Smirnoff, chistes absurdos y memes: historia del humor desde la Guerra Fría a nuestros días

Natalia Nósova
Nacida en medio de las tensiones provocadas por la Guerra Fría, los chistes conocidos como “la inversión rusa” estaban llamados a mostrar el contraste entre EE UU y la URSS. Hoy, casi 25 años después de que terminó la Guerra Fría, estas bromas persisten y se han convertido en memes populares en internet. Lee el artículo pero recuerda que... ¡en la Rusia soviética el artículo te lee a TI!

1986. Ronald Reagan asume su segundo mandato presidencial y busca un acuerdo con el líder soviético, Mijaíl Gorbachov. La Guerra Fría acabará dentro de cinco años, pero nadie lo sabe todavía. El mundo está cansado de una confrontación que dura 40 años, y precisamente en este momento el comediante estadounidense nacido en Moscú, Yakov Smirnoff lanza sus bromas tituladas “En la Rusia Soviética”.

En un anuncio de cerveza Miller, Smirnoff (que adoptó este apodo por la famosa marca de vodka ruso) aparece en un bar en compañía de unos jóvenes bebiendo y riéndose. “En EE UU hay un montón de cerveza ligera y siempre puedes ver un partido”, dice Smirnov con una sonrisa, pero luego recuerda algo de su madre patria y añade: “… ¡En Rusia el Partido siempre te encuentra A TI!”.

En realidad este chiste es intraducible, en inglés dice: “ there’s plenty of lite beer and you can always find a party”, haciendo un juego de palabras con la palabra “party”, que puede significar “fiesta” o “partido político”. Lo hemos intentado como buenamente hemos podido.

Todo es diferente

El anuncio se hizo muy popular y la fama de Smirnoff creció como la espuma. Se hizo famoso como el autor de bromas conocidas como “inversión rusa” (“Russian Reversal”): cuando dices algo y luego reemplazas el sujeto y el objeto para mostrar lo absurda y, sobre todo, espantosa, que es la vida bajo el régimen comunista.

Actualmente se ha transformado es un popular meme, que tiene sus propias reglas. Por ejemplo, después la caída de la URRS, cuando se habla de la Rusia antes de 1991, se dice “la Rusia Soviética” (para separar el nuevo Estado del pasado socialista). A menudo la primera frase describe una vida “normal” en Occidente y la segunda siempre termina con “TÚ” o “A TI” y dos signos de exclamación al final y en cursiva.

Por ejemplo:

"En EE UU tú desconfías del gobierno. En la Rusia soviética el gobierno desconfía de TI!!!!"

"En EE UU tú acabas la frase. ¡En la Rusia soviética, la frase acaba CONTIGO!! "

"En EE UU tú quebrantas la ley. ¡En la Rusia soviética, la ley te quebranta a TI!!”

Raíces y evolución

Aunque fue Smirnoff quien popularizó este tipo de bromas, existen dudas con respecto a sus raíces. Según escribió la revista Timeen 2015, el comediante Bob Hope, que acabó de regresar de un viaje a Moscú, dijo durante la ceremonia de entrega de los Oscar que había televisión en todas las habitaciones de su hotel en Moscú, pero que esta “te miraba a ti”.

¡Y hay más! Cómo Time menciona en el mismo artículo, la historia de la “inversión rusa” probablemente nos lleve a 1938, cuando el compositor Cole Porter creó el musical “¡Déjamelo a mí!” (“Leave It to Me!”). En una escena un hombre intenta dar propina a un mensajero pero recibe una respuesta estricta: “Sin propinas. En la Rusia soviética el mensajero te da propina a ti”.

Fuera como fuese, podemos estar seguros de que las bromas sobre la Rusia soviética son muy viejas.  Esto no quiere decir que a medida que vaya pasando el tiempo no cambien. Cuando terminó la Guerra Fría, las bromas se volvieron menos políticas y más cercanas a la simple diversión absurda. Como muestra, te proponemos que eches un vistazo a estos ejemplos:

¡En la Rusia soviética los váteres te tiran de cadena a TI!!

¡En la Rusia soviética el bar se mete dentro de TI!!

¡En la Rusia soviética el banco te roba a TI!!

Y otras más del mismo estilo... A veces las “inversiones rusas” se mezclan con frases de la cultura popular. Recuerdas el antiguo hit de MC Hammer, “U Can’t Touch This” (“No puedes tocar esto”, en español)? Bien, adivina qué es lo que en la Rusia Soviética no puede tocarte a TÍ... Y con respecto a los bancos, hay otra versión: “En la Rusia Soviética tú robas el banco. En los capitalistas EE UU, los bancos te roban a TI!!” De alguna manera podría decirse que es una pregunta con aire filosófico: quién roba a quién.

Pincha aquí si quieres saber cómo los chistes acabaron con la URSS.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies