Dos siglos de logros científicos rusos cobran nueva vida online

Un traje espacial Sókol- KB2, utilizado por el cosmonauta Yuri Lonchakov, en el Museo del Espacio de Samara.

Un traje espacial Sókol- KB2, utilizado por el cosmonauta Yuri Lonchakov, en el Museo del Espacio de Samara.

Konstantín Chalábov/RIA Nóvosti
Thngs,un nuevo recurso online que muestra los avances de la ciencia en Rusia a lo largo de los últimos 200 años. Numerosos objetos del Museo Politécnico de Moscú están ahora disponibles para cualquiera en cualquier lugar del mundo.

El diseñador y emprendedor Dmitri Démin, fundador de la plataforma Thngs cree que preservar los datos sobre el mundo material es la clave para preservar el conocimiento. “Las cosas son la memoria física de la humanidad, memoria de nuestro pasado y presente”, escribe Démin en su página web. “Sin embargo, las cosas se rompen, se deterioran y desaparecen con el tiempo. Si guardamos información sobre una cosa, podremos guardar la propia cosa”

Cada objeto cuenta con una página propia con una descripción y diferentes archivos que cualquiera puede editar o aumentar. Démin explica que su plataforma ofrece la posibilidad de recrear las cosas, es decir, de transformar lo digital en un objeto físico.

Explica además que siempre quiso hacer algo importante y significativo que también fuera bello y divertido. Su último proyecto “Rusia hace su propio” preserva cientos de objetos de la colección del Museo Politécnico de Moscú, uno de los más antiguos del mundo dedicado a la ciencia y la tecnología.

“Hemos estado trabajando en la wikipedia de las cosas durante los últimos dos años”, explica Démin. “Nos especializamos en hacer imágenes digitales para museos que dan una información completa sobre un objeto. No se trata de nuestro primer proyecto en el Museo Politécnico”.

RBTH ha escogido algunos de los logros científicos conservados en la plataforma Thngs. La colección completa se encuentra disponible aquí

La lámpara de Chíkolev, 1873-1874

La lámpara de Chíkolev, 1873-1874. Fuente: ThngsLa lámpara de Chíkolev, 1873-1874. Fuente: Thngs

Esta lámpara eléctrica, desarrollada por Vladímir Chíkolev, es una lámpara arco con un controlador diferenciado que resuelve el problema de la estabilidad de un arco eléctrico.

La primera bomba atómica soviética, RDS-1, 1949

La primera bomba atómica soviética, RDS-1, 1949. Fuente: ThngsLa primera bomba atómica soviética, RDS-1, 1949. Fuente: Thngs

RDS-1, la primera bomba atómica de la URSS, tenía 3,7 metros de largo y pesaba 4,6 toneladas. La explosión nuclear se desencadenaba por un sistema automatizado que aseguraba que la explosión iba a tener lugar en el punto necesario de la trayectoria. El 29 de agosto de 1949 se realizó la primera prueba con éxito.

El telégrafo Morse, 1897

El telégrafo Morse, 1897. Fuente: ThngsEl telégrafo Morse, 1897. Fuente: Thngs

Este artilugio se utilizaba para la transmisión y recepción de mensajes en código Morse. El transmisor cuenta con una teclas de telégrafo para el input y un mecanismo de grabación controlado por un electroimán.

Robot Sepulka, 1962

Robot Sepulka, 1962. Fuente: ThngsRobot Sepulka, 1962. Fuente: Thngs

El robot Sepulka se desarrolló en un seminario experimental de la sociedad soviética Znánie (Conocimiento), cuya tarea principal consistía en iluminar a las masas. Una grabadora incrustada reproducía el habla, activada por control remoto. Su nombre deriva de varias historias de ciencia ficción y tiene prestaciones de las que se desconoce su propósito. 

Traje espacial Sókol, 1900-2000

Traje espacial Sókol, 1900-2000. Fuente: ThngsTraje espacial Sókol, 1900-2000. Fuente: Thngs

El traje se diseñó para proteger a los cosmonautas de los efectos negativos del vacío en el espacio exterior, la radiación solar, las temperaturas extremas y de la basura espacial y de los micrometeoritos en caso de una colisión en una estación espacial. Contaba con una sistema automatizado para el mantenimiento de la vida.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.