Así se burlaban los rusos de los alemanes (y viceversa) durante la Primera Guerra Mundial

Los propagandistas rusos a menudo describían a sus enemigos de la Primera Guerra Mundial como enanos patéticos, comparados con los enormes y poderosos guerreros rusos. A los alemanes, a su vez, les gustaba mostrar a los rusos como sucios bárbaros de barba poco cuidada.

Un soldado ruso lleva cogidos de las orejas a un soldado alemán y a otro austriaco, como si fueran dos niños traviesos.

Los soldados rusos siempre parecen mendigos, vestidos con harapos y con cara de borrachos.

“¡Quiero ser Napoleón!”, dice el emperador alemán Guillermo II. “Bueno, nosotros os ayudaremos” es la respuesta rusa.

Movilización a la rusa: alcohol en lugar de soldados.

Un oso polar ruso obliga a Guillermo II y Francisco José I de Austria a buscar refugio en un árbol.

“Querida Patria, tranquilízate” es una frase del himno patriótico alemán “Die Wacht am Rhein” (La guardia del Rin).

El emperador alemán se aterroriza ante el ataque de un cosaco.

“Por cada tiro, un ruso”

“Rusia representa la verdad”

Soldados alemanes y austriacos se enfrentan a una hidra de ocho cabezas.

Un bogatir, legendario guerrero de los cuentos populares eslavos, decapita a un dragón de tres cabezas. La cabeza austriaca ya ha sido seccionada; la alemana y la otomana le seguirán en breve.

“Para nuestra colección de animales salvajes”: un oso ruso es capturado para ampliar la colección de animales de las Potencias Centrales. Bajo las patas del oso se arrastra un aliado humillado de Rusia, Serbia.

“Al borde”. Al arrastrar al Imperio otomano a la guerra con Rusia, Alemania y Austria lo empujan al abismo.

Cada uno recibirá lo que se merece. Bélgica ya está vencida, ahora le toca a Rusia.

Los líderes alemanes y austriacos, pequeños enanos, serán eliminados como moscas.

Pincha aquí para ver qué dibujaban los ases soviéticos en sus aviones durante la Segunda Guerra Mundial.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Lee más
Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies