Cómo adquirir un gato en Rusia

Getty Images
Te damos una serie de consejos para que puedas comprar o adoptar con seguridad un minino.

¿Necesitas un compañero felino en Rusia? Únete al enorme ejército de los amantes y propietarios de gatos. En Rusia, no hay impuestos ni tasas de licencia para tener una mascota, así que encontrar el gato perfecto debería ser pan comido.

Cómo encontrar un criador de gatos de confianza

En el país eslavo el precio de un gato con pedigrí es más alto si participa en exposiciones. La mejor manera de encontrar un criador es visitar una exposición de felinos (horario en ruso) y pedir contactos. En Moscú se celebran grandes eventos durante todo el año, por lo que hay muchas oportunidades para conocerlos. Otra opción es encontrar unos criadores online (lista de criadores en ruso) y ponerse en contacto con ellos directamente. Algunos criadores incluso tienen sitios web en inglés (como este criador de gatos siberianos con sede en Moscú, de Maine Coon y Cornish Rexs). 

Antes de comprarlos, el criador debe mostrarte todos los documentos relevantes con información sobre el animal y sus vacunas. Si deseas participar en competiciones deberás solicitar un certificado de pedigrí (en el criadero o en un centro felino local). Una cría de gato no debe tener menos de 12 semanas antes de su venta, pero se puede reservar uno antes de que nazca. Es mejor que el criador también te muestre a los padres para que puedas ver su linaje. La mayoría de los criadores tienden a trabajar con una sola raza, por lo que deben saber todo sobre ella y es posible que se pongan en contacto contigo para consultarte algunos temas después de que te lleves el gato a casa. También tienes que firmar un acuerdo con el criador. La peor idea es comprar un gato a través de un anuncio clasificado, ya que los criadores más populares y de confianza no suelen promocionarse de esta manera.

5 razas de gatos originarias de Rusia

1. Gato ruso azul. Cuenta la leyenda que los marineros ingleses trajeron estos hermosos gatos grises teñidos de azul desde Arcángel, una ciudad portuaria del norte de Rusia.

2. Siberiano. Estos mullidos y grandes felinos son populares en Rusia. Su largo pelaje los protege del frío siberiano, así que prepárate para usar un cepillo de gato con frecuencia.

3. Don sphynx es ideal para personas con alergias al pelo de gato. A pesar de su apariencia severa y fea, son muy amigables.

4. Los névskaia mascarádnaia son gatos de pelo largo y ojos azules y brillantes. El nombre se debe a su apariencia, ya que parece que llevan una máscara. Son una versión del siberiano.

5. Los bobtail de las Kuriles no le temen al agua y pueden hasta pescar. Aunque, obviamente, prefieren que un humano los alimente.

Aquí te contamos más sobre las razas de gatos de Rusia.

Cómo adoptar un gato de un refugio

En la mayoría de las grandes ciudades de Rusia hay refugios para gatos, tanto municipales como privados (consulta el sitio web de Moscú en ruso), y para encontrar un gato debes escoger cuál quieres o escribir al refugio. Valentina Pajómova, de San Petersburgo, que adoptó hace años un gatito del refugio Hermitage Cats (enlace en ruso) dice que los voluntarios suelen preguntar si cuentas con redes para ponerlas en las ventanas y si hay otras mascotas en casa. Los voluntarios pueden comprobar cuáles son tus condiciones de vida y llevar al gato a tu casa para asegurarse de que todo está bajo control. Si ya tienes otra mascota, te ayudarán a que se integre el nuevo inquilino. “Si un voluntario se da cuenta de que no cuidas tus mascotas, no dejará al nuevo felino en tu casa”, dice.

Todas las mascotas de los refugios deben estar vacunadas, esterilizadas y tienen que pasar por un tratamiento de parásitos. Al adoptarlo hay que firmar un acuerdo.

Cómo llevar un gato a casa

Cada país tiene sus propias reglas sobre la entrada de animales en su territorio, por lo que antes de viajar hay que conocerlas (aquí están los reglamentos de la UE y de EE UU). Sin embargo, para sacar un gato de Rusia debes obtener un certificado veterinario internacional (se puede hacer en la mayoría de las clínicas veterinarias de Rusia). En él se muestra información sobre el dueño de la mascota y las vacunas. Asegúrate de hacerlo no menos de 11 meses antes de viajar.

También tienes que tener un certificado veterinario ruso (llamado Forma nómer odín, que se puede hacer en cualquier clínica) y mostrarlo en la frontera antes de cambiarlo por un certificado internacional. Además, el gato debe tener un chip. Hay que tener en cuenta que una persona no puede cargar más de dos gatos a la vez. Las reglas para el transporte en aviones y trenes dependen del transportista.  

Los rusos son los mayores amantes de los gatos del mundo, aquí te lo contamos. 

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies