Rusia obtuvo una gran victoria en los Juegos Olímpicos de la Juventud de Buenos Aires

Getty Images
Las lesiones y las dudas quedaron atrás. Los deportistas rusos volvieron a casa cargados de medallas de oro y de récords.

En los Juegos Olímpicos de la Juventud, celebrados en Buenos Aires, Rusia obtuvo 59 medallas, 29 de ellas de oro. El combinado japonés ocupó el segundo lugar en el medallero no oficial. Se hizo con 30 medallas, 15 de ellas de oro, 20 menos que el equipo ruso.

A pesar del gran éxito cosechado por los deportistas rusos, hubo lesiones, sufrimiento y se superaron algunos miedos.

Nuevo deporte

El camino hacia la victoria de Rusia en el medallero no oficial comenzó en diciembre de 2016, cuando el Comité Olímpico Internacional tomó la decisión de incluir el break dance en el programa de los Juegos Olímpicos de la Juventud de 2018.

En esos momentos, Serguéi Chernishov, bailarín de 16 años procedente de Vorónezh (500 km al sur de Moscú) luchaba por la victoria en el popular programa de televisión Bailes, que se emite en un canal federal. Su difícil coreografía se ganó la opinión del jurado, aunque nadie podía imaginar que fuera a participar en unos Juegos Olímpicos, y es que el break dance no era ni deporte olímpico.

Serguéi Chernishov.

“La verdad es que al principio no me lo creía”, afirmó Chernishov, más conocido con el nombre artístico de B-Boy Bumblebee en la revista Afisha, sobre su reacción de la inclusión del break dance en el programa de los Juegos Olímpicos de la Juventud.

El bailarín tenía por delante un duro y largo camino: que lo escogieran para la selección y la preparación. A pesar de que poco antes de los Juegos de Buenos Aires, Chernishov había perdido contra el japonés Shigekix en la final del campeonato del mundo de break dance de jóvenes, decidieron dejarlo para la ronda final.
Finalmente, tras escoger a Chernishov como representante de Rusia en los Juegos, el Comité Olímpico de Rusia estaba asumiendo un riesgo, y es que bailarín ruso tuvo que enfrentarse de nuevo contra su oponente japonés.

“En semifinales me enfrenté a mi principal rival y competidor, el japonés contra el que había perdido la final del campeonato del mundo juvenil. Quizá la mayor barrera era, sobre todo, psicológica. Desde mayo me estuve preparando para esta batalla. Tuvimos suerte por encontrarnos en esa etapa. En la final, obviamente, fue más fácil. Ya había ganado contra el francés Martin en Berlín, en una batalla de clasificación, por eso me sentía seguro y fue bastante fácil superarlo”, declaró Chernishov a Afisha.

El destino le ofreció al bailarín ruso, no solo la oportunidad de vengarse de su principal rival sino también de inscribir su nombre en la historia. Su medalla de oro es la primera en la historia en unos Juegos Olímpicos que se entrega a alguien por break dance.

Contribución de las mujeres

Cuando el boxeador ruso Ruslán Kolésnikov se enfrentó al británico Carl Itaum en la final, los únicos que sabían que tenía una lesión en la muñeca eran él y su entrenador.

Boxeador ruso Ruslán Kolésnikov se enfrentó al británico Carl Itaum en la final.

“Se lesionó en el campeonato del mundo junior celebrado en Budapest a finales de agosto. Hubo una pequeña pausa y luego llegaron Juegos Olímpicos. No había vuelta atrás, no podía fallar al equipo. Tenía que boxear, aunque la mano no estuviera en el mejor estado”, declaró Kolésnikov después de perder en la final.
Rusia obtuvo una medalla de plata y la esperanza por conseguir un oro en boxeo recayó sobre los hombros de las chicas.

Anastasía Shamónova voló a los Juegos Olímpicos de Buenos Aires desde la ciudad de Sochi, donde se celebraron los Juegos Olímpicos de Invierno de 2014. La última pelea fue muy dura para la rusa, que se enfrentó a una experimentada boxeadora francesa.

Anastasía Shamónova.

“Me di cuenta de que el primer round había sido desastroso para mía. Solo tenía una palabra en mi cabeza: ‘Céntrate’”, cuenta Shamónova en una entrevista en la web Komanda Rossii.

En una dura pelea por el oro olímpico, la chica no supo de inmediato que no solo luchaba por su victoria personal, sino que la medalla suponía un récord, el vigésimo octavo oro para el equipo ruso. Nunca antes habían conseguido tantas medallas de oro los atletas rusos en unos Juegos Olímpicos de la Juventud. El récord anterior se había logrado durante los Juegos de 2014, celebrados en la ciudad china de Nanjing. En esa ocasión los rusos obtuvieron 27 medallas de oro, 19 de plata y 11 de bronce.

“No pensé en eso. Tenía que salir y ganar. Nadie me había dicho nada sobre eso, que mi medalla iba a suponer un récord o algo parecido. Tenía una responsabilidad muy grande y boxeé por mi país”, declaró Shamónova.

Las chicas de la selección rusa se hicieron con 20 medallas, 11 de ellas de oro. En total, el equipo ruso consiguió 20 medallas de oro.

Incluso siguieron después de batir el nuevo récord. La mayor contribución a este botín la hicieron los nadadores. Hubo uno que obtuvo tres medallas de oro.

Récord absoluto

El viaje a Buenos Aires fue de récord, en todas sus acepciones, para Andréi Minakov. Este deportista de 16 años no solo obtuvo tres preseas de oro para la selección rusa sino que estableció un récord absoluto de Rusia en la categoría de 100 metros mariposa, con una marca de 51,12 segundos. Ni los deportistas profesionales de categoría superior habían sido capaces de hacer un tiempo como este.

Andréi Minakov.

“Si te digo la verdad, no sé cómo fue. Espero que estas victorias me den seguridad y que pueda continuar de la misma manera hasta la categoría adulta”, declaró el deportista al diario Izvestia.

En Rusia los jóvenes deportistas olímpicos fueron recibidos como héroes. Familiares, amigos y admiradores llenaron el aeropuerto moscovita Sheremétievo el pasado 21 de octubre.

A pesar de estar todavía bajo la cálida impresión del ambiente de Buenos Aires, muchos de los jóvenes atletas ya han comenzado a prepararse para los Juegos Olímpicos de 2020, donde algunos  podrán participar tras alcanzar la mayoría de edad.

Andréi Minakov estableció un récord absoluto de Rusia en la categoría de 100 metros mariposa, con una marca de 51,12 segundos.

“Nuestros atletas han obtenido un resultado excelente en los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018, pero no es menos importante la excelente experiencia competitiva que han tenido. Estoy seguro de que este éxito será una gran motivación para los chicos, que se preparan para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. ¡Les deseo a todos una carrera brillante y larga en el deporte! Felicidades a todo el equipo por la victoria en la clasificación general!”, declaró el ministro de Deportes de la Federación de Rusia, Pável Kolobkov, en una entrevista con Izvestia.

Estos son los cinco récords del mundo recién establecidos por patinadores rusos.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies