La increíble historia de Nadiezhda Lertulo, modelo rusa y albañil que salió del orfanato (Fotos)

Lumpen Movies, Puedes hacer todo
Esta mujer de 40 años pinta paredes, vierte hormigón y derriba graneros todos los días de la semana. En su tiempo libre participa en desfiles de moda, una vez incluso en París.

“Estoy aplicando el laminado en algún lugar, cubierta de suciedad y polvo. Recibo una llamada de la agencia: empaca tus cosas y vuela a Minsk para el rodaje de una película. Bien, digo. Me desempolvo, me lavo la cara, me cambio de ropa y me voy. Entonces me visten y me maquillan. Me dicen que voy a aprender una vieja canción en un idioma extranjero, cuando hace solo unas horas tenía una sierra en mis manos”. Así es como la modelo y constructora Nadiezhda Lertulo describe un día típico. Tiene 40 años y su apellido real es Zelénova.

Cuando era niña Nadiezhda no pensaba en dedicarse a ser modelo. Cuando tenía un año le retiraron la tutela a sus padres y pasó su infancia en dos internados. Según sus propias palabras, era regordeta y con ojos estrechos. Debido a su apariencia inusual, a menudo tenía problemas en la escuela.

“Me llamaban ‘jengibre’ y 'gordita'. Aprendí a no prestarle atención, pero aún así me estresaba mucho. Mis compañeros incluso me temían, porque podía vengarme”, dice la modelo.

Ha estado internada dos veces en un hospital psiquiátrico. La primera vez debido a un error de la comisión médica, la segunda por recomendación de su profesor: “Tenía una extraña forma de resolver los conflictos; caminando y fingiendo que lloraba, fingiendo que la habíamos molestado. No tenía ningún conflicto con ella, pero no le gustaba. Comprendía que yo conocía cuál era mi valor y cuáles eran mis derechos, incluso cuando tenía 15 años”.

Después del internado, a Nadiezhda le ofrecieron la opción de elegir entre una escuela de costura y otra de construcción. Como sabía coser, optó por la segunda. Durante sus estudios, vivía en un albergue y pasaba su tiempo libre pintando apartamentos para ganar dinero para ropa y comida.

“Muchos de los profesores de la universidad dijeron que no entendían por qué estaba allí cuando ya lo sabía todo. Tengo una mente inquisitiva, me interesa ir al grano. Era muy buena en geometría, incluyendo la proyección de gráficos, así como en física”, dijo Nadiezhda en una entrevista con la publicación online Wonderzine.

Después de la graduación, la futura modelo se mudó a un apartamento heredado de sus padres y continuó trabajando como constructora.

“Algunos clientes le dijeron a sus amigos que podía derribar un cobertizo en poco tiempo aplicando las leyes de la física y unos cuantos cables. Pensaban: ‘Quiero conocerla. ¿Puede una mujer realmente derribar un cobertizo?”, cuenta sobre su experiencia.

A los 37 años, visitó a una amiga en Suiza, quien, sorprendida por su apariencia y su figura atlética, la fotografió. Nadezhda decidió enviar las fotos a Lumpen, la primera agencia rusa de modelos no estándar, de la que le habían hablado sus amigos artistas. Poco después, fue invitada a una audición.

En casi cuatro años, Nadiezhda ha lanzado su carrera de modelo: ha participado en el desfile Vetements en París, ha posado la marca de lencería My Dear Petra y ha aparecido en rodajes para revistas de moda rusas, incluyendo Elle Russia y Flacon.

En el futuro planea comenzar su propio canal de bricolaje para mujeres en YouTube y dejar su trabajo como constructora.

LEE MÁS: 6 modelos rusas que rompen estereotipos

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies