10 objetos de los años 80 en la URSS con los que sentir auténtica nostalgia

Valeri Jristofórov/TASS
No solo hay cintas de VHS y relojes digitales… Por cierto, ¿fue tu infancia tan diferente a esta?

1. Pelo con volumen, cinta en la cabeza y ‘punk rock’

Las mujeres de la URSS estaban encantadas en probar los looks salvajes inspirados en los iconos del pop de la época. El volumen y el pelo salvaje fueron una marca de estilo en la URSS durante los años 80 y una muestra de la conexión con el resto del mundo y las tendencias globales.

2. La consola de videojuegos ‘Nu, Pogodí!’

Cuatro gallinas ponen huevos que se van cayendo, mientras el jugador controla un lobo, personaje de unos populares dibujos soviéticos llamados ¡Nu, Pogodi! y recoge los huevos con solo cuatro botones.

Este juego se hizo muy popular inmediatamente después de su lanzamiento en 1984. Según una leyenda que se difundió entre los niños de la URSS, si un jugador alcanzaba los 1.000 puntos, en la consola se podía ver un capítulo de los dibujos. Aunque era técnicamente imposible, muchos niños se creían esta historia.

3. Reloj digital

Un invento revolucionario, el reloj digital inundó la Unión Soviética en los años 80. Casio y Seiko eran los principales productores, pero también había muchos otros modelos. Los relojes con calculadora incorporada o con un altavoz estaban entre los modelos más populares.

4. Metalófono de juguete

La gente que creció en la URSS durante los 80 veía este instrumento en cualquier lugar. Los metalófonos portátiles eran muy populares entre los niños soviéticos. Sin embargo, no todos ellos crecieron para convertirse en músicos profesionales.

5. Misha, la mascota

La mascota de los Juegos Olímpicos en Moscú 80 hizo que muchos espectadores derramaran una lágrima cuando salió volando hacia el cielo durante la ceremonia de clausura. Desde entonces la mascota ha sido como un icono y ha aparecido en canciones, dibujos animados y en sellos de correos. La gente que creció en los años 80 estaba rodeada de imágenes del oso olímpico.

6. Revista ‘Pionérskaia Pravda’

Esta revista para niños soviéticos se fundó en 1925, pero alcanzó su momento de mayor popularidad cerca de los años 80, cuando se imprimían casi diez millones de ejemplares dos veces por semana y se distribuían en todas las ciudades soviéticas.

En la revista se publicaban historias sobre la amistad, los deportes, las iniciativas importantes de la juventud y el amor a la patria. Tras la caída de la URSS, el número de lectores de la revista cayó rápidamente. Pionérskaia Pravda imprimía solamente 15.000 ejemplares en 2012.

7. Chicle hecho en la Unión Soviética

El chicle importado era un producto tan escaso como deseado en la URSS. Los que conseguían una deseada goma de mascar eran a menudo regañados por adorar al capitalismo. Las autoridades soviéticas permitieron abrir una producción limitada de chicles dentro de la URSS justo antes de los Juegos Olímpicos de 1980. Los chicles de fabricación soviética tenían diferentes sabores: frambuesa, fresa, menta e incluso café.

8. Receptor de radio VEF-202

El famoso receptor de radio se fabricó en la Letonia soviética en 1977. Se extendió rápidamente por toda la URSS y conservó su popularidad durante los años 80. Muchas personas que crecieron en este período tienen buenos recuerdos del aparato.

9. Reproductor de VHS, VM-12 Elektrónika

Gracias a la difusión del VHS el público soviético conoció el mundo del cine estadounidense. La gente necesitaba contar con una forma de ver cintas en formato VHS y los soviéticos se lanzaron a la producción de su propio reproductor, el Elektrónika VM-12. En gran medida se basó en el modelo Panasonic NV-2000 de fabricación japonesa, pero era muy caro y poco común.

10. Motocicletas Jawa

Estas icónicas motocicletas se fabricaban en Checoslovaquia y se exportaron en grandes cantidades a la Unión Soviética, que se convirtió en el principal importador de este vehículo, convertido en el sueño de todos los adolescentes que crecieron en esta época.

Aquí te contamos cinco cosas que nunca agradecimos a la URSS. 

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies