Remedios contra la resaca... de los servicios de inteligencia rusos

OpenClipart Vectors/Pixabay
No todos los remedios tradicionales están avalados por la ciencia, pero estos métodos contra la embriaguez que (supuestamente) utilizan los agentes de la inteligencia rusa serán muy útiles cuando necesites mantener las apariencias.

Estamos seguros de que has escuchado muchos consejos de rusos sobre lo que hacen para evitar la resaca. Según cuenta la leyenda, todos estos métodos se basan en lo que hacen nuestros servicios de inteligencia en el extranjero. Los agentes del KGB siempre eran eficaces a la hora de beber con sus objetivos. Presentamos algunas de las leyendas urbanas más difundidas.

Algunas cuestiones básicas

Una manera típica de evitar la resaca consiste en comerse un mamut entero antes de una fiesta... y no estamos exagerando. Eso de “forrar el estómago” con un poco de aceite o mantequilla o cortezas de cerdo... no es cierto, lo siento. Hay que comerse un mamut (o al menos un ternero) para que la grasa sea un revestimiento adecuado.

Se habla también de otro truco: ingerir 100 ml de vodka una hora antes de comenzar a beber más. En realidad no es una mala táctica. El alcohol, cuando se absorbe, tiene que sintetizar los compuestos químicos que te preparan para beber más tarde.

También se habla de tomar tabletas de carbón activado, ya que actúa como un fuerte absorbente.

Por último, hay quienes recomiendan tomar huevo crudo. Nosotros lo desaconsejamos: matar el malestar de la resaca no es muy efectivo si vas a matarte... con salmonela.

Qué hacen los profesionales

No sigamos dando rodeos. Vamos a enumerar algunos remedios  que usan los agentes de la inteligencia rusa en el extranjero para ser casi inmunes a la embriaguez. Al menos eso es lo que se nos contaba cuando éramos niños.

Es posible que no hayas oído hablar del compuesto RU-21: una píldora mítica que, según contaban los medios de comunicación occidentales durante Guerra Fría, los agentes rusos ingerían para mantenerse sobrios en todo momento. Se suponía que el RU-21 funcionaba sintetizando un fermento  que convertía el alcohol en acetaldehído, un disolvente que se producía orgánicamente. Lamentablemente, según Yuri Kobaladze, un veterano del oficio, esto no son más que rumores. “Estas píldoras no existen”, dice en la página web Russian7. “No las he visto nunca en mi vida”.

Cuenta la leyenda que para un ruso que esté en Londres, el cocktail de ostras es el mejor remedio para la resaca. Se compone de aceite de girasol, dos cucharadas de zumo de tomate, una cucharadita de coñac y un poco de yema de huevo. Hay que agitar antes de servir y sazonar al gusto.

En Alemania, lo más probable que los rusos se decanten por el arenque en escabeche, lo que hará que se sientan como en casa. Lo primero que se hace con el arenque es curarlo con sal, para extraer agua, luego se le añaden vinagre, sal y azúcar. Los rusos han estado consumiendo esto con vodka durante siglos.

Si eres un “espía” ruso en Finlandia, lo mejor será ir a la sauna. Este método es uno de los favoritos de los rusos en su país. Varias estancias cortas entre cinco y siete minutos a 80º. Este es el secreto para eliminar las toxinas del cuerpo de la manera más eficaz.

Mientras que en México, el mejor remedio es el pozole, una sopa de maíz con carne. Tiene muchas especias y vitaminas, incluida la glicina, un aminoácido que se cree que es crucial para las milagrosas propiedades antirresaca de la sopa.

Si el agente se encuentra en una misión en China, el vodka con té verde es un clásico. Según una popular leyenda, los agentes pedían té junto con el vodka. Es tan rico en antioxidantes que se cree que es una de las mejores curas para la resaca.

Pepinillos y caviar… Aquí te proponemos otras alternativas para la resaca.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies