El fiasco de la aviación soviética al inicio de la Segunda Guerra Mundial

Las tropas nazis destruyeron gran parte de los aviones.

Las tropas nazis destruyeron gran parte de los aviones.

wikipedia
Durante la Segunda Guerra Mundial se adquirió consciencia sobre la importancia de la aviación militar, sobre todo tras la temprana destrucción de la mayoría de los aviones.

La Segunda Guerra Mundial supuso al mismo tiempo el nacimiento de la aviación militar rusa y el periodo más duro de su historia. En 1941 las fuerzas aéreas soviéticas sufrieron una gran derrota. Durante los primeros seis meses de la guerra perdieron casi el 70 % de sus aviones de combate. El 22 de junio, el día del inicio de la operación militar, las pérdidas ascendieron a 1.200 aeronaves, de las cuales más de la mitad ni siquiera llegaron a despegar.

Durante este mismo periodo, los alemanes sufrieron grandes daños, casi 4.000 aviones, una cifra que superaba las pérdidas de todas las campañas anteriores de la Wehrmacht juntas. Pero no obstante, el equilibrio seguía del lado de Alemania. Las pérdidas del 22 de junio dejaron paralizados de asombro a los generales soviéticos. El comandante de la aviación del distrito militar de Bielorrusia se desesperó hasta tal punto que después de sobrevolar sus aeródromos acabó suicidándose.

La aviación alemana tenía razones para ser considerada la mejor del mundo. Gracias a su alta calidad de combate, acabaron con la superioridad de la aviación del Ejército Rojo, que era tres veces mayor. Los pilotos alemanes tenían como objetivo eliminar las estaciones de seguimiento, equilibrando incluso la superioridad táctica de la aviación soviética en determinadas partes del frente. Los pilotos del Ejército Rojo hicieron gala de una gran valentía, entrando en combates aéreos contra los aviones enemigos, pero esto no bastó para cambiar el curso de la situación.

Fedor Levshin/Ria novostiFedor Levshin/Ria novosti

Las causas de la derrota

El parque de aviación del Ejército Rojo era extremadamente heterogéneo. En él figuraban tanto aeronaves nuevas (como por ejemplo el Il-2, el “tanque volador”), como unidades anticuadas, y el número de aviones antiguos era tres veces mayor. Sin embargo, hasta los modelos modernos tenían defectos sustanciales: la calidad de los motores de la aviación soviética dejaba mucho que desear y los sistemas de comunicación por radio funcionaban con muchos fallos. El blindaje de los cazas soviéticos era tan vulnerable, que hasta las débiles ametralladoras de los bombarderos alemanes podían perforarlo.

wikipediawikipedia

El proceso de formación del personal de vuelo era muy apresurado, los pilotos apenas tenían tiempo de dominar los nuevos modelos. En vísperas de la guerra, las escuelas de vuelo soviéticas tenían un excedente de estudiantes y en cada curso se licenciaban miles de nuevos pilotos. Los volúmenes de licenciados eran tan elevados, que dejaron de otorgar títulos de oficial a los nuevos pilotos para no hinchar las plantillas. No todos los jóvenes pilotos eran profesionales.

Los defectos genéticos de la aviación soviética

wikipediawikipedia

No obstante, es más complicado establecer las causas del trágico año 1941 para la aviación soviética. Es necesario considerar que la creación de unas fuerzas armadas profesionales en la URSS había comenzado literalmente diez años antes de la guerra. Las fábricas de aviones a menudo se construían a campo abierto, sin una base de materiales adecuada ni la cantidad necesaria de ingenieros y trabajadores cualificados. Además, la aviación es uno de los tipos de armamento moderno más complejos desde el punto de vista técnico. Para su creación es necesario contar con una industria química, radioelectrónica y metalúrgica desarrollada. Todo esto también se fue creando sobre la marcha en la Unión Soviética.

Los ingenieros aprendieron en gran medida gracias a los errores cometidos. Los defectos de los motores de la aviación limitaban su libertad de acción, y los intentos de resolver este problema a corto plazo tuvieron serias consecuencias. Otro problema consistía en el estado del personal de mando. Las represiones estalinistas no hicieron más que agravar este problema. El nivel de formación y experiencia militar de los pilotos soviéticos no era lo suficientemente alto. Apenas habían tenido ocasión de probarse hasta unos años antes de la guerra en las condiciones de la guerra en España. La resolución de los errores cometidos antes de la guerra se fue llevando a cabo a medida que la aviación soviética superaba sus enfermedades congénitas.

Lea más:

Tu-95: el símbolo más ruidoso de la Guerra Fría

En noviembre de 1952 realizó su primer vuelo el Tu-95, el primer bombardero intercontinental soviético y el último avión fabricado por orden de Stalin.

 

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies