Los 5 atletas más RICOS y FAMOSOS de Rusia

Getty Images, AP, Antón Denísov/Sputnik, Donat Sorokin/TASS
Ganan millones de dólares gracias a su buen desempeño y a la publicidad.

1. María Sharápova, tenista

El primer sueldo de María fueron los 5 dólares a la semana que le daban sus padres, que eran de origen modesto.

Nacida en un pequeño pueblo de Siberia, María demostró su talento desde el principio y su padre dio un paso arriesgado: dividió a la familia y se mudó a EE UU con tan solo 700 dólares en el bolsillo y sin saber inglés. Quería que su hija de seis años pudiera competir por un lugar en la Academia IMG en Florida.

La loca apuesta dio sus frutos: a los 18 años María se convirtió en la primera rusa en encabezar la lista de las mejores tenistas del mundo de la WTA. Su carrera se disparó y comenzó a ganar un título tras otro. Hasta ahora María ha ganado 39 millones de dólares en premios y ha acumulado incontables millones más, gracias a los anuncios publicitarios; se calcula que su patrimonio ascendía a 195 millones de dólares en 2018.

“La primera vez que realmente me entusiasmó el dinero fue cuando, después de ganar Wimbledon... Nos alojamos en un hotel mucho mejor y recuerdo que había un pequeño pato de goma amarillo y llamé a mi representante tan pronto como me metí en la bañera en el baño y yo estaba, como, diciéndome ‘ganar Wimbledon, es lo mejor de la historia’”, afirmó en una entrevista.

Aunque María ha ganado una fortuna y ha transformado su nombre en una marca, dice que sabe lo que es trabajar por nada. “Siempre es tu elección con lo que haces y tus acciones determinan qué lejos llegas”.

2. Alexánder Ovechkin, jugador de hockey

Este ruso es uno de los jugadores más famosos de la NHL de EE UU en la actualidad. Ovechkin se convirtió en el primer ruso en ganar la Stanley Cup como capitán. Además, ha obtenido el título de mejor jugador de la NHL en tres ocasiones: en 2008, 2009 y 2013, jugando para los Washington Capitals. Aunque durante muchos años estuvo a punto de ganar la Stanley Cup.

La maldición no se rompió hasta el 2018: el 7 de junio, las Washington Capitals consiguieron la victoria ante Las Vegas Golden Nights y Ovechkin, como capitán del equipo, fue el primero en levantar la copa.

El ruso es el quinto jugador de hockey más rico del mundo, con una fortuna neta estimada en 60 millones de dólares. Para tener una idea de cuánto dinero es, haz clic aquí. A pesar de estas ganancias, Ovi dice que valora otras cosas en la vida: “Siento que debería jugar en la mejor liga del mundo. El dinero no es un problema y no puedes comprar la felicidad”. Aunque parece claro que rehúye los trabajos mal pagados.

3. Jabib Nurmagomédov, luchador de MMA

Todo el mundo está hablando de Jabib estos días, tanto en Rusia como en el extranjero. La pelea contra Connor McGregor, en la que el ruso salió victorioso, contó con un nivel de hostilidad sin precedentes. Fue un combate violento y espectacular y generó 20 millones de dólares a partir de las ventas de entradas y del PPV, a pesar de carecer de contratos publicitarios.

La gran dedicación de Jabib a su religión y a sus valores sociales le han proporcionado hordas de seguidores, así como de detractores. Su patrimonio neto, estimado en 11,5 millones de dólares, es pequeño en comparación con lo que ganan otros atletas famosos. Sin embargo, el luchador daguestaní está pujando fuerte y posee un enorme potencial para multiplicar su fortuna en el futuro.

Dice que le gusta el dinero, pero adopta una postura filosófica sobre el tema: “Si tienes dinero, es bueno, puedes ayudar a mucha gente. El dinero también puede ser peligroso si entra en tu mente”.

4. Serguéi Kovaliov, boxeador

Este boxeador de peso semipesado de Cheliábinsk (Siberia), ha estado bajo los focos de atención del boxeo internacional muchas veces. Aunque ya ha pasado su mejor momento, su pelea más publicitada fue la del pasado 2 de noviembre, cuando perdió contra la superestrella mexicana, Canelo Álvarez. Los rumores dicen que al ruso se le ofreció un generoso cheque para que se enfrentara al mexicano.

Apodado “Krusher” por sus golpes, este boxeador obtuvo el título ante el legendario Bernard Hopkins, tras un duro golpe en una pelea que terminó en una decisión unánime a favor de Kovaliov, que se convirtió en el campeón mundial unificado de WBO, WBA e IBF de peso ligero. También se enfrentó a Andre Ward y, más recientemente, a Anthony Yarde. Desde 2013, ha defendido el título 11 ocasiones y, según se informa, ha obtenido 7 millones de dólares en el camino.

A diferencia de los otros atletas en esta lista, Kovaliov no habla de su dinero. En general, el boxeador no habla mucho en público, algo que atribuye a haber crecido en Rusia: “Crecí en Rusia, donde no puedes hablar en vano. Donde yo crecí, si hablas mucho, tienes que responder por tus palabras. Si no lo haces, no eres nadie”.

5. Artiom Dziuba, futbolista

Este jugador forma parte del equipo que deslumbró en el pasado Mundial de 2018. Antes de ese torneo, los rusos miraban a su selección con escepticismo.

Esta actitud se tornó en admiración cuando Dziuba llevó a su equipo hasta los cuartos de final de la Copa Mundial de Fútbol. La celebración que hacía después de cada gol, un saludo al entrenador (y a los aficionados), se convirtió en una especie de meme y obsesión.

Se estima que Dziuba cuenta con un patrimonio de 7 millones de dólares y tiene un sueldo de 3 millones de dólares anuales. Milita en el Zenit de San Petersburgo y recientemente rechazó una lujosa oferta de un club chino: “Me ofrecieron un contrato de 8 millones de dólares, más primas. Sin embargo, esta es simplemente una forma de ganar mucho dinero, pero no de construir mi carrera. No estoy listo para ir [a China] solo por dinero. Mi amigo Leonid Slutski dijo una vez: ‘¿Qué te puede comprar el dinero? Mientras comías en ese restaurante, seguirás comiendo allí’”.

Cinco razones para querer a María Sharápova

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies