Cinco razones para querer a María Sharápova

María Sharápova.

María Sharápova.

Reuters
El 26 de abril la tenista María Sharápova jugó en Stuttgart su primer partido después de los 15 meses de descalificación por tomar Meldonium. La rusa, de 30 años, ganó sin esfuerzo a la italiana Roberta Vinci en un partido que causó un gran revuelo en la prensa. En cuanto a Rusia, existen al menos cinco razones por las que adoran a esta tenista y siguen de cerca su vida y su carrera deportiva.

1. Sus victorias en las pistas

Sharápova es la primera rusa que ha ocupado el número uno del mundo. Esto sucedió en 2005, cuando tenía 18 años. “¡Tengo ganas de sonreír todo el tiempo! He conseguido algo muy poco común –decía entonces la deportista. En aquel momento la tenista contaba con diez títulos, Wimbledon entre ellos, obtenido un año antes, en cuya final Sharápova causó gran sensación derrotando a Serena Williams, que ya había ganado aquella temporada varios torneos Grand Slam. Desde entonces, Sharápova ha logrado ser la mejor tenista del planeta en otras cinco ocasiones.

2. Sucarácter

Su gran tenacidad es un rasgo característico. La deportista lucha hasta el final y ha logrado ganar en partidos que parecían perdidos. “No me gusta tirar la toalla durante el partido, no lo sé hacer”, comenta la tenista.

Esta cualidad no solo la aplica en la pista, sino también en otras situaciones de su vida. En 2007 le detectaron una lesión crónica en el hombro y el año siguiente se sometió a una compleja operación. Esto podría haber puesto punto final a su carrera. La deportista pasó un año sin jugar y se perdió, entre otros torneos importantes, las Olimpiadas de Pekín. Sin embargo, después de este parón irremediable, como en el caso de su vuelta tras la descalificación, Sharápova siguió cosechando éxitos.

3. Su relación con Rusia

Puede resultar un poco paradójico, ya que la deportista lleva ya muchos años viviendo y entrenando en EE UU, pero ella siempre subraya que sigue siendo rusa. “Tengo sangre rusa, en casa hablo en ruso y me considero rusa, no estadounidense. Aunque cuando viajo a Rusia me cuesta un poco acostumbrarme”, reconoce la deportista.

Sharápova tuvo el honor de ser la abanderada de Rusia durante la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Londres el 27 de julio de 2012, convirtiéndose en la primera abanderada mujer de la delegación olímpica rusa de la historia. Sharápova comenzó a jugar con la selección rusa en competiciones internacionales en 2007.

4. Su rivalidad con Serena Williams

Se considera que la rivalidad entre Sharápova y la deportista estadounidense comenzó durante el partido de Wimbledon en 2004. Las tenistas se han enfrentado en las pistas en 21 ocasiones, y la estadounidense ha ganado 19 de estos encuentros. Sharápova solo ha ganado dos veces, ambas en 2014.

La relación entre las dos deportistas ha empeorado durante los últimos años. Cuando en 2013 Williams publicó una foto de su tobillo hinchado tras el partido, Sharápova la ridiculizó escribiendo que “pronto las tenistas publicarán sus radiografías, resonancias y ecografías”.

En aquel momento Sharápova llevaba un tiempo saliendo con el exnovio de Williams, el tenista búlgaro Grigori Dimitrov. En respuesta a la mordacidad de Sharápova, en una entrevista la estadounidense llamó “aburrida” a la rusa, y dijo de Dimitrov que tenía “un corazón negro”. Sharápova no se quedó de brazos cruzados y propuso a su rival que hablara también de su novio actual, que según la rusa, había abandonado a su esposa y a sus hijos por Williams.

Las personas cercanas a las deportistas dicen que “Serena odia a Masha”. Sin embargo, esto no ha impedido a Sharápova felicitar a Williams por su embarazo. “Es uno de los mejores regalos que puede recibir una mujer”, comentaba la rusa al respecto.

5. Emprendeduríayobrasbenéficas

María Sharápova lleva más de una década como la deportista mejor pagada del mundo, según Forbes. Solo en 2016 la revista hizo pasar por delante de la rusa a su rival, Serena Williams, a la que se le atribuyen unos ingresos de 28,9 millones de dólares. Sharápova, según la revista, ganó 7 millones de dólares menos.

Esto podría estar relacionado con el hecho de que la rusa ha perdido algunos contratos de publicidad debido al escándalo de dopaje. En marzo de 2016 la empresa relojera suiza TAG Heuer decidió no renovar su contrato de publicidad con Sharápova. Al mismo tiempo, dos grandes patrocinadores de la deportista (el fabricante de raquetas y material deportivo Head y la marca Nike) decidieron apoyar a la rusa ampliando sus contratos.

Sharápova tiene también su propia marca, Sugarpova, con la que lleva cinco años vendiendo caramelos y chicles. En 2013 los medios de comunicación informaron de que la tenista había planeado cambiar su apellido por el de Sugarpova durante la celebración del Open de Estados Unidos, aunque más tarde declinó la idea debido a ciertas complicaciones burocráticas.

Sharápova lleva al menos diez años participando en obras benéficas. Ha creado una fundación que ayuda a las personas nacidas cerca del lugar de la catástrofe de Chernóbil. En esta decisión influyó el hecho de que los padres de María crecieran en una región (la provincia de Gómel en Bielorrusia) que se vio afectada por el desastre de la central nuclear. Debido a ello, la familia se mudó a Siberia dos años antes del nacimiento de María.

Lea más:

La reina de la tierra: cinco curiosidades sobre María Sharápova

Sharápova y Williams, una rivalidad que va más allá de la cancha

4 datos que no sabías sobre la reducción de la sanción a Sharápova