el título de Héroe de la Unión Soviética fue el subteniente Otakar Jaroš, del 1er Batallón de Campo Independiente Checoslovaco que se creó en el territorio de la URSS y que luchó contra los nazis junto al Ejército Rojo.

El 8 de marzo de 1943, el batallón se enfrentó con el enemigo cerca de la aldea de Sokolovo, en el noreste de Ucrania. Jaroš, que había sido herido dos veces, no abandonó el campo de batalla y continuó al mando de su compañía. Cuando los tanques alemanes irrumpieron en las posiciones checas, cogió un racimo de granadas de su cinturón y se apresuró a enfrentarse a estoss. La vida de Otakar fue cercenada por una ráfaga de fuego de ametralladora procedente de uno de los blindados atacantes, pero el tanque también fue eliminado al pasar sobre el cadáver y explotar las granadas.

2. Juliusz Hibner

El 29 de octubre de 1943, la División de Infantería polaca Tadeusz Kościuszko, que había sido recién formada en la URSS, participó en su primera batalla, cerca de la aldea de Lenino en la Bielorrusia oriental. Al igual que el Teniente Primero Jaroš seis meses antes, el Capitán Juliusz Hibner fue herido dos veces pero no abandonó el campo de batalla. Hibner fue, por error, considerado muerto y se le concedió el título de Héroe de la Unión Soviética a título póstumo. Al salir del hospital, se reincorporó a su unidad y terminó la guerra con el rango de teniente coronel.

3. Aniela Krzywoń

La única mujer extranjera que se convirtió en Héroe de la Unión Soviética, Aniela Krzywoń de dieciocho años, sirvió como ametralladora en la 1ª División de Infantería Tadeusz Kościuszko. Durante una batalla cerca de Lenino, viajaba en un camión que transportaba a soldados heridos e importantes documentos del Cuartel General cuando este fue atacado por bombarderos alemanes. Murió tratando de rescatar del coche en llamas a soldados heridos y documentos

4. Marcel Albert

Con 23 victorias en combate, el piloto Marcel Albert se convirtió en el segundo (después de Pierre Clostermann) as francés de la Segunda Guerra Mundial con mayor número de victorias. Como parte del regimiento aéreo Normandíe-Niemen, destruyó 21 aviones enemigos en el Frente Oriental. Los pilotos franceses del regimiento Normandíe-Niemen volaron aviones soviéticos para luchar contra la Luftwaffe en los cielos sobre el territorio de la Unión Soviética y Europa Oriental.

5. Jacques André

La historia de otro piloto de combate del regimiento aéreo galo premiado con el título de Héroe de la Unión Soviética fue menos sencillo. En junio-julio de 1941, como piloto de la Fuerza Aérea Francesa de Vichy, Jacques André estuvo luchando contra la aviación británica en Siria. En otras palabras, combatió del lado de las potencias del Eje. Al encontrarse en Argelia durante la invasión aliada de 1942, fue invitado, junto con otros pilotos al servicio del régimen colaboracionista, a cambiar de bando y unirse a la coalición antihitleriana, algo que hizo.

Como piloto de la Normandíe-Niemen, Jacques André realizó 113 misiones en las que obtuvo 15 victorias aéreas.

6. Fritz Schmenkel

Futuro héroe de la Unión Soviética, Fritz Schmenkel entró en el territorio de la Unión Soviética formando parte del ejército alemán invasor, en el que servía como cabo. Comunista comprometido, desertó de su unidad y se unió a un destacamento guerrillero que operaba en la región de Smolensk. Schmenkel se vestía a menudo de oficial alemán para participar en emboscadas y actos de sabotaje, y también instruía a los partisanos sobre las debilidades del material militar alemán. A principios de 1944, fue capturado por los alemanes y fusilado.

7. Fidel Castro

El líder de la revolución cubana, Fidel Castro, recibió el título honorífico de Héroe de la Unión Soviética en 1963 “en reconocimiento a sus destacados logros en la organización de la victoriosa lucha por la libertad y la independencia del heroico pueblo cubano”, así como por su papel en el “fortalecimiento y desarrollo de la amistad fraternal entre la Unión Soviética y Cuba”.

8. Sigmund Jähn

El primer alemán en viajar al espacio, Sigmund Jähn se convirtió en el único astronauta de la RDA en la breve historia de este país. En 1978, formó parte de una misión espacial organizada por la URSS en el marco del programa Interkosmos, por el que se invitaba a países amigos a unirse a las misiones espaciales soviéticas.

Incluso después del colapso del Bloque Oriental, Jähn nunca perdió el contacto con Rusia. Hasta una edad muy avanzada, sirvió como representante de la agencia espacial alemana DLR y la Agencia Espacial Europea en Moscú.

9. Rakesh Sharma

El primer cosmonauta de la India, Rakesh Sharma, fue al espacio a bordo de una nave espacial soviética Soyuz T-11 en abril de 1984. Durante un enlace con el Centro de Control de la Misión, la entonces Primera Ministra india, Indira Gandhi, preguntó a Sharma cómo se veía su país desde el espacio exterior, a lo que respondió con una línea de un poema patriótico de Muhammad Iqbal: “Mejor que el mundo entero”.

10. Abdul Ahad Mohmand 

El Capitán de la Fuerza Aérea Afgana Abdul Ahad Mohmand se convirtió en el primer y hasta ahora único cosmonauta afgano de la historia. En su vuelo de 1988, llevó consigo la bandera nacional de su país y dos copias del Corán. Docenas de fotografías de Afganistán tomadas desde el espacio por Mohmand sirvieron para crear el primer atlas cartográfico del país.

Abdul Ahad Mohmand se convirtió en el último extranjero en recibir el título de Héroe de la Unión Soviética.

¿Era muy difícil convertirse en Héroe de la URSS? Pincha aquí para saberlo.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies