¿Es posible ver Rusia desde Alaska?

Serguéi Frolov/Global Look Press
Hay un lugar en la tierra en el que EE UU está a tiro de piedra del territorio ruso.

“Hay un punto [Cabo Dezhniov, en la actualidad] que se introduce en el mar, habitado por los chukchis, que son muchos. Frente a este lugar, hay islas donde vive la gente que se llaman ‘dientudos’, porque enroscan dos grandes dientes de hueso entre sus labios…”

Así describió Semión Dezhniov el estrecho de Bering que descubrió en su expedición de 1648 al Extremo Oriente ruso. Llegó allí 80 años antes de su descubrimiento “oficial” de Vitus Bering, un navegante ruso de origen danés.

El estrecho de Bering tiene menos de 90 km de ancho y justo en medio hay un grupo de islas Diómedes, llamadas así por Vitus Bering en honor a San Diómedes. Diómedes Mayor, pertenece a Rusia y es conocida también como la isla de Ratmánov, tiene unos 10 kilómetros cuadrados. Por su parte, Diómedes Menor, en territorio de Alaska, es también conocida como la isla de Kruzenshtern y tiene unos 5 kilómetros cuadrados. La distancia entre ambas islas es de 4.160 m. Así que sí, se puede vislumbrar Rusia desde EE UU, aunque el territorio de Alaska una vez fue ruso.

La Isla del Mañana y la Isla del Ayer

El estrecho de Bering separa Siberia de Alaska en el Pacífico. Las islas Diómedes se encuentran en el centro de la imagen

Desde 1867, cuando Rusia vendió Alaska a EE UU, ambos países tienen una frontera por mar en las islas Diómedes. Curiosamente, la gente local, -chukchis y esquimales-, puede viajar sin visado entre ambas islas desde 1989. Pero la mayor parte de la población de la isla de Ratmánov se ha trasladado al continente y lo único que allí queda es un puesto fronterizo. En la isla de Kruzenshtern la población esquimal es de poco más de 100 personas.

Monumento a Vitus Bering (1681-1741) en Kamchatka

Sorprendentemente, al cruzar la distancia entre las dos islas, uno no solo cruza la frontera, sino también la línea de cambio de día internacional. Diómedes Mayor está 21 horas por delante de Diómedes Menor (20 horas en verano).

Isla de Ratmánov

Cuando son las 9 de la mañana del sábado en Diómedes Menor (EE UU), son las 6 de la mañana del domingo en Diómedes Mayor (Rusia). Debido a esto, las islas son a veces apodadas Isla del Mañana (Diémedes Mayor) e Isla del Ayer (Diómedes Menor).

Imagen de la isla Diómedes Menor

Pero, como escribió Peter Iseman en 1988, la población local es humorísticamente indiferente “a la frontera del hombre blanco y a su igualmente ficticia línea de fechas”. “Hoy vamos a cazar”, dice un refrán de los habitantes de Diómedes Menor. “Lo mataremos mañana. Y lo despedazamos y lo comemos ayer”.

La población de la isla Diómedes Menor se encuentra justo en la frontera entre Rusia y EE UU

Nadando contra la Guerra Fría

Está prohibido para la gente del continente viajar entre las islas. Pero en 1987, a pesar de la prohibición, Lynne Cox, que entonces tenía 30 años, nadó a través del estrecho de Bering. Cox ya era una conocida nadadora de resistencia. En 1975, con 18 años, nadó los 23 km del estrecho de Cook en Nueva Zelanda en poco más de 12 horas.

Lynne Cox, de California, se convirtió en la primera persona que cruzó la frontera marítima entre Rusia y EE UU nadando

Pero entonces, en el estrecho de Bering, las condiciones eran completamente diferentes. El agua estaba a unos 6-7ºC, que es cuando la grasa corporal resulta útil. Cox tenía alrededor del 36% de grasa corporal (comparado con el 18-25% de las mujeres promedio) y eso la aislaba, así que hizo los 4.160 metros en 2 horas y 6 minutos.

Lynne Cox (en el centro) y su equipo en Moscú, el 30 de agosto de 1988

Tras completar la travesía, Cox dijo que estaba encantada con la ayuda que había recibido de la URSS. “Es lo mejor, es más de lo que nunca imaginé: que abran la puerta y nos dejen aterrizar en su orilla. Tener ese apoyo de los soviéticos y que nos ayuden a llegar a la orilla y a conocernos fue maravilloso”, dijo.

En la URSS, Cox se convirtió en una especie de estrella por un corto tiempo. Incluso fue elogiada por el presidente Mijaíl Gorbachov. En ese momento, la Guerra Fría estaba llegando a su fin. Durante la firma de un tratado sobre armas nucleares en Washington DC, Gorbachov mencionó: “Ella demostró con su coraje cuán cerca unos de otros vive nuestra gente”.

¿Por qué Rusia vendió Alaska a EE UU? Aquí te lo contamos con detalle.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies