Como manejar tu automóvil durante el invierno en Rusia y no morir en el intento

Limpiaparabrisas congelados, baterías gastadas, carreteras heladas, conductores locos... esto es solo la punta del iceberg de lo que te puedes encontrar cuando intentes recorrer las carreteras de Rusia. Lee los siguientes consejos y quizás consigas llegar a tu destino

Llantas y 'zapatos'

En primer lugar, debes "cambiarte los zapatos", como dicen los conductores rusos, lo que significa cambiar las llantas normales por las de invierno. Incluso en Moscú, las carreteras se vuelven heladas y si tus ruedas van calvas, entonces podrías encontrarte con tu automóvil deslizándose por todas partes. Si te aventuras más lejos allá de las ciudades, entonces es posible que necesites algunos neumáticos más resistentes y que te ayuden a atravesar la nieve gruesa, el hielo y el barro congelado.

¡Importante!: De acuerdo con las normas de tráfico, debe llevar visible un letrero "Ш" (que significa "шипы" - tachuelas) en la ventana trasera para indicar que tiene instaladas las cubiertas de invierno.

También es una buena idea considerar qué zapatos usarás cuando conduzcas. Saltar al interior de tu automóvil a primera hora de la mañana en invierno será una experiencia fría, a menos que haya dejado el motor en marcha unos minutos antes, así que asegúrate de que tus pies están al menos tibios. Además, vale la pena cambiar las alfombrillas del piso por unas de goma: la nieve, la sal y la lluvia pueden dañar las superficies de los materiales.

Bajo el capó

Tengas un coche viejo o un auto nuevo, en el invierno debes estar muy al tanto de lo que ocurre debajo del capó. Primero, asegúrate de que la batería esté intacta. Para el invierno, es mejor usar una célula eléctrica con 60 Ah o más. Sin embargo, es aconsejable comprar un cargador de batería: si la temperatura cae drásticamente, es posible que lo necesites para arrancar el motor. Un método popular para mantener la batería cargada es quitar la abrazadera del contacto negativo antes de salir del automóvil por la noche; es útil si dejas las ruedas expuestas a los elementos.

Las bujías también deben ser revisadas. Si su auto no arranca, los contactos sucios en los enchufes pueden ser una razón. Y si tienes un motor diésel, no te olvides de llenarlo con combustible especial de invierno.

Cuando te prepare para los meses más fríos del año, también revisa tu aceite de motor: debe tener la viscosidad correcta (indicada por un código). Por ejemplo, cuando el código dice "0W-30", significa que el aceite funcionará a temperaturas de -35 a +30 grados Celsius. Para circular por el centro de Rusia, donde el mercurio rara vez cae por debajo de -30, el aceite con los códigos "0W" o "5W" debería bastarte.

Las carreteras rusas están sucias, así que asegúrate de tener suficiente líquido limpiaparabrisas. Antes de que el verdadero frío se instale, recuerda drenar los limpiaparabrisas con anticongelante, los tubos bloqueados son una pesadilla. Se debe tener mucho cuidado al elegir el fluido a usar para el invierno: no debe contener alcohol ni tener un fuerte olor ya que apestará tu auto.

Busca un líquido con un punto de congelación realmente bajo, alrededor de -30 grados Celsius. De esta manera, sabrás que estarás a salvo (¡si no te aventurará a visitar el Extremo Norte de Rusia!)

Cuidado del automóvil

Cuando se trata de limpiar su parabrisas, no olvide cambiar el limpiaparabrisas. Para el invierno, es mejor usarlos con un armazón de metal firme: el plástico puede deformarse a bajas temperaturas y rayar el parabrisas. Siempre retira tus limpiaparabrisas al dejar el automóvil estacionado; de lo contrario, se congelarán en el cristal.

El uso de lubricantes de silicona en todos los sellos de goma del automóvil (alrededor de las puertas, bota, capó) también puede evitar daños si se congelan. Tener a mano un spray anticongelante también es útil.

Asegúrate de que hay suficiente espacio en tu coche para todos estos artículos de invierno. También se recomienda llevar una cuerda de arrastre, un raspador de hielo, un cepillo para barrer la nieve, una pala y unos guantes.

No cometas ilegalidades

Ser detenido por la policía de tránsito no es algo raro, pero no debes preocuparte por nada. Cumple con estas reglas: mantén el cinturón de seguridad abrochado, ten a mano todos los documentos del automóvil (seguro, licencia de conducir, etc.), ¡y mantente completamente sobrio! Tus placas también deben estar libres de barro y completamente visibles.

De acuerdo con la ley rusa, si eres extranjero, puedes ser expulsado del país tras cometer dos o más ofensas administrativas. No es algo común, así que se sensato.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Lea más