Así era la rutina de trabajo de los zares rusos

Nicolás lee el periódico Tsárskoe Seló, 1902. Foto de archivo
Los emperadores rusos del siglo XIX fueron los primeros oficiales civiles y militares del Imperio. Sus quehaceres eran tan complicados y repetitivos que podían volver loco a cualquiera.

Los zares tenían que trabajar como lo hacen los directores en cualquier oficina contemporánea. Con la ayuda del profesor de historia rusa Ígor Zimin, que ha investigado minuciosamente las rutinas de trabajo de varios zares del siglo XIX, echamos un vistazo a un día de trabajo típico de tres mandatarios.

La rutina diaria del zar cambiaba según las estaciones. En invierno vivían en el Palacio de Invierno de San Petersburgo mientras que durante el verano la familia real se trasladaba a sus residencias en Tsárskoe Seló, Peterhof y otros lugares. Las estimaciones de Zimin sobre las horas exactas en las que los zares iniciaban tal o cual actividad son, por supuesto, aproximadas. Eso sí, los emperadores se atenían a un horario regular. De lo contrario, habría sido imposible gobernar el vasto Imperio ruso. 

Nicolás I: el zar modélico (1825-1855)

La rutina diaria de Nicolás I se convirtió en la base para la de su hijo y, posteriormente, la de su nieto. Muchos contemporáneos consideraban agotadora la rutina de Nicolás, que estaba relacionada con su propia concepción de la vida. El emperador no confiaba en nadie y pensaba que todo debía ser revisado. Hemos reunido una lista muy exacta de las “tareas” diarias de Nicolás.

7:00 AM: Despertarse, aseo y baño.

7:30 AM: Chequeo de salud diario por los médicos de la corte.

7:30-8:00 AM: Té y 5 pepinos.

8 AM: Reunión diaria con los ministros.

10-11 AM: Paseo matutino en el muelle del Nevá, solo, sin los miembros de seguridad. Vestido con un simple abrigo militar, el zar saludaba a los conocidos y amigos que se encontraba en el camino.

11 AM - 1:30 PM: Asistir a los trámites oficiales en el propio estudio.

1:30 - 3:30 PM: Paseo por la ciudad, a pie o en carruaje, para visitar e inspeccionar varias instituciones estatales. Estos paseos diarios obligaban a las instituciones civiles de San Petersburgo a estar siempre alerta.

4 PM: Almuerzo.

5 PM - 7 PM: Más papeleo en el estudio.

7:30 PM: Té con todos los miembros de la familia.

8 PM - 11-12 PM: Tiempo social: recepciones, visitas, fiestas de salón, teatros, mascaradas. El emperador utilizaba estas ocasiones para charlar o para tener negociaciones clandestinas con enviados extranjeros.

11-12 PM - 1-2 AM: Más papeleo (que a menudo terminaba con el emperador durmiendo en la mesa).

2 AM: Oración vespertina y a dormir.

Alejandro II: el zar sereno (1855-1881) 

Alejandro II, hijo de Nicolás, estaba acostumbrado al servicio civil desde su mayoría de edad, ya que su padre a menudo confiaba a su hijo asuntos de Estado de importancia menor. Aunque cuando se hizo zar su rutina era ligeramente diferente a la de su padre. Su característica más llamativa era su calma, incluso serenidad, ante los acontecimientos sombríos: guerras, levantamientos, inestabilidad económica. Incluso su muerte se produjo en parte porque el imperturbable Alejandro se bajó de su carruaje para hablar con un herido que lo quería asesinar, y una segunda bomba explotó, matándolo.

Antes de las 10: Despertarse, aseo y baño, desayuno.

10 AM: Reunión diaria con los ministros (incluso en los días de festividades religiosas y de estado).

11-12 AM - 6 PM: Asuntos de estado y de la corte. A diferencia de Nicolás, Alejandro no tenía un horario fijo para las inspecciones o papeleo. Trabajaba cuando podía, incluso durante sus viajes a otras partes del país. Aunque en cualquier momento podía decidir que hacía una pausa. Durante estos momentos de descanso no se le podía hablar sobre “trabajo”.

6 PM: Cena.

7 PM: Tiempo social: recepciones, visitas, fiestas de salón, teatro.

Nicolás II: el zar social (1896-1917) 

Tras la repentina muerte de su padre, Alejandro III, la carga de las responsabilidades reales recayó inesperadamente en Nicolás. Rápidamente desarrolló su propia rutina de trabajo.

8:30 AM: Despertar.

9 AM: Desayuno rápido con té en las habitaciones privadas.

9:30 AM - 10 AM: Paseo por el parque.

10 AM: Escuchar hasta tres informes de hasta tres ministros, respectivamente.

Tras las reuniones, hasta la 1: Encuentros con visitantes seleccionados.

1 PM: Desayuno “oficial” con la Emperatriz y los invitados.

2 PM: Té con los amigos en habitaciones privadas con la Emperatriz.  

2:30 - 4 PM: Largo paseo con los niños.

4 PM: Informes de audiencias, papeleo oficial.

5 PM: Té con la familia.

5:30 - 8 PM: Más informes y papeleo.

8 - 9 PM: Cena oficial, a menudo una recepción.

Después de la cena: Tiempo privado, sin discusiones políticas.

¿Quiénes fueron los Romanov que sobrevivieron a los bolcheviques?

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies