"Cómo aprendí ruso"

Estudiantes en una clase de ruso en la Universidad de la Amistad de los Pueblos en Moscú.

Estudiantes en una clase de ruso en la Universidad de la Amistad de los Pueblos en Moscú.

Grigoriy Sysoev / RIA Novosti
Mucha gente dice que el ruso es demasiado difícil de aprender, sin embargo no todos se dan por vencidos rápidamente. Hemos preguntado a algunas personas que compartan su experiencia con nosotros.

Nick Holdsworth, periodista inglés

La primera vez que fui a Rusia fue en 1991 y aprendí algunas frases y el alfabeto con un libro de frases de la BBC. Una de mis primera frases fue: "el caviar rojo no cuesta tanto dinero", pero me causó problemas porque un amigo me había invitado a una suntuosa cena.

Chenoa Davidson, profesora de inglés

Si hablas ruso sin saber utilizar adecuadamente los casos entonces casi no será coherente. De modo que, aconsejo aprender lenguas eslavas centrándose en la gramática, por lo menos al principio, aunque pueda ser abrumador. Cuando seas lo suficientemente capaz de hacer frases para mantener una conversación sencilla, entonces aparecerá la gramática.

Joe Crescente, escritor estadounidense

Mi consejo es aprender el máximo número de palabras y empezar a hablar, luego llegará la gramática. Cuando hacía un error y alguien me corregía, entonces aprendía y lo recordaba.

Estudié en San Petersburgo con alumnos japoneses que eran muy detallados y se negaban a "salir al mundo" hasta que no tuvieran una gramática perfecta. Yo abría la boca cada vez que podía y esto me fue dando confianza en situaciones diferentes. Es cierto que quizá no todo el mundo me entendía, pero estaba aprendiendo. Cuando más te metes en la cultura, más cómodo te sientes y es imposible hacer eso con un libro de gramática en una habitación.

Lindsay Caudron, estudiante belga

Recuerdo una cosa que para mí fue la más difícil: los verbos de movimiento. Los profesores salían y entraban de la clase y se movían en todas las direcciones tratando de explicar los prefijos. Utilizaban libros, apuntes e incluso sus cuerpos para que pudiéramos entenderlo.

Thomas Giles, estudiante inglés

Empecé en la universidad y luego pasé un año en San Peterburugo. Esto me hizo comprender que la única manera que tienes para aprender una lengua es viviendo en el país, porque te sumerges completamente en la cultura. Cuando estudias puedes cambiar de lengua en clase pero después de la lección te olvidas de la lengua por un tiempo. En cambio, cuando vives en el otro país, el aprendizaje no termina y por eso mejoras mucho.

Aunque ahora viva en Inglaterra vuelvo a Rusia cada vez que puedo. Todavía sigo en contacto con mi profesora de la universidad y creo que ella ve el progreso que he hecho.

Periodista francés (no revela su nombre)

Fue un proceso algo raro ya que tuve que estudiar ruso en España, aunque yo mismo sea francés. Encontré una escuela moderna en Barcelona que daba a los estudiantes la oportunidad de ver la televisión rusa. Pasé mucho tiempo (cinco horas al día durante cinco meses) frente a la televisión. Veía de todo: series, programas, películas. Eso me dio la oportunidad de ver algunas de las realidad de la Rusia actual. Hasta ese momento lo único que sabía de Rusia era a través de la literatura. 

David Flores, periodista español

La pronunciación es muy difícil. Tengo que poner una voz más seria, un poco como el estereotipo, para sonar mejor. También me parece interesante que si la gente te dice que tu ruso es bueno, significa que tienes que mejorar. A la gente extranjera que conozco que mejor hablar, nunca le dicen lo bien que habla.

Enrique Fonseca, periodista mexicana

Una vez le dije a una amiga ruso que calentase el agua para el té: " “Dasha, sgori v ady, pozhaluista” (Dasha, arde en el infierno, por favor) en vez de “Dasha, sogrei vody, pozhaluysta” (Dasha, calienta el agua, por favor).

Lea más

Métodos para aprender ruso gratis en internet 

RBTH selecciona una serie de páginas web para aprender ruso online