Las abuelas rusas que juegan al hockey y se quieren enfrentar a Vladímir Putin (Fotos)

Alexánder Demianchuk/TASS
La capitana del equipo de hockey sobre hielo de Ustianochka tiene 80 años, y a finales de este año espera jugar contra el equipo de Vladímir Putin.

“Mis amigas y yo estábamos haciendo ejercicio, mientras algunos escolares patinaban en la pista. Lo hacían con tanto entusiasmo que nos dio envidia. Cuando éramos niños, no había pistas de hielo para patinar. Entonces una de nosotras dijo: ¿por qué no patinamos también?” La antigua maestra Valentina Fiodorova, de 80 años, cuenta que fue así como surgió el primer equipo de hockey sobre hielo jubiladas de Rusia. Juegan en el distrito de Ustianski de la región de Arjánguelsk en el norte del país.

Valentina Fiódorova, la capitana del equipo

Valentina, que dirigía el consejo de la aldea, llamó al director general de una empresa maderera local, Vladímir Butorin, y le pidió que le proporcionara patines a varias pensionistas. Fue un poco más lejos y contrató a una entrenadora: María Onolbaeva, exportera del equipo nacional ruso de hockey sobre hielo, que ganó numerosos campeonatos nacionales y participó en los Juegos Olímpicos de 2010 en Vancouver.

Maria Onolbaeva, la entrenadora de Ustianochka

El equipo comenzó a entrenar en enero de 2019. Primero tuvieron que aprender a patinar, lo que hicieron con el uso de patines infantiles.

“Ninguna de nosotros había patinado antes. Pero todas estábamos dispuestos a hacerlo. A veces tenía problemas para caminar en terreno firme, pero aquí estaba, patinando por primera vez a los 79 años. Así que empezamos a patinar un poco. Entonces un día Masha, nuestra entrenadora, dijo: ‘¡Señoras, probemos con palos! Así que probamos a patinar con palos, y luego ella tiró algunos discos en el hielo, así que empezamos a jugar con los discos, y nos acostumbramos a ello”, dijo Fiódorova en una entrevista con la revista Nation. Fue elegida la capitana del equipo.

Después de varias sesiones de entrenamiento, el equipo se compró uniformes profesionales. Valentina Fiódorova recuerda que cuando trataron de ponerse los uniformes por primera vez, necesitaron ayuda de los entrenadores que estaban en la pista en ese momento. Mientras que ahora les lleva menos de diez minutos cambiarse.

Los bábushkas jugaron su primer partido el 22 de febrero de 2020. Ustianochka no tenía a nadie contra quien jugar. Así que la misma entrenadora entrenó a un equipo formado por empleadas de la Compañía Maderera Ustianski (UTC). Las jugadoras de Ustianochka tenían más del doble de su edad, pero el equipo más joven carecía de experiencia. Al final, Ustianochka les ganó 2 a 1.

“¡Las gradas estaban llenas! Había tanta gente, que no había suficiente espacio para todos. Vino toda mi familia: tres hijos, tres nietos y tres bisnietos, de diferentes ciudades. También tenía muchos alumnos, así que todos nos apoyaban. Cuando marcamos el primer gol, las gradas explotaron. Pensamos que el palacio de hielo se derrumbaría”, recuerda el capitán del equipo.

Durante el partido con UTC, hubo incluso una pelea entre los equipos, ya que a una de las bábushkas no le gustó que una de las jugadoras más jóvenes tratara de hacerla tropezar, dice María Onolbaeva, la entrenadora de Ustianochka.

“Les dije: ‘Señoras, si están jugando al hockey, olvídense de que alguien vaya a hacer concesiones debido a su edad. Y entonces una de ellas respondió: ‘Bueno, entonces le pegaré con el palo la próxima vez”, recuerda Onolbáeva un intercambio después del partido.

Todos los demás partidos se cancelaron debido a la pandemia, pero los bábushkas siguen entrenando: tres veces por semana en la pista y dos veces por semana en el gimnasio. Además, Ustianochka sigue jugando pequeños partidos de entrenamiento y se está preparando para el próximo torneo oficial.

Los planes de la capitana Valentina Fiódorova para este invierno incluyen un partido amistoso previo al Año Nuevo en la Plaza Roja con la participación de Vladímir Putin, que tradicionalmente tiene lugar el 29 de diciembre, dijo el 19 de noviembre Yelena Vtorygina, presidenta del Comité de la Duma Estatal para la Familia, las Mujeres y los Niños. Fiódorova está muy ansiosa por el partido.

“Obviamente todas tenemos nuestras dolencias. Cuando vamos a la pista, siempre hay algo que cruje y duele. Pero nos ponemos los patines, y cinco minutos después, todos esos dolores se han ido. Siempre dejamos una sesión de entrenamiento felices <...>. Si llegamos a un partido en el Kremlin, no jugaremos a perder”, dice Fiódorova.

LEE MÁS: 10 cosas que deberías saber sobre el hockey sobre hielo en Rusia

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies