Los rusos (también) queman nieve para probar que es 'artificial' (Vídeo)

Nikolai Super/YouTube
Un nuevo reto llena las redes sociales en Rusia. Personas que queman bolas de nieve y se sorprenden de que no se derriten, su conclusión es que se trata de plástico. Nada más lejos de la verdad, en realidad no es más que un fenómeno físico.

Este curioso “desafío” comenzó en el sur de Rusia, en Krasnodar. Allí la nieve no es habitual y suele derretirse muy rápidamente. Sin embargo, este año el invierno en Rusia ha sido más frío que en años anteriores y algunos lugareños decidieron averiguar por qué la nieve en su región no se derrite.

El vídeo, publicado por la cuenta de instagram “Typical Krasnodar” el 12 de enero, muestra a un hombre haciendo rodar una bola de nieve en su patio, sosteniéndola sobre un encendedor de cocina. La sostiene durante mucho tiempo, unos 40 segundos, pero la nieve no se derrite, sólo se carboniza. “¿Qué debería hacer la nieve? Derretirse”, dice el hombre y añade que probablemente todo se deba a los productos químicos de la nieve.

Su vídeo obtuvo inmediatamente muchas visitas. Otros habitantes de la región también intentaron quemar la nieve en sus casas. “Esto no es una broma. Echa humo, pero no cae ni una sola gota en mi mano, realmente parece plástico”, comenta un lugareño de Krasnodar sobre su experimento con la nieve.

Las sorprendentes propiedades físicas de la nieve también despertaron el interés en la vecina región de Rostov. “Vimos un vídeo de Krasnodar en el que su nieve no se derrite y también decidimos comprobarlo”, comenta la señora en el vídeo. “Apesta como una botella de plástico quemada. Bien hecho, chemtrails”.

Los hechos se repitieron en Volgogrado, también en el sur de Rusia. “Después de ver el vídeo de Krasnodar y Rostov, al ver que su nieve es de plástico, decidimos hacer el mismo experimento en Volgogrado”, dice la mujer, que hace una bola de nieve y la quema con un mechero. “Sí, efectivamente, la nieve no se derrite, ni siquiera gotea, se funde como una botella de plástico”. El olor tampoco impresiona a los lugareños y la mujer concluye que ellos también tienen “nieve de plástico”.

En realidad, los hechos tienen una explicación muy sencilla. Una bola de nieve es nieve comprimida y tiene una alta conductividad térmica. No caerá ni una sola gota de ella hasta que toda la bola de nieve se acerque a la temperatura de fusión, dando la impresión de que la nieve no se derrite. En la nieve aparece un hollín y un olor a “plástico”, debido a los gases del mechero encendido. “¡Si has estudiado mal la física en la escuela, tu vida estará siempre llena de magia!”. Así reaccionaron otros rusos a estos vídeos.

LEE MÁS: Rusia ya se ha cubierto de nieve este invierno y es así de precioso

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies