Un avión realiza aterrizaje de emergencia en Rusia tras abrir un perro la bodega de equipajes

Getty Images

Un avión de pasajeros Boeing 737, que había despegado de San Petersburgo y se preparaba para aterrizar en Moscú, tuvo que hacer un aterrizaje de emergencia a principios de esta semana porque un perro había abierto el compartimiento de equipaje a una altitud de 4.000 metros. Afortunadamente, nadie salió herido, ni los pasajeros ni el cuadrúpedo protagonista.

El dueño del pequeño animal no había cerrado bien su jaula, lo que le permitió escapar. El perro “desmenuzó el forro interior de la bodega e hizo que se abriera la faja delantera”, declaró una fuente en el aeropuerto Sheremétievo de Moscú a la agencia de información Interfax. Afortunadamente, los sistemas automáticos del aparato impidieron la apertura total del compartimento, que quedó abierto sólo unas pocas decenas de centímetros.

“El perro ha roído la tapa del maletero, llegando a los cables eléctricos. Todo en el avión está automatizado y este animal interfirió en este sistema, dañando los cables. El ordenador recibió el aviso y abrió el maletero, pero al percibir la diferencia de presión existente, comprendió que no debía abrirse”, declaró el piloto Vadim Bazikin al periódico Komsomólskaia Pravda.

Pincha aquí para leer sobre los 3 aterrizajes de emergencia más memorables protagonizados por pilotos rusos. 

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies