Vladimir Putin y las noches de hockey

De izquierda a derecha: Vyacheslav Fetísov, Vladimir Putin y Pável Buré.

De izquierda a derecha: Vyacheslav Fetísov, Vladimir Putin y Pável Buré.

Mikhail Metzel/TASS
El presidente ruso apadrina una liga de hockey en la que participan otros políticos y multimillonarios.

Al presidente ruso Vladímir Putin le gusta buscar nuevas aficiones. Es ya famoso su interés por las artes marciales, la caza, el buceo o la observación de aves. Cada nueva demostración despierta el interés de la prensa y las imágenes se convierten inmediatamente en virales.

En febrero de 2011, Putin prometió que un día aprendería a jugar hockey sobre hielo. Ni qué decir tiene... cumplió su promesa en tan solo diez meses.

Vladimir Putin. Foto: Aleksey Nikolskiy/RIA NovostiVladimir Putin. Foto: Aleksey Nikolskiy/RIA Novosti

En diciembre Putin se presentó en el hielo con algunas de las estrellas rusas de este deporte: Fetísov, Kasatónov, Kamensky y Buré. El hecho de compartir el terreno de juego con las leyendas de la liga nacional de hockey resultó tan positivo que el evento tenía que repetirse.

Putin mete un gol jugando a hockey

Así fue surgió la Liga de Hockey de Noche, abreviada como NHL. La nueva liga amateur une a veteranos profesionales, entusiastas mandatarios y multimillonarios de la lista Forbes.

Tras finalizar la quinta temporada a principios de mayo los observadores volvieron a señalar que a Putin el poder político no le ayudó a convertirse en una estrella del hockey; aunque sus oponentes no siempre tenían el coraje suficiente como para bloquear al presidente cuando estaba a punto de marcar un gol.

Aunque esta liga no sea tan vistosa como la NHL original, también cuenta con verdaderas historias de éxito. Por ejemplo, el caso del portero Alexéi Diumin que pasó de ser guardaespaldas de Putin a viceministro de Defensa y, después, un gobernador.

Alexéi Diumin. Foto: TASSAlexéi Diumin. Foto: TASS

Y es que hacer ejercicios con Putin no solo es benéfico para la salud sino que también puede serlo para la carrera profesional. En 2015 durante una soleada mañana de agosto Putin ofreció un té de bienvenida a su colega, el primer ministro Dmitri Medvédev, en su residencia de Sochi. Esta sesión de fitness sirvió para tratar de mejorar la situación política del primer ministro, menos popular que el presidente.

Y si Medvédev se entrena con Putin, ¿por qué no pueden hacerlo otras personas? El entrenamiento del presidente ya no es ningún misterio. En octubre el entrenador de crossfit Alexéi Nemtsov reveló cómo Putin se mantiene en forma a pesar de ser mayor de 60 años. El curso de ejercicios se llama simplemente “Vladímir Putin” y 15 minutos al día bastan para sentirse como uno de los líderes más influyentes del planeta. ¿No es un buen trato?

Lea más:

Valeri Jarlámov, la vida breve de un genio del hockey

El delantero del CSKA fue ocho veces campeón del mundo y marcó 185 goles con la selección de la URSS. Murió trágicamente a los 33 años, en un accidente de tráfico

 

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies