7 trucos para ganarte a tu suegra rusa

Legion Media
Los rusos hacen muchas bromas cínicas sobre las relaciones entre un marido y la madre de su mujer, y con razón. Para todos los hombres que están ahí fuera, aquí hay algunos consejos para ganarse a su ‘tioshcha’. Puede que los necesites.

Las suegras rusas son complicadas - en primer lugar, probablemente tendrás problemas pronunciando la palabra rusa tioshcha correctamente (pero este ejercicio de video puede ayudar). De todos modos, si quieres mantener buenas relaciones, debes mantener a la anciana a distancia y al mismo tiempo involucrarla en tu vida familiar. No es una tarea fácil. En Rusia es de mala educación llamar a tu suegra tioshcha. Por otro lado, incluso si tu esposa quiere que adoptes a su madre como tuya y la llames mamá ¡no lo hagas! Tu nueva suegra definitivamente percibirá esto como un gesto de adulación y sospechará que eres un hombre deshonesto. Incluso si mantener un equilibrio en todo esto es difícil, es esencial para ganarse a tu tioshcha, pero créenos, realmente vale la pena.

1. Ama a tu esposa

Para su suegra, la felicidad de su hija es primordial. Y en la cultura rusa, una mujer no puede ser feliz si no es amada. Ni el dinero, la fama, o el éxito pueden sustituir al amor (y tu esposa probablemente piensa lo mismo, también). George, de 33 años, de Londres, quien ha estado felizmente casado con una mujer rusa por más de ocho años, dice que tratar bien a la esposa de uno es definitivamente lo más importante a los ojos de las suegras. Halagador o no, la mayoría de los chicos extranjeros son percibidos en Rusia como muy racionales, estrictos, o incluso malhumorados, así que no tengas miedo de mostrar tu lado amable a tu esposa. Te sentirás más conectado con su madre.

2. Aliméntate bien

En la Rusia medieval, sólo una persona que comía bien y tenía un cuerpo corpulento podía ser considerada digna de confianza. Parece que esta noción ha sobrevivido hasta el día de hoy y si tu tioshcha nota que le das de comer su guiso al perro en vez de comértelo, sospechará que no te sientes bien o que eres irrespetuoso. Así que no comas demasiado antes de visitar a la madre de tu esposa, prepárate para una comida espléndida, y elogia su cocina no importa lo que pase.

3. Elogia su aspecto

Si leíste nuestros consejos para una vida feliz con una mujer rusa, como sabrás, tu suegra cuida mucho su aspecto. Incluso si no es muy joven, o las dificultades de la vida rusa han hecho mella en su apariencia, ella hará todo lo posible para lucir bonita, y esto no se puede ignorar. Un vestido nuevo, un corte de pelo de moda o un esmalte de uñas exigen un cumplido. Incluso si se tiñe el cabello de azul tóxico y se tatúa a Gorbachov en el brazo, recuerda que se ve preciosa.

4. Nunca discutas con tu esposa en presencia de su madre

No es de extrañar que muchas personas, hombres o mujeres, rusos o no, hayan tenido relaciones problemáticas con sus padres. Como adultos, muchas personas hacen las paces con sus padres, o al menos aprenden a tratar con ellos en situaciones difíciles. Pero cuando un marido entra en escena, la paz entre madre e hija puede desmoronarse. A veces, la madre puede elogiar a su yerno y regañar a su hija, aunque lo más probable es que sea al revés. De todos modos, en este caso son dos contra uno, lo que nunca es justo y puede llevar al desastre. Así que probablemente es mejor no dejar que tu suegra se involucre en los asuntos privados de tu familia (lo mismo sucede con tu propia madre).

5. Deja que cuide a tus hijos

Recuerda, si te has casado con una mujer rusa y estás planeando tener hijos, tu suegra pronto se convertirá en una bábushka. Y si aún no lo sabes, una bábushka rusa es más que una abuela, es un estado mental, una filosofía y una vocación. Y tener nietos es una de las piedras angulares del universo de una bábushka. Así que, aunque viva a miles de kilómetros de distancia, querrá participar en la educación de tus hijos y compartir con ellos su infinito amor. Así que invita a tu tioshcha a hacer de canguro y no tengas miedo de que tus hijos adopten algunos oscuros hábitos rusos, la mayoría de las veces sólo se divertirán con la abuelita.

6. Ayúdala con las labores del hogar

Muchas suegras no esperarán para pedirte ayuda cuanto tengan que mover muebles o llevar bolsas de compras. Sin embargo, otras pueden guardar silencio y aguardar a que tú ofrezcas tu ayuda. Luego están las que rechazan cualquier ayuda con el argumento de que eres su huésped y resulta descortés “usar” a los huéspedes para las tareas diarias. En ese caso, puedes preguntarle a la madre de tu esposa qué pasatiempos le gustan. Puede ser cocinar, trabajar en el jardín, tejer o ver TV. “Es importante conectar con tu suegra a nivel personal”, dice George. “Un buen sentido del humor también puede ser muy útil. A mi suegra le encantan los buenos chistes, así que soltar algunos de las tuyos puede ser una buena forma de conectar”.

7. Tómatelo con calma (o al menos trata de hacerlo)

¿Qué hacer cuando conozcas a tu suegra por primera vez? Alfie Alcosta, de México, conoció a una chica rusa mientras estudiaban y tuvieron una relación a distancia durante algún tiempo, pero finalmente llegó el momento de que Alfie debió conocer a los padres de su novia. “Me estaba metiendo en una cultura completamente diferente de la que apenas sabía nada. Y qué nervioso estaba”, dice Alfie. “En México conocer a los padres se considera dar un paso muy serio. Como mexicano, conocer a los padres de alguien significa que la relación está ganando impulso y que estás gravitando hacia el matrimonio”. Alfie imaginó que también sucedía así en Rusia.

“¿Qué debería decir? ¿Cómo debo abordar la situación? ¿Beso a mi suegra primero? ¿Nos besamos? ¿Voy por un apretón de manos firme y fuerte? ¿Quizás un choca esos cinco?” – estas fueron las preguntas que Alfie se hizo a sí mismo y las mismas que muchos, muchos chicos se hacen cuando conocen a los padres rusos de su chica por primera vez. El único consejo útil aquí es, sin embargo: tómatelo con calma. Las suegras y suegros rusos probablemente estarán muy emocionados de conocer al ser querido de su hija y harán todo lo posible para tratarte con amabilidad y respeto.

En el caso de Alfie, su novia lo besó inesperadamente delante de sus padres, algo que en México sólo sucedería después de la boda. La que pronto será tioshcha de Alfie (además de la hermana y el padre de su novia) lo abrazó afectuosamente. “Puedo decírtelo por experiencia: las cosas no saldrán según lo planeado, pero está bien, porque al final, si sobrevives al encuentro, será una historia de las que merecen ser contadas”, dice Alfie.

Esperamos que esta pequeña guía te ayude a seguir adelante con tu suegra. Pero si realmente estás planeando casarte con una mujer rusa, piénsalo dos veces. Tal vez no sea una buena idea después de todo? Nosotros (bromeando) recogimos las razones para no tener una relación con una mujer rusa. ¡Buena suerte!

Haz click aquí si quieres suscribirte a nuestros boletines semanales.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies