Breve guía para detectar mensajes ocultos en matrículas de coches rusos

Pável Kuzmichiov
Al igual que todos los países, Rusia tiene un sistema para el registro de vehículos. Naturalmente, se pueden transmitir mensajes ocultos que pueden a través de una combinación de letras y dígitos. Conozca cuales de ellas pertenecen a las autoridades, aprenda sobre el mercado negro de matrículas y las provocativas combinaciones de tres letras

La mayoría de las matrículas rusas constan de tres letras, tres dígitos y un código de región (dos o tres dígitos). Está permitido usar solo las 12 letras del alfabeto ruso que se parecen exactamente a letras del latino , de modo que la policía de tráfico fuera de Rusia no tenga dificultades para interpretar las letras al informar violaciones por parte de  conductores rusos.

Aunque solo sean tres dígitos, queda espacio para crear suficientes combinaciones con las que construir números de placas "bonitos". Los rusos son extremadamente aficionados a esta práctica, y muchas personas piensan que los números "bonitos" aportan cierto tipo de "encanto de conductor". A veces, estas placas cuestan una fortuna y son una forma de mostrar la riqueza y el poder del dueño del coche donde van instaladas.

Gastar dinero en matrículas para ganar respeto

En 2013, debido a la gran cantidad de matrículas emitidas por la policía de tráfico de la región de Moscú, se introdujo la serie "777" (anteriormente, Moscú había incluido códigos como "77", "97", "177" y "197"). El comunicado de prensa oficial de la policía moscovita indicaba que en esta nueva serie los números "bonitos" (como "A100AA", "A005AA", etc.) habían sido asignados a "autos pertenecientes a ciudadanos comunes de Moscú".

Sin embargo, los periodistas moscovitas pronto detectaron Porsche Cayennes, BMW y otros autos de lujo que lucían las nuevas placas "bonitas", lo que indicaba que podían comprarse. Unos días después de la introducción de la nueva serie, apareció un anuncio en una web de internet que vendía números de placas "bonitos". Por ejemplo, la "A001AA777" se ofrecía por 900.000 rublos (alrededor de 27.000 dólares en aquel momento) y se vendió en tan solo 24 horas.

Algunos conductores todavía creen que pueden comprar ciertos números de placas que lo hagan inmune a ser detenido por la policía o a recibir multas por exceso de velocidad de las cámaras de carretera. Esto resulta ser parcialmente cierto. Es probable que algunos policías de tráfico fuera de Moscú se lo piensen dos veces antes de detener un automóvil con tres letras idénticas en sus matrículas, después de todo, podría pertenecer a algún oficial de alto rango. Pero en Moscú y San Petersburgo, el uso de este tipo de placas solo logran llamar más más atención: un policía de Moscú podría centrarse en un automóvil que portase esta identificación…y en su conductor. Por cierto ¡ningún número te vuelve inmune a las cámaras de tráfico, que emiten multas independientemente de si tu matrícula es "especial" o no!

Abreviaturas mágicas

Dicho esto, existen dos combinaciones asignadas a vehículos del gobierno. El primero es "AMP", anteriormente la abreviatura no oficial de "Administración de la Policía Rusa". Ahora pertenecen a los automóviles del Ministerio del Interior, el Ministerio de Asuntos Exteriores, el Ministerio de Defensa, el Servicio Federal de Seguridad (FSB) y otros cuerpos de alto nivel. El segundo es "EKX" (traducido de manera no oficial como "Conduzco como quiero") que está reservado exclusivamente para automóviles pertenecientes al Servicio Federal de Protección (FSO, no confundir con FSB), los hombres que protegen a los funcionarios de alto rango como el presidente, el primer ministro y los jefes de los principales ministerios federales. Estos dos tipos de placas no están disponibles para "comprarse", ni siquiera en el mercado negro, y los servicios de seguridad vigilan estos números muy de cerca.

Algunas ideas para los números de placa son bastante imaginativas. Hemos visto algunos ejemplos adorables, como "M444AO", que combina el nombre de Mao Zedong con el número chino de la muerte, o "C666ET", que mezcla el nombre de Seth, el dios egipcio del inframundo, junto con el número del diablo. Este último es bastante popular (y caro) en las matrículas.

Hay muchas combinaciones de letras que simplemente tienen un significado amenazante. "BOP" ("ladrón" en ruso) es una combinación popular entre personas que simpatizan con la cultura criminal. "AYE" ("unidad criminal anónima") es otro de este estilo. Incluso hubo una iniciativa en la Duma Estatal para prohibir el uso de tales combinaciones porque "promueven la cultura criminal", pero no llegó a  convertirse en ley. Otra placa que transmite sensación de  peligro es "KPA95". 95 es la región de Chechenia, y la las letras "KPA" son la siglas de " Kadírov Ramzán Ajmátovich ", el nombre de Ramzán Kadyrov, que ha dirigido la República de Chechenia desde la década de 2000. Muchos rusos, consideran que los chechenos tienen un temperamento realmente explosivo. "AKM" (abreviatura de "Kaláshnikov automático modernizado") implica que el conductor es tan amenazante como la legendaria arma de fuego.

Algunas placas de matrícula expresan la actitud desdeñosa del conductor hacia otros automovilistas. Términos como "XAM" ("patán" en ruso), "OPK" ("orco"), "CPY" (que significa "defecar") ya lo dicen todo. Las personas al volante de autos veloces a veces tienen afinidad por matrículas como "YXY" ("woohoo"), "PBY" ("timo") o "PPP" (una imitación del sonido de un motor acelerando).

Si te gustó este artículo, lee el que publicamos sobre matrículas para cochecitos de niños.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies