Mujeres rusas, bellas y poderosas: los mejores retratos de las emperatrices (Fotos)

Jean – Marc Nattier
Te presentamos una selección de obras de importantes mujeres de la dinastía Romanov.

Algunas gobernaron por derecho propio, otras se contentaron con ser la esposa del emperador y madre de un futuro zar. Algunas eran rusas, otras procedían de dinastías europeas, aunque todas tienen algo en común: fueron bellas y poderosas, tal como puede verse en los retratos de muchos artistas rusos. Catalina I (1684 – 1727), esposa de Pedro el Grande, gobernó Rusia durante dos años, tras la muerte de su marido en 1725. 

“Retrato de Catalina I”, Jean – Marc Nattier, 1717

La emperatriz Catalina, montando un caballo blanco y con un uniforme de gala masculino. Se trata de una forma poco habitual de retratar a una emperatriz. 

 “Retrato ecuestre de Catalina I con un sirviente africano”, Georg Grooth, mediados del siglo XVIII

Anna Ioánnovna (1693 - 1740). Se convirtió en nueva emperatriz siguiendo la voluntad de la emperatriz Catalina I. Era hija del zar Iván V.

“Retrato de la emperatriz Anna Ioánnovna”, autor desconocido, 1730

En esta obra aparecen 26 personas congregadas en el dormitorio de Anna Ioánnovna. La emperatriz se siente indispuesta; yace en la cama contemplando a los bufones de la corte. 

“La emperatriz Isabel Petrovna en Tsárskoe Seló”, la antigua residencia de la familia imperial rusa, a 24 km al sur de San Petersburgo, Yevgueni Lansere, 1905

La emperatriz Isabel Petrovna (1709 - 1762) reinó de 1741 a 1761. Asumió el trono después de una revolución palaciega. Hija de Pedro el Grande, nació dos años antes de que su padre contrajera matrimonio con Catalina I.

“Retrato de la emperatriz”, Iván Vishniakov, 1743

Este cuadro se ajusta a los cánones oficiales del retrato: gran formato, composición estática, énfasis en el estatus social de la emperatriz y una minuciosa representación de los atributos propios del poder. La sonrisa simboliza el carácter amable de la emperatriz. 

“Retrato de la emperatriz”, Iván Vishniakov, 1743

Catalina II (1729 - 1796) llegó al poder mediante un golpe de Estado por el que su marido Pedro III fue destituido. Fue emperatriz regente entre 1762 y 1796. Su nombre originario era Sophie von Anhalt-Zerbst-Dornburg, y su padre pertenecía a la familia regente alemana. 

“Retrato de la emperatriz Catalina la Grande”, Fiódor Rókotov, 1763

María Fiódorovna (1759 –1828) fue segunda esposa del zar Pablo. Tuvieron diez hijos. Sophie Marie Dorothea Auguste Louise nació en Stettin, Reino de Prusia (actual Polonia), como duquesa de Württemberg.

“Retrato de la gran duquesa María Fiódorovna”, Jean Louis Voilee, 1790

Isabel Alexéievna (1779 – 1826) se convirtió en emperatriz de Rusia tras contraer matrimonio con el emperador Alejandro I. Nació en Karlsruhe (Alemania) como princesa Louise Maria Auguste de Baden, de la Casa de Zähringen. 

“Isabel Alexéievna, de luto, contempla el busto de su marido fallecido”, Piotr Basin, 1831

Alejandra Fiódorovna (1798 – 1860), esposa del emperador Nicolás I. Nació como princesa Charlotte de Prusia. 

En el cuadro, ataviada con un vestido típico de la corte rusa. “Retrato de la emperatriz Alejandra Feódorovna”, A. Maliukov, 1836

María Alexándrovna (1824 –1880) se convirtió en emperatriz de Rusia tras contraer matrimonio con el emperador Alejandro II. Nació en Darmstadt y era hija de la gran duquesa Wihelmine de Hesse. 

“Retrato de la emperatriz María Alexándrovna”, Franz Winterhalter, 1857

María Feódorovna (1847 –1928), bautizada Dagmar, era una princesa danesa que se convirtió en emperatriz de Rusia al casarse con el emperador ruso Alejandro III. 

“Retrato de la emperatriz María Fiódorovna”, Vladímir Makovski, 1912.

Alejandra Fiódorovna (1872 –1918), emperatriz de Rusia tras casarse con Nicolás II, el último emperador del Imperio ruso. Nacida como Alix de Hesse y del Rin, nieta de la reina Victoria de Inglaterra. 

“Retrato de la emperatriz Alejandra Feódorovna”, Nikolái Bodarevski, 1907

Natalia Alexéievna (1755 - 1776), primera esposa de Pablo I. Falleció a los 21 años tras dar a luz a su primer hijo. Procedía de una familia adinerada y distinguida; su padre era el landgrave (conde germánico), Luís IX de Hesse-Darmstadt. 

“Retrato de Natalia Alexéyevna de Rusia”, Alexander Roslin, 1776

Así fue el baile de la casa de los Romanov que inspiró a Star Wars. 

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies