Así es un día normal en el Ejército para un soldado ruso

Gavriíl Grigórov/TASS
Desde la madrugada hasta la noche trabajan duro para obtener su mejor versión y estar listos para las maniobras o el combate.

5:30 AM

La vida en el ejército comienza temprano, con un entrenamiento físico obligatorio. Según la unidad, el día comienza entre las 5:30 y las 7:00 de la mañana.

En los días laborables, la mañana se inicia con los gritos del comandante: “¡Compañía, levántese!” o el sonido de los disparos de un fusil AK o la detonación de una granada. Después los soldados se visten y corren al patio de armas para unirse a su compañía frente al cuartel.

Allí pasa aproximadamente una hora en su entrenamiento físico -corriendo, haciendo flexiones y estiramientos, entre otras cosas.

7:00 AM

Justo después de la sesión de entrenamiento de la mañana, los soldados corren de vuelta a su cuartel, donde tienen unos diez minutos para cambiar la ropa mojada por una seca y (si tienen suerte) darse una ducha rápida. SI no lo consiguen pasarán el resto del día sudando y apestando.

Diez minutos después del entrenamiento, los soldados deben permanecer en formación frente a su cuartel esperando la orden de marchar hacia la cantina.

8:00 AM

A las 8 de la mañana todos los soldados de la base militar se reúnen en la plaza. Allí cada soldado pasa un control matutino y luego lo envían a su grupo, según la posición que ocupen en el ejército.

Algunos soldados pueden terminar pasando 24 horas (sí, exactamente 24 horas) defendiendo la patria en sus puestos de combate (frente a una computadora monitoreando todo lo que sucede alrededor de la base militar o alrededor del mundo, o en un puesto de batalla con un AK-74 colgado al cuello y marchando a través de los bosques).

Si un soldado no está listo para el servicio, se considera que está libre de trabajo de combate y sus superiores deciden qué hacer a continuación, dependiendo de la época del año.

9:00 AM

A esta hora los soldados ya están en su posición de combate, haciendo su trabajo o “divirtiéndose” en la base. Y, la verdad es que es mucho mejor estar en el puesto de combate. No hay nada peor que no tener asignado un puesto real en el ejército.

Desde este momento y hasta el almuerzo, los soldados hacen ejercicios militares con el objetivo de estar listos para ejecutar sin pensarlo cualquier orden que se les dé. Este tipo de ejercicios tienen como objetivo preparar a una persona para situaciones de guerra reales, cuando los comandantes ordenan cargar contra posiciones enemigas bien protegidas con ametralladoras, sistemas de artillería, etc.

Las tareas van desde “marchar desde aquí hasta el almuerzo”, cavar trincheras “desde aquí hasta el almuerzo”, hacer flexiones y trotar (¿adivina qué?), todo ello con el equipo de batalla completo (más de 20 kg) con rifles AK colgados al cuello “desde aquí hasta el almuerzo”.

12:30 PM

La primera parte del día ha terminado y cada soldado dispone de unos 15 minutos para cambiarse de ropa, darse una ducha rápida y marchar hacia un comedor en formación militar.

1:30 PM

Esta es la mejor parte de la vida militar: la siesta. Los soldados pasan las próximas dos horas y media acostados en la cama. Se duermen porque están cansados como un caballo que ha pasado el día trabajando en el campo.

El descanso es un privilegio para quienes han trabajado bien y no han cometido errores durante las sesiones de entrenamiento de la mañana. Para los demás, vuelve a comenzar la rutina de entrenamiento.

4 PM

Es el momento de despertarse, tomar el AK e ir hacia el polígono de tiro para realizar más ejercicios.

Se entrenan las habilidades de tiro, así como a usar varias defensas naturales, el trabajo en espacios cerrados y abiertos, etc. Todos tienen que aprender a usar la pistola Yarigin, así como los AK-74.

6 PM

Los soldados regresan a sus cuarteles, limpian sus rifles y pueden pasar el tiempo restante hasta la cena haciendo ejercicio en un gimnasio, leyendo o llamando a sus seres queridos a casa.

7 PM

Hora de cenar.

8PM

Oficialmente se llama “tiempo libre”, pero en realidad consiste en pasarse la siguiente hora y media limpiando ropa sucia, cosiéndola mientras miran las noticias en la televisión con los compañeros. Si todo va bien, tendrán algo de tiempo libre y la opción de leer un libro en una biblioteca.

9:30 PM

Cada unidad hace una formación fuera de sus cuartel y marcha hacia la plaza de armas para un chequeo nocturno del personal.
Allí los comandantes deciden quiénes cambiarán a sus compañeros mañana por la mañana en sus posiciones de batalla y después todos marchan de vuelta a dormir. Al día siguiente se levantan temprano.
Cada día en el ejército es igual que el anterior.

Se suele decir que es como el “día de la marmota” hasta el momento en que uno es libre de volver con sus seres queridos a casa.

¿Qué tengo que hacer si quiero alistarme en el Ejército de Rusia?

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies