Iglesia destruida en el interior se convierte en el escenario perfecto para instagrammers (Fotos)

angelius1979 (CC BY-SA 3.0)
Este templo luterano se ha convertido en uno de los más populares de la ciudad.

La Iglesia de Santa Ana, o Annenkirche, es una gran catedral luterana situada en el corazón de San Petersburgo. Destaca entre los edificios de la calle Kirochnaia con su rotonda semicircular con columnas y... filas de jóvenes a la entrada, que pretenden captar sus interiores. Todo porque el interior de la iglesia parece un decorado de una película postapocalíptica.

La Iglesia de Santa Ana en 1834 y a finales del siglo XIX.

Desde su inauguración en 1779, la Annenkirche fue muy popular entre los feligreses, en su mayoría alemanes, entre ellos se encontraban el artista Karl Brullov y el joyero de la corte Karl Faberge. La iglesia gestionaba una escuela, un albergue para huérfanos y un hospital.

El cine Spartak

En la época soviética se cerró el templo. En 1939 la iglesia se convirtió en el cine Spartak, donde se proyectaban las mejores películas internacionales. Era el único cine de Leningrado donde era posible ver películas “capitalistas”. 

Tras la caída de la Unión Soviética, se reanudó el culto dominical . Sin embargo, duró poco tiempo: de 1992 a 1997.

En 1998 se celebró allí el primer concierto de rock. El actual rector, Evgueni Raskatov, admitió que en su juventud asistió a algunos conciertos de rock. 

Las proyecciones en la iglesia también continuaron hasta 2001, cuando el edificio fue adquirido por una empresa privada, que decidió convertirlo en club.

El incendio de 2002.

En 2002, la administración de San Petersburgo decidió devolver la iglesia a los luteranos, al ganar un juicio contra los propietarios de entonces. Sin embargo, apenas un par de semanas después de la vista judicial, se produjo un incendio en la iglesia y se quemó por completo.

Las fachadas se restauraron en 2010, pero todo el interior quedó destruido. Inesperadamente, estos interiores carbonizados atrajeron a turistas y lugareños. Hoy en día, hay una auténtica cola de espera de blogueros que quieren fotografiar la antigua iglesia.

La iglesia está recaudando fondos para la restauración del edificio a través de las redes sociales y crowdfunding. Así es como volvió la cruz al campanario y se instaló un nuevo altar.

Cada semana, la Annenkirche acoge exposiciones, conciertos y conferencias a cambio de donaciones. También se celebra cada año un gran mercado navideño. Los servicios se celebran en ruso e inglés.

La iglesia de Santa Ana sigue atrayendo nuevos visitantes gracias a las redes sociales. El rector dice que la mayoría de los nuevos feligreses no vienen por primera vez a una iglesia, sino simplemente a un espacio público.

LEE MÁS: Visitas guiadas por los tejados: una manera insólita de visitar San Petersburgo

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies