6 modelos de Rusia que rompen los estereotipos

khrystyana, kiker_chan/Instagram
Todo el mundo es bello a su manera y ser diferente está bien. Si crees que no es así, pregúntaselo a estos modelos.

La modelo británica Tess Holliday fue la primera en aparecer en una portada de la revista Cosmopolitan, y abrió una nueva tendencia de actitudes positivas hacia determinados cuerpos.

Recientemente, la modelo Amy Deanna, que tiene vitíligo, se convirtió en la nueva embajadora de la marca de cosméticos CoverGirl. Según creen, no es necesario ser perfecto para tener éxito.

Conoce a los modelos rusos que también están rompiendo barreras en la industria de la moda e inspirando a la gente a amarse a sí misma por lo que son.

1. Jristina Kazakova

Esta alta rubia procedente de Siberia se hizo famosa después de aparecer en el programa America's Next Top Model (La próxima top model de América). No ganó el concurso, pero cautivó a los  espectadores. Junto con Ekaterina Zharkova y Diliara Lárina, Jristina es rellenita y es la nueva estrella de un movimiento que pretende tener otra actitud hacia el cuerpo. Antes del programa trató de perder peso muchas veces, pero nunca alcanzó los estándares de la industria de la moda. Posteriormente, decidió no plegarse a esas expectativas y se convirtió en una exitosa modelo de tallas grandes.

Actualmente vive en Nueva York y está cambiando la forma en la que la gente ve a las modelos. Después del desfile de Victoria's Secret organizó un espectáculo callejero en el que 20 modelos profesionales (pero no “tradicionales”) hacían un “auténtico desfile” en Times Square.

2. Vsévolod Cherepánov

Vsévolod, alias Sever (Norte), es uno de los modelos con más exito de la agencia rusa Lumpen, que se limita a contratar a gente de aspecto poco habitual. Colabora con famosas marcas de moda como Lanvin, Comme des Garçons, Moncler y Gosha Rubchinski. Cuando tenía 20 años, fue portada enVogue Italia y en Numéro Russia. Ahora promociona su propia línea de ropa y entró en la lista de 100 personas de Dazed cuyo “momento es ahora”.

3. Tatiana Nekliúdova

¿Crees que el mundo de la moda solo tiene que ver con la juventud? Conoce a la petersburguesa Tatiana Nekliúdova. Antes de jubilarse era ingeniera, pero ahora trabaja en la agencia rusa Oldushka, donde la edad media de los modelos es de 60 años. Nekliúdova fue extra en la película Matilda y fue vista por un fotógrafo que envió sus fotos a Oldushka. A los 61 años, participó en una sesión de fotos para la marca de lencería Petrushka. Ahora es la cara de los cosméticos Faberlic, Oriflame y Urban Decay y posa para varias marcas rusas de ropa.

4. Anastasía Olénich

Cuando Anastasía tenía 20 años le diagnosticaron vitíligo. Su jefe le gritó públicamente y el estrés que le produjo ese hecho, provocó la enfermedad. Al principio pensó que se trataba de una alergia y se ponía morena para hacer que las manchas fueran menos visibles. Sin embargo, eran cada vez más  grandes. Esto no impidió que ingresara en una escuela de modelos, donde tuvo que hacer frente a las reacciones de algunas personas. Un internauta la llamó “cadáver con piel costrosa”. Sin embargo, Anastasía se ha convertido en un emblema de las personas que sufren de vitíligo y ha creado un proyecto fotográfico propio con personas que también lo padecen. “Lo más importante que hay que recordar es que el vitíligo no es una enfermedad, sino una característica”, dice Anastasía.

5. Stas Fedianin

Stas es un joven modelo transgénero. Tal y como él mismo explica, siempre quería probarse los vestidos y los cosméticos de su madre. Tuvo problemas para comunicarse con otros adolescentes. Sus padres ya lo han aceptado. Le llegó la fama como modelo tras participar en la Semana de la Moda de Berlín. Hoy en día no solo desfila por las pasarelas, sino que también aparece en programas de televisión rusos, en los que habla de condición sexual.

6. Anastasía Zhidkova

Esta modelo albina comenzó a aparecer en revistas cuando era estudiante de derecho en Moscú. Durante la adolescencia pasaba mucha vergüenza debido a su apariencia. Se teñía el pelo y las pestañas para ocultar su tono. Sin embargo, actualmente ha superado sus complejos y es muy demandada en la industria de la moda. Ahora Anastasía trabaja en Japón para la agencia Zucca Models. “Cuando me ilumino, quemo de manera tan brillante que nadie ni nada puede apagarlo”, dice.

Pincha aquí para leer la historia de una adolescente rusa con el cuerpo quemado que triunfa como modelo.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Lee más
Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies