Un manual para aprender ruso a través de la literatura y el diálogo intercultural

Dibujado por Natalia Mijáilenko

Dibujado por Natalia Mijáilenko

La fundación Russkiy Mir cuenta con un manual para aprender ruso que explora los vínculos entre Rusia y España.

El gran poeta ruso Alexander Pushkin escribió varios poemas sobre motivos españoles en su cuento El Gallo de Oro.  Su fuente de inspiración fueron los Cuentos de la Alhambra de Washington Irving. Otro poeta ruso, Konstantín Balmont, dijo en una ocasión que el español era “la lengua más melódica y multicolor de todas las lenguas europeas”. 

La cultura rusa y española tienen en común más de lo que podría parecer. El manual Rusia y España, diálogo intercultural, publicado por la fundación rusa Russkiy Mir se basa en esos vínculos entre ambos países para ayudar a los estudiantes de ruso hispanohablantes. Profundiza en las huellas literarias que pueden rastrearse en su influencia recíproca.

Larisa Sokolova, profesora de Literatura Eslava en la Universidad de Granada y promotora del proyecto, destaca “el carácter innovador de este material que recopila textos desconocidos para la mayoría de los estudiantes de ruso”.  Su difusión permitirá acercarlos a una cultura que no les resultará tan lejana como ellos creían.

Sokolova señala referencias de personajes relevantes en la historia de la cultura, como las del filósofo español Miguel de Unamuno. En  una carta al poeta Ángel Ganivet, escritor de la Generación de 98, expresaría a principios del siglo XX que “existen analogías indudables entre el carácter español y ruso: la misma  actitud ante la vida, la religiosidad de las masas y los impulsos místicos de los  elegidos. Incluso la doctrina de León Tolstoy nos es mucho más cercana que a Francia o Italia, países latinizados y demasiado paganos”.

Doce meses de ardua investigación en archivos permitieron sacar a la luz este material que ya ha sido presentado en instituciones como la Universidad Estatal Lingüística de Moscú, el Instituto Cervantes de esta capital y en universidades de Kazajistán, Estonia, Bulgaria, Rumania y Turquía. 

Sokolova afirma que el manual dará un importante impulso al aprendizaje del ruso en España. “Los textos que se encuentran en los libros de referencia no resultaban interesantes, solo había vínculos a Rusia.  La idea era trazar una línea común entre la cultura rusa y la española y solo hemos publicado un 20% de lo que hemos encontrado. Ha sido un trabajo alucinante”.

Rafael Guzmán Tirado, catedrático de Estudios Eslavos en la Universidad de Granada ha sido otro de los artífices de este proyecto. “Nuestra idea ha sido crear un material que llegue a las agencias de viaje, que se conozca la verdadera raíz y que el turista ruso sepa en profundidad lo que han escrito sus poetas de esta región”, añade.

Se trata así de una publicación inédita para hispanohablantes en la que se destacan los rasgos interculturales semejantes. Se trata de crear un nuevo contexto en el que el aprendizaje del idioma ruso se realiza a través de la literatura y de sus contactos con otras artes del arte. Un  concepto que, sin duda, “puede hacer mucho más atractivo estudiar ruso para un español” apunta Sokolova.

La lejana tierra española

El profesor Guzmán destaca cómo en los archivos universitarios han encontrado la primera vez que se oyó hablar en la capital moscovita de la lejana “tierra española”.

No sería hasta finales del siglo XV cuando Guenadi, arzobispo de Novgorod, escribe en una misiva al metropolitano de Moscú, Zósimo, sobre la existencia de una tierra  donde, por fin, han acertado en la manera de tratar a los herejes: los queman. “No estaría mal que nosotros también siguiésemos este método”, añadiría en su carta. El conocimiento del tribunal de la Inquisición supondría una gran conmoción para aquellos clérigos, que realizaron escasas ejecuciones públicas, sobre todo “a modo de experimento”. La temida práctica española no tuvo el mismo arraigo en el país eslavo.

La huella de los mitos de Don Juan y Carmen

La poesía rusa de la Edad de Plata perduraría hasta la Revolución de Octubre de 1917. En el presente manual se habla de esta etapa por la popularidad de los mitos españoles como el de Don Juan.

Larisa Sokolova apunta cómo hay muchas anécdotas de esta etapa. Un ejemplo de ello es la fecha de 1878 cuando “el famoso compositor Chaikovski escribiría la serenata de Don Juan”. Con letra de Alexéi Tolstói, esta canción se hizo muy popular en la Rusia de la época.  Pushkin también contribuiría a la difusión de este mito español con la publicación de una tragedia titulada El convidado de piedra.

La leyenda de Carmen es otra referencia presente y obligada en esta publicación. El profesor Guzmán destaca cómo la figura de Carmen se percibe en la obra poética de Alexander Blok. “Lo más sorprendente es que el mito está contado desde su propia perspectiva y la imagen de Carmen se reconoce como un símbolo de amor fatal”.

La publicación de este manual será una de las joyas que los rusistas granadinos muestren en septiembre de 2015, de cara a la próxima edición del Congreso MAPRYAL  (Asociación Internacional de Profesores de Lengua Rusa y Literatura) que se celebra en esta ciudad española. Sokolova afirma que “son muchos los esfuerzos que se están haciendo para convertir a Granada en una importante capital para esta lengua que acogerá  en su congreso a dos mil rusistas de más de 70 países”.

Más información sobre el manual, aquí.

Haz click aquí para ver el manual 'Rusia y España, diálogo intercultural', en pdf.

Lea más: Cómo aprender ruso sin moverte de casa>>>