¿Es posible que se legalice la marihuana en Rusia?

Global Look Press
Las presiones a favor de la legalización de la marihuana son débiles y los que se oponen aplican un control estricto

El rapero ruso Guf declaró hace poco que le daría las gracias al presidente Putin si tuviera la ocasión. Poco antes de que llegar al poder en el año 2000, la Duma Estatal amnistió al rapero que había pasado siete meses en prisión por posesión de marihuana.

Quizá la sentencia sea algo sorprendente para algunos, pero la actual ley criminal de Rusia prohíbe la producción, el transporte, el almacenamiento y el uso de la misma manera. Cualquiera de estos supuestos está penalizado con una multa, de unos 700 dólares o por una pena de hasta dos años de labor correccional. El castigo se vuelve más duro de manera proporcional a la cantidad de marihuana y la condena puede llegar hasta los diez años de prisión por exceder los 100 gramos.

A pesar de estas leyes tan severas hay grupos de personas e individuos que presionan con la esperanza de poder ver en el mercado de Rusia marihuana sin criminalizar.

La Marcha de la Marihuana

En mayo del 2011 la gente que presiona a favor de la legalización se tropezaron con la policía en el parque VDNJ de Moscú.

Incapaces de conseguir el permiso necesario de las autoridades para hacer una marcha como parte de un evento anual internacional, los defensores de la legalización optaron por pedir a la gente que fuera al parque VDNJ vestida de rojo, amarillo y verde para hacer una improvisada “festividad del cáñamo”.

Cuando llegaron a la Fuente de la Amistad de los Pueblos, los participantes vieron que la policía había bloqueado todas las entradas al lugar y que prácticamente había cancelado todas las posibles celebraciones.

Así es el escenario habitual para cualquier marhca de la marihuana en Moscú desde 2004, cuando la policía detuvo a 65 de los 200 participantes, según algunas fuentes.

Según estos datos, los partidarios de la legalización dispuestos a mostrar públicamente su convicción es muy pequeño, pero hay mucha más gente que apoya la legalización sin presionar activamente a favor de ello.

Dejando de lado los famosos del hip-hop, qe suelen ser más liberales, el famoso presentador Vladímir Pózner habló a favor de la legalización en abril de esta año y dijo que reduciría significativamente los delitos vinculados al tráfico ilegal de drogas.

Doctores en contra de la hierba

En Rusia no está tan extendida como en otros países la idea de que la marihuana en inofensiva. A pesar de que se utiliza en muchos estados con objetivos médicos, los principales doctores del país eslavo rechazan enérgicamente cualquier posibilidad de legalización.

“No vemos esa oportunidad en Rusia”, declaró el viceministro de Sanidad, Dmitri Kosténnikov en una entrevista. “Por un lado, el consumo de marihuana no está tan extendido en Rusia como en EE UU”.

“Por otro, es evidente el perjuicio que causa la droga. Aunque se presente como una 'droga blanda', está probado que es el primer paso en el camino hacia drogas más duras e incentiva la cultura de la droga”, continuó el viceministro.

Por ello las personas que sufren cáncer y otras enfermedades que podrían abrir el terreno legal a la marihuana no tienen esa oportunidad en Rusia, donde se utilizan otros métodos de anestesia.

Las palabras de Putin

Hay un lobby más organizado entre los agricultores que cultivan cáñamo para uso técnico. Esta planta utilizada por los empresarios no sirve para fumar (tiene menos de un 0,1% de THC), y según afirman, es perfectamente adecuada para la producción de smoothies, pastas de pesto o ropa. Aunque la legislación supone un problema para esta industria, y los productores de cáñamo ven frustradas muchas oportunidades.

“Cada año el Servicio Federal de Control de Drogas y el Ministerio de Interior inspeccionan nuestras plantaciones. […]  El cáñamo tiene muchas propiedades útiles, incluyendo algunas que sirven para curar, pero la regulación no nos permite que las estudiemos. Luchamos con esto”, explica Tatiana Sujorada, doctora de Ciencias Agriculturales en el Instituto de Investigación Agricultural de Krasnodar, en una reciente entrevista en un medio ruso.

Aunque parece poco probable la legalización en Rusia, ya que hay fuertes oponentes a este nuevo escenario. En abril de 2013 Putin lo dejó claro: “Me opongo firmemente a la legalización de la marihuana”. 

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lea más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies