Los servicios públicos de Samara utilizan pirámides para hacer pagar a los morosos

RKS-Samara
Los trabajadores de los servicios públicos de la ciudad rusa de Samara (a 852 kilómetros de Moscú) han empleado recientemente un método súper efectivo para hacer que los evasores de impuestos paguen sus deudas de agua y alcantarillado.

En Samara empezaron a dejar, frente a las casas de los morosos, pirámides de hormigón de tres toneladas que lucen las frases “un deudor vive aquí”; “usted está endeudado”; y “pague por su suministro de agua” inscritas en ellas.

Desde mayo de 2018, las pirámides se han desplegado más de 80 veces, ayudando así a recuperar más de un millón de rublos (16.000 dólares). Recientemente, el propietario de una casa en Samara cuya deuda era de unos 45.000 rublos (750 dólares), demolió una pirámide, pero fue grabado por una cámara de vigilancia.

Se realizó una investigación que sacó a la luz que el propietario tiene deudas que superan los 25 millones de rublos (415.000 dólares). También podría enfrentarse a cargos por demoler la pirámide, que pertenece a la compañía de servicios públicos RKS-Samara.

Hay maneras de hacer que la gente pague, pero un deudor “motivado” puede esquivar a los agentes judiciales, negarse a contestar el teléfono, mudarse a un lugar alquilado o abandonar la ciudad. Por todo esto, RKS-Samara decidió tomar el toro por los cuernos.

En una ocasión, una pirámide colgante (no la versión de tres toneladas, sino una ligera) fue colocada ante la ventana de un deudor que vivía en el segundo piso de un edificio.

“Obviamente no hacemos esto inmediatamente. En primer lugar, informamos al deudor, enviamos cartas y órdenes de ejecución. Pero este cliente no había expresado ninguna intención de resolver el problema”, dijo un portavoz de RKS-Samara.

¿Por qué Lenin decidió no pagar la deuda zarista que todavía hoy reclama alguna gente? Pincha aquí para descubrirlo.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies