4 eventos históricos de Rusia que cambiaron el curso de la historia mundial

Global Look Press
Desde la revolución de octubre a la perestroika de Gorbachov, Rusia ha influido de manera decisiva en los eventos de la humanidad en los últimos 100 años.

1. La Revolución bolchevique

“No hay duda de que el ideal bolchevique tiene detrás el sacrificio más puro de innumerables hombres y mujeres, que han renunciado a todo por él. Y un ideal que es santificado por los sacrificios de espíritus tan originales como Lenin no puede ser en vano. El noble ejemplo de su renuncia será blasonado para siempre y acelerará y purificará el ideal con el paso del tiempo”, afirmó Mahatma Gandhi.

El indio no fue, ni mucho, el único en sentir el profundo significado de la Revolución que declaró la prosperidad de las masas trabajadoras como su fin último. Ahí está el relato del periodista estadounidense John Reed Diez días que sacudieron el mundo que creó poco después.

Se puede decir que los efectos de la Revolución fueron dobles y tuvieron una dimensión planetaria. “La amenaza existencial del comunismo fue el factor crítico que obligó al capitalismo a hacer concesiones a las necesidades de la gente común”, escribió el escritor independiente Youssef El-Gingihy en el centenario de la Revolución. De este modo, el Estado de bienestar occidental se vio impulsado en gran medida por los acontecimientos en Rusia.

El segundo efecto también fue global: la descolonización. Según el historiador y activista político Tariq Ali, la Revolución rusa “aceleró la descolonización e inspiró las revoluciones en Vietnam, China y Cuba”.

2. Victoria en la Segunda Guerra Mundial

La derrota del nazismo en la Gran Guerra Patria, como se llama la Segunda Guerra Mundial en Rusia, es algo tan grande que apenas necesita aclaraciones. Lo que no se destaca a menudo es el hecho de que el sistema social, político y económico que logró destruir el nazismo fue el que se creó en el curso de la Revolución de 1917. Tariq Ali conecta directamente los dos fenómenos –la revolución y la victoria en la guerra–: “la creación del Ejército Rojo que sobrevivió a las purgas de Stalin destruyó la médula espinal del Tercer Reich en Stalingrado y Kursk”.

También subraya que “fue el soldado Iván, no el soldado Ryan, quien ganó la Segunda Guerra Mundial. Esto no debe olvidarse nunca”.  De hecho, tres cuartas partes de las pérdidas de guerra de Alemania las provocó la Rusia soviética. Según algunas estimaciones, la relación entre el número de soldados estadounidenses y soviéticos muertos en la lucha contra los alemanes es de 1 a 80.

La victoria en la guerra tuvo un precio muy alto: 27 millones de ciudadanos de la URSS fueron asesinados y gran parte del país destruido. “Cuando volamos a Rusia, en 1945, no vi una casa entre las fronteras occidentales del país y el área alrededor de Moscú. A lo largo de región invadida, me dijo el mariscal Zhúkov, se habían matado tantas mujeres, niños y ancianos que el Gobierno ruso nunca podría estimar el total”, recordó más tarde el general Eisenhower.

3. El vuelo de Gagarin

El vuelo del primer cosmonauta de la historia, Yuri Gagarin, sorprendió al planeta y “marcó un nuevo horizonte para la humanidad”, tal y como se afirmó en su 50º aniversario.

“Toda mi vida parece ser un momento feliz. Todo lo que se vivió y se hizo antes se logró sólo para este momento”, dijo Gagarin en un discurso pronunciado minutos antes de entrar en su nave espacial. El discurso fue transmitido a toda la Unión Soviética y a todo el mundo. Un poco más tarde, cuando el cohete despegó, el primer cosmonauta del mundo dijo “Poiéjali” (¡Vamos!).

En la URSS el vuelo de Gagarin se vivió con euforia. Al llegar a Moscú, el cosmonauta fue recibido como un verdadero héroe. “Los moscovitas estaban en las calles, en los techos de los edificios y en las ventanas. Compararía esta celebración con el día de la victoria del 9 de mayo (el Día de la Victoria)”, dijo Serguéi Jrushchov, hijo de Nikita Jrushchov, el líder soviético en la época de Gagarin.

El vuelo de Gagarin, después de la conmoción provocada por el Sputnik en 1957, ejerció presión sobre las autoridades estadounidenses e impulsó la carrera espacial, haciendo que el presidente John F. Kennedy anunciara sus planes de enviar a un estadounidense a la Luna.

4. Perestroika

“Estoy aquí con Jesucristo. Él fue el primer socialista. Uno no puede hacer nada al respecto”, así es como definió su credo el que fuera líder soviético, Mijaíl Gorbachov, el hombre que lanzó la perestroika (reestructuración) en la Unión Soviética a finales de la década de 1980.

Independientemente de lo que esta referencia a Jesucristo significara para Gorbachov, comenzó sus reformas como muchos otros políticos con el intento de reestructurar la economía. Impulsó reformas estructurales destinadas a crear un sistema económico que combinara características socialistas y de libre mercado. Sin embargo, sus reformas provocaron el caos en la economía del país y socavaron la popularidad de Gorbachov y el colapso de la URSS.

Gorbachov también inició la glásnost (apertura) como una herramienta para tratar con sus oponentes políticos conservadores que se convirtieron en un obstáculo para sus políticas. En general, la glásnost significaba principalmente más libertad para los medios de comunicación.

Durante la perestroika Gorbachov estableció buenas relaciones personales con los líderes occidentales y firmó tratados que disminuyeron considerablemente las tensiones entre la URSS y Occidente, contribuyendo así en gran medida al final de la Guerra Fría.

Al ser apreciada en el extranjero, la perestroika es poco percibida en el contexto doméstico. El 55% de los rusos cree que las reformas de Gorbachov tuvieron más efectos negativos que positivos.

Si quieres conocer cinco guerras que forjaron el destino de Rusia, pincha aquí.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies