Por qué a Vladímir Putin le habría costado mucho ser cinturón negro en la Unión Soviética

Kremlin/Global Look Press
El deporte favorito del presidente ruso, el judo, estuvo prohibido durante mucho tiempo en la URSS. Actualmente Hoy en día es una de las escuelas más fuertes del mundo.

Vasili Oshchepkov.

Si no hubiera sido por Vasili Oshchepkov, el judo probablemente nunca habría aparecido en Rusia. Nacido en la isla de Sajalín, en el extremo oriental de Rusia, pasó muchos años en Japón, donde estudió artes marciales y consiguió un cinturón negro de primer grado, un shodan. En 1914 regresó a Rusia y, en Vladivostok, fundó la primera escuela de judo de Rusia.

Estudiantes de la misión ortodoxa en Japón. Oschchepkov es el tercero por la izquierda en la tercera fila.

“El padre del judo ruso” no se paró ahí. En 1917, mientras visitaba Japón, aprobó los exámenes para recibir su segundo grado de cinturón negro, convirtiéndose en el primer ruso y en el tercer europeo en obtener un nidan.

Monumento a Vasili Oschchepkov (a la izq).

Vasili Oshchepkov hizo una gran contribución a la difusión del judo. Enseñó a los oficiales y tropas del Ejército Rojo. Sin embargo, esto no sirvió para salvar su vida: durante los años de represión estalinista fue arrestado y acusado de ser espía japonés. Falleció en prisión en 1938.

Oschchepkov con sus estudidantes.

La época soviética fue un periodo duro para el judo en Rusia. A finales de los años 30 se declaró que era “una actividad ajena al pueblo soviético”. Los estudiantes de Oshchepkov adaptaron y desarrollaron un nuevo arte marcial, el llamado sambo, que está basado en el judo y es muy similar.

Judokas soviéticos recibiendo medallas en los JJOO de Tokio de 1964.

Cuando el judo fue reconocido como deporte olímpico en la década de 1960, tuvo su segunda oportunidad en la URSS. Los líderes soviéticos estaban ansiosos por obtener más medallas de oro. Se levantó la prohibición del judo y se incitó a los que practicaban sambo a practicar judo.

Competición de judo durante los Juegos Olímpicos de Tokio de 1964.

Los primeros resultados fueron impresionantes. En los Juegos Olímpicos de 1964, los seguidores del sambo soviético, que se habían visto obligados a pasarse al judo, ganaron cuatro medallas de bronce.

Tomó tiempo crear un sistema de judo en la Unión Soviética y no se estableció una federación hasta 1972. Desde entonces los campeonatos de judo han tenido lugar de forma regular.

Campeón olímpico de judo, Shota Chochishvili, 1972.

1972 fue un año memorable para el judo soviético. En los Juegos Olímpicos de Múnich, Shota Chochishvili ganó el primer oro olímpico en judo para la Unión Soviética.

1990.

La caída de la URSS supuso un duro golpe para el judo ruso. Se acabaron las victorias gloriosas y sin el presupuesto adecuado, cerraron muchas escuelas para jóvenes.

Hoy en día se está produciendo un renacimiento de este deporte en Rusia. El papel del presidente Vladímir Putin es importante. El mandatario es un gran seguidor de este deporte y dice que en su vida y trabajo a menudo se basan en los principios filosóficos de este arte marcial japonés.

Vladímir Putin practica otros deportes también, aquí te contamos cuáles son.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies