¿Por qué hay tantos guardias en Rusia?

Ekaterina Lobánova
Vigilan todo, desde el agua de colonia hasta los sándwiches. Pueden verse en casi todos los rincones del país.

Una expresión aburrida grabada en su cara, un walkie-talkie, un uniforme almidonado con una señal en la que pone “Guardia”. Estos personajes son muy comunes en supermercados, escuelas, hospitales, vestíbulos de edificios de oficinas, gasolineras y parques de todo el país.

Rusia es un país de guardias. Están en todas partes. Muchos parecen redundantes, como si se dedicaran simplemente a ocupar el espacio mientras la gente deambula por ahí, ignorándolos o sintiéndose un poco molestos, mientras los ojos del guardia los siguen con una sospecha injustificada. Suelen estar mal pagados y, a pesar de la reforma de la policía en Rusia, la crisis y las miles de cámaras de vigilancia, los guardias forman parte del mobiliario del país.

Una profesión fácil

Rusia tiene más policías que cualquier otro país del mundo: hay alrededor de 250.000 agentes. Pero si las estimaciones del Ministerio del Interior y de los sindicatos son correctas (teniendo en cuenta el empleo informal), hace dos años había alrededor de 1,5 millones de guardias, lo que supone casi el 2% de la población activa. Inevitablemente nos preguntamos por qué hay tantos. En primer lugar, hacerse guardia es fácil y barato. 

Solo hay que hacer un curso de 70 horas en una escuela de guardias, aprobar un examen, que te tomen las huellas digitales, esperar dos meses y recibir un certificado. Este procedimiento cuesta 10.000 rublos (169 dólares) en Moscú. La licencia para portar un arma tiene un precio de 5.000 rublos adicionales (84 dólares). En las regiones los precios son todavía más bajos. Convertirse en guardia es, por lo tanto, una forma rápida de ganar algo de dinero, ya sea como único trabajo o a tiempo parcial, para estudiantes y pensionistas (esto último es más común). Por lo general, el trabajo tiene un horario flexible y apenas implica actividad física. Los que trabajan en una tienda (y no para una empresa de seguridad), por ejemplo, ni siquiera necesitan una licencia, ni han de volver a tomar un examen cada año.

Resaca de los años 90

La tendencia de emplear guardias comenzó en los años 90, cuando cayó la URSS. “Tras la aparición de la propiedad privada, el país necesitaba guardias de seguridad. Básicamente, todo se hizo para legalizar el derecho a poder llevar armas las 24 horas del día”, recuerda Svetlana Ternova, asesora del Departamento de Licencias y Permisos del Ministerio del Interior ruso.

En aquel entonces muchos hombres de negocios y empleados de seguridad eran guardias porque, en palabras de Ternova, estaban involucrados en operaciones de seguridad.

Actualmente no todas las empresas están reforzadas con una seguridad que porta pistolas y ametralladoras. La inmensa mayoría de los guardias carecen de licencia para portar armas y, en realidad, hacen muy poco. Su salario diario oscila entre los 800 y los 2.500 rublos (13-42 dólares).

Como un espantapájaros

Konstantín Sonin, economista y profesor de la Universidad de Chicago y de la Escuela Superior de Economía, vincula el furor por los guardias con el ineficiente trabajo policial y la baja productividad laboral. “Los cafés y restaurantes estadounidenses no tienen guardias. ¿Por qué? Porque si alguien se comporta mal, el camarero llamará a la policía. Resulta que en Rusia la presencia de guardias en un café está relacionada con el hecho de que para el dueño es más ventajoso emplear a un guardia que confiar en la policía”, declaró.

Pero según esta lógica, debido al número de guardias que tiene Rusia, el país tendría que ser, al menos teóricamente, uno de los países más seguros del mundo. Pero no es así. Los expertos del Foro Económico Mundial sitúan a Rusia en el puesto 109, de un total de 136 países en un índice que mide la seguridad.

“No importa quién sea, siempre y cuando esté guardando el lugar. Los guardias tienen un factor psicológico, al igual que un espantapájaros en un jardín”, declara el director del Departamento de Licencias y Permisos del Ministerio del Interior, Leonid Vediónov.

Conoce la pistola que utilizan los guardias de Putin.

“Por qué Rusia...” es una sección que explora los temas más populares vinculados con el país eslavo. Trabajamos constantemente en la ampliación de material con nuevos textos e información.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies